El Secreto de Maria Elena

Google

Por : Felipe Alfonso Guzmán Mendoza

La alcaldesa María Elena Lara juró que defendería la vida de los habitantes de San Francisco, Putumayo. Siete meses después, con cero casos covid19, su municipio se perfila como el vividero más seguro sobre la faz de la tierra. ¿Cuál es su secreto?

Los envidiosos dirán que el logro de la alcaldesa no es ninguna hazaña, pues su municipio tiene apenas 7.000 habitantes. Pero en Colombia hay 222 municipios con menos población que San Francisco y a la fecha tienen entre todos más de 3 mil contagiados y 97 fallecidos por la enfermedad de moda.

María Elena dice que mantener al coronavirus fuera de las fronteras es un logro colectivo. La comunidad entendió que era necesario hacer un sacrificio, y lo hizo. Pero como no falta “el vivo” que quiera ponerse el pueblo de ruana, la Policía ha estado las 24 horas de todos los días ejerciendo autoridad; su comandante, el intendente Juan Carlos Sons, cuenta con un pequeño grupo de uniformados que multiplican sus energías para garantizar el cumplimiento de las normas.

Publimayo

El presbítero Jhon Fredy Torres Mejía desempeña una labor importante a través de su emisora; el personero William Fernando Muñoz, el director de núcleo Wilson Carmona y todo el equipo de gobierno municipal, hacen lo que les corresponde y un poco más. Todos orientan, corrigen y asisten a la comunidad. En San Francisco nadie hace una reunión ni desarrolla una actividad sin la aprobación y control de las autoridades.

¡A METROS!

Por estos días se habla mucho de decretos, multas, camas UCI y hasta de medicamentos mágicos, pero hasta el momento está demostrado que lo más seguro contra el coronavirus es el distanciamiento.

Lo entendió María Elena desde el principio. Cuando había cero casos en el departamento de Putumayo, su hermano estaba varado en Pasto y le pidió auxilio para regresar a San Francisco; ella se negó. “La ley es para todos”, le dijo. De la misma manera ha procedido con sus funcionarios. Si alguno tiene que salir por razones médicas o de fuerza mayor, al regresar tiene que someterse a aislamiento estricto durante catorce días.

En la operación retorno de los estudiantes verificó minuciosamente que cada uno estuviera en cuarentena; les envió provisiones y ejerció vigilancia con la ayuda de la misma comunidad.

La alcaldesa es dulce y de trato amable con la comunidad, pero muy estricta cuando de hacer cumplir las normas se trata. El que la hace la paga. Cerca de quinientos infractores han sido sancionados con sendos comparendos por violar el pico y cédula o cualquiera de las reglas establecidas para el control de la pandemia.

El distanciamiento se impuso en San Francisco, la comunidad lo ha aplicado y ya hace parte de su rutina, de tal forma que el comercio y el sector agropecuario han tenido todas las garantías para laborar.

CORAZÓN GRANDE

Los alcaldes quieren beneficiar a su comunidad, pero no siempre toman las decisiones correctas. En la actual crisis, la alcaldesa María Elena acertó al darle un enfoque integral a su gestión: Información, capacitación y control, para que la comunidad no se enferme; apoyo a los sectores productivos, para que la economía no se quiebre, y asistencia a las familias vulnerables, para que la vida sea de todos.

Ella está pendiente de que ancianos, niños, jóvenes y familias de escasos recursos reciban los subsidios del estado, y verifica que las ayudas que hacen los gobiernos departamental y nacional lleguen a los más necesitados. Agradece el respaldo que el Gobernador y el Presidente de la República le han dado a su gestión.

Es casi imposible que San Francisco se mantenga cero covid19 por mucho tiempo. “Le digo a la gente que nos mantengamos escondidos lo más que podamos, pero el coronavirus es muy traicionero y en cualquier momento puede aparecer. Lo importante es que el día que llegue la vacuna no tengamos que lamentar algo que hicimos o dejamos de hacer”, dice la alcaldesa.

María Elena Lara le ha dado un manejo impecable a la difícil situación que atraviesa el mundo. ¿Cuál es su secreto? Ejerce un liderazgo con afecto y autoridad.

Google