Fiestas Covid en Putumayo caldo de cultivo de brote

Google
Fiesta Covid-19 en una finca de Puerto Caicedo Putumayo/Policía Nacional

Germán Arenas – LBM

El pasado fin de semana se registraron 120 fiestas Covid en el departamento del Putumayo según el reporte de la policía, de las cuales 38 fueron en Mocoa.

A pesar del toque de queda de 48 horas y la ley seca, varios habitantes de este apartado departamento hicieron caso omiso a las medidas adoptadas por el Gobierno Departamental, que en forma afanosa busca evitar el contagio del virus que hoy cobra 1033 infectados y 40 fallecidos en una población de 285 mil habitantes según el último censo DANE.

En Mocoa su alcalde Jhon Jairo Imbachi, se dio la tarea en la noche del sábado de recorrer la ciudad tanto en el área urbana como rural y se sorprendió con varias fiestas hasta con una juega de gallos, las cuales tuvo que terminar.

Publimayo

Mientras el alcalde apagaba fiestas Covid, el comandante de la policía del departamento coronel Francisco Gelvéz Alemán, inspeccionaba varios municipios del medio y bajo Putumayo, donde el panorama era similar al de Mocoa, muchas fiestas, encuentros deportivos y personas en los ríos de paseo.

En el barrio Los Sauces de la capital del departamento, se denunció la realización de un campeonato de microfútbol donde centenares de personas participaban varias de ellas consumiendo bebidas alcohólicas, allí y luego de la intervención de la policía se registró una trifulca entre uniformados y comunidad dejando como saldo dos policías heridos con golpes en la cabeza ocasionados con piedras.

Un llamado

El gobernador del Putumayo Buanerges Rosero Peña, hizo un llamado a la comunidad en general para que se acate las disposiciones adoptadas mediante decreto para evitar el aumento del contagio.

Reitero que el pico y cédula, el toque de queda  entre semana de 6 pm a 5 am del día siguiente de lunes a viernes;  el toque de queda de fin de semana de 48 horas iniciando los viernes a las 6 pm y terminando el lunes a las 5 am, más la ley seca entre otras disposiciones son medidas no de represión ni de castigo sino, medidas de prevención ante el aumento de los casos, y ante una red hospitalaria muy débil para atender la pandemia.

“La Covid-19 no es un juego, es una realidad que estamos viviendo. Hoy me tocó a mí y a mi familia vivirlo en carne propia donde vi de cerca la muerte pero gracias a papito Dios, y mamita María estoy salvado”; subrayó el mandatario.

Las fiestas Covid, son un verdadero caldo de cultivo de brote señaló el mismo gobernador quien anunció que la policía tuvo que crear la línea “Caza infractores Covid-19 3123792627”, para que la comunidad denuncie las fiestas y otras actividades no permitidas.-

Google