Subsidio a gasolina: ¿Impulso a cultivos ilícitos en fronteras?

Google

CAracol

Las hectáreas de coca sembradas en los departamentos de frontera pasaron de 30.517 en 2010 a 105.356 en 2019

La ley de fronteras, que entró en vigencia en 1995, estableció medidas en materia social y económica, con miras a mejorar la condición de vida en los departamentos que limitan con otros países. En esos territorios, no sólo se ha venido registrado un crecimiento considerable en los cultivos ilícitos, sino, además, una concentración en la producción de coca, incremento que, para algunos analistas, sin bien no es el único factor, estaría asociado al bajo precio de la gasolina, teniendo en cuenta que, con la mencionada ley, existe un subsidio al combustible.

Al revisar las cifras de hectáreas de coca sembradas en el país, se registró una disminución pasando de 169.000 en el 2018 a 154.000 en el 2019, se evidencia un crecimiento de los cultivos ilícitos en departamentos de frontera como: Amazonas, Arauca, Boyacá, Cesar, Chocó, Guainía, La Guajira, Nariño, Norte de Santander, Putumayo, Vaupés y Vichada.

Publimayo

En 2010 había en esas zonas 30.517 hectáreas de cultivos ilícitos; la cifra pasó a 105.356 en 2019. Además, se evidencia que el departamento de frontera con mayor número de hectáreas en el año 2019 fue Norte de Santander con 41.710 y le sigue Nariño con 36.964.

MIRADA AL IMPACTO DE LA LEY DE FRONTERA

La Ley de Frontera, sostienen analistas, se pensó como una respuesta a las necesidades esas zonas y se vio en ella una herramienta para enfrentar el contrabando de combustible y avanzar en soluciones de orden social y económico, pero sostienen que en su implementación se ha detectado que uno de los factores que podría explicar el crecimiento de los cultivos ilícitos, es el subsidio a la gasolina.

El director de la Fundación Paz y Reconciliación, León Valencia, destacó los buenos propósitos de la ley, pero señaló que está concretamente por el bajo precio de la gasolina, lo que generó un efecto colateral que incidencide en el incremento de los cultivos de coca.

«El insumo más importante en la producción de la pasta de coca es la gasolina y gasolina barata hace que sea más rentable la producción de pasta de coca y la de cocaína. De manera que sí es un factor, ahora, es uno de los factores de una ley que es beneficiosa, porque apuntaba a aliviar situaciones de las comunidades y a ofrecer ventajas a las comunidades, especialmente en la frontera con Venezuela, donde teníamos una gran producción al otro lado de gasolina por parte de Venezuela».

Los analistas llaman la atención sobre el elevado número de estaciones de servicio en zonas donde hay una alta concentración de cultivos y de producción de coca, al punto de superar las necesidades de estos territorios, tal como lo explicó Daniel Rico, experto en economías criminales, quien también indicó que dicho combustible es clave para economías ilegales como el narcotráfico, la minería ilegal.

«Lo que vamos a encontrar es que en pueblos donde hay 20 motos, 2 carros y tres lanchas, tienen un consumo de combustible como si fueran una ciudad, por qué, porque todo ese combustible se desvía hacía los cultivos, el mejor ejemplo es el del Tambo y Argelia (Cauca). El informe de Naciones Unidas mostraba que los niveles de consumo de combustible de estos dos municipios eran casi iguales a los de una ciudad como Popayán y son municipios en los que la cantidad de personas es muy limitada, la movilidad, el uso de los recursos de hidrocarburos de transporte, son pocos, no hay una industria, no necesitan una planta eléctrica (…) eso es simplemente desvío…»

En todo caso, el experto considera que la Ley de Fronteras, que entre otras buscaba atacar el contrabando, terminó convirtiéndolo en «interdepartamental» y habló de la necesidad de que exista un mayor control en la distribución del combustible en los territorios.

Agregó que: «El crecimiento de los cultivos ilícitos es multicausal, no hay una sola situación, depende de muchas cosas, el control territorial, la capacidad del Ejército, la presencia de las Fuerzas Armadas, los programas de erradicación, la penetración de carteles internacionales. Lo que podríamos decir con toda certeza es que el objetivo de negarle el acceso a la gasolina a esas estructuras no se ha logrado y, por el contrario, estas estructuras pueden acceder a la gasolina a un menor precio. Ahora, con ley o sin ella, los gastos de la gasolina para estas organizaciones son marginales y las seguirían comprando».

EL PAPEL DE LA GASOLINA EN LA PRODUCCIÓN DE COCAÍNA

Para explicar la demanda de la gasolina o de otros insumos, hay que mencionar tres etapas de la producción, la primera consiste en una etapa de extracción de la pasta básica de cocaína, luego el proceso de purificación para obtener la base de cocaína y finalmente la conversión a clorhidrato de cocaína.

La mayor demanda de gasolina, explicó a Caracol Radio Hernando Bernal Contreras, líder del Área de Análisis Temático del Sistema Integrado de Monitoreo de Cultivos Ilícitos de UNODC, se da en el proceso de extracción de la pasta básica de cocaína y en lo que llaman «los mayores enclaves de producción y esos mayores enclaves se están dando en las regiones fronterizas».

«La mayor demanda de gasolina se encuentra especialmente en la Región Pacífica, en la Región Putumayo-Caquetá y en la Región Catatumbo, con menos cantidad la Región Amazonía. Como se puede ver todas estas regiones son fronterizas. Entonces son las zonas fronterizas donde se encuentra el 67% de la coca, las que mayor demanda de gasolina presentaron, por ejemplo, en el año anterior. Solamente la Región Pacífico, que comprende los departamentos Cauca, Valle del Cauca, Chocó y Nariño, tuvo una demanda de 22 millones de galones de gasolina, solamente para el cultivo de coca», indicó el experto.

Los estudios de la UNODC, el Ministerio de Justicia, la Policía Antinarcóticos y el Cuerpo Técnico de Investigación señalan que para extraer 1 kilo de pasta básica de cocaína se requiere en promedio 283 litros de gasolina. En el caso del año pasado, se utilizaron 464 millones de litros de gasolina en el proceso de extracción.

Sin embargo, hay que precisar que la Oficina de la ONU contra la Droga y el Delito no ha asociado o planteado que el incremento de los cultivos en esas zonas haya sido ocasionado por los beneficios de la Ley de Frontera, pero si se habla de un incremento en los cultivo ilícitos en las regiones mencionadas.

Google