Asaí : Una oferta del bosque

Google
Foto: Asaí, Iván Montero – Instituto SINCHI

Instituto Sinchi

El asaí es el fruto de una palma amazónica, la misma que los deforestadores tumban y queman para apropiarse de la tierra o para emprender actividades productivas insostenibles como la ganadería extensiva, cultivos de uso ilícito o minería ilegal.

En Visión Amazonía se adelantan diferentes estrategias para detener la deforestación, una de ellas es impulsar asociaciones de productores campesinos que hacen aprovechamiento de productos no maderables del bosque como el Asaí, esa palma solitaria que crece cerca a las riveras de los ríos y en zonas inundables, que produce un fruto apetecido por el mercado internacional por sus propiedades nutritivas y antioxidantes, y, por ser rica en calcio, vitaminas, hierro, zinc, magnesio, fibra, ácido oleico, una grasa saludable tipo Omega – 9, entre otros nutrientes.

El pilar de Desarrollo Agroambiental de Visión Amazonía acompaña a 16 organizaciones que están enfocadas en la reconversión ganadera (no fomento ganadero), sistemas agroforestales con caucho y cacao y una apuesta a los productos no maderables del bosque donde han sido más fuertes las palmas de asaí, moriche o canangucha, seje y el camu- camu.

Publimayo

Los productos no maderables del bosque son todos aquellos que hacen parte de esa oferta de la selva, donde el bosque permanece en pie. Así nació Asoprocegua en el año de 1996, haciendo el aprovechamiento sostenible de esos productos no maderables. Hoy es una organización líder en la región y en Colombia.

Don Flaviano Mahecha, su representante legal, es un campesino que ha entendido que mantener el bosque es más rentable que tumbarlo. “Quemar el bosque es quemar la plata, es quemar nuestra comida”. Esa frase la pronunció algún día hablando sobre las quemas y hoy es recordada y mentada por todos los que protegen los recursos naturales de la Amazonía colombiana.

Asoprocegua se ha dejado acompañar de la institucionalidad. Entidades como la CDA, el Instituto Amazónico de investigaciones Científicas SINCHI, el Sena, las Gobernaciones y Alcaldías del departamento de Guaviare han apoyado el apalancamiento de recursos para aprender sobre la selva, conocer sus dinámicas y poder hacer un aprovechamiento sostenible de ella.

Jaime Barrera, investigar del Instituto SINCHI comenta al respecto “con recursos de distintos proyectos se hizo un inventario de todas las especies que se encuentran por hectárea de bosque, diferentes a la madera, y se adelantaron estudios que permitieron cuantificar entre 66 y 86 palmas de asaí por hectárea, el número de racimos por palma, la cantidad de frutos de cada racimo, cómo es cada cosecha, cuánto se demora la palma en dar frutos, cuál es el punto adecuado de recolección y se identificaron los factores ambientales que podrían afectar la palma. Hoy se tiene con la CDA un plan de manejo para 175 familias que busca el aprovechamiento de 400 ton de fruta al año”.

Cuenta don Flaviano, que de la mano del Instituto SINCHI recibieron toda esa transferencia de tecnología y que así han aprendido sobre el cultivo y el aprovechamiento del asaí, así se establecieron las tasas de cosecha más adecuada para garantizar la palma en el medio ambiente y una buena productividad para los campesinos. Toda esa información ha sido acopiada en publicaciones oficiales, que reposa en la página web del Instituto SINCHI y es de libre acceso al público digital.

De los 234 asociados de Asoprocegua, 23 son mujeres cabeza de hogar, 37 son familias que han retornado después de la época de desplazamiento y 175 de esas familias campesinas, son la que utilizan el asaí para generar ingresos familiares.

Los asociados de Asoprocegua son agricultores comprometidos con la conservación del bosque a través no solo del aprovechamiento sostenible sino de la firma de acuerdos de conservación por 7.075 hectáreas con Visión Amazonía, programa del Ministerio de Ambiente y Desarrollo Sostenible, que según Yezid Beltrán, líder del Pilar de Desarrollo Agroambiental, invertirá un total de 3.135 millones de pesos durante la ejecución del proyecto.

Visión Amazonía a través del Instituto SINCHI apoya y acompaña a Asoprocegua en el fortalecimiento de la planta de procesamiento de pulpa. Esta planta está ubicada en la vereda Agua Bonita del municipio de San José del Guaviare. También reciben acompañamiento en temas de fortalecimiento de la cadena productiva, particularmente en temas de acceso a mercados.

Don Flaviano Mahecha expresó que con el apoyo de Visión Amazonía, fortalecieron el centro de acopio y adquirieron equipos técnicos para lograr mejorar los procesos de postcosecha. La inauguración y puesta en marcha de la planta de procesamiento estaba planeada para mayo de 2020 pero por temas de la crisis por Covid, se aplazó para octubre de este año. Esta planta tendrá la capacidad de procesar aproximadamente 300 toneladas de fruta por cosecha, una capacidad instalada importante para ofertar la pulpa y para abastecer el mercado nacional. Se espera que la planta pueda atender las necesidades de otras 300 familias más de la región que también aprovechan esta fruta amazónica.

El asaí es un producto que no estaba dentro del consumo de los colombianos. El nombre de la especie identificada en Guaviare es Euterpe precatoria, palma solitaria de aproximadamente 22 metros de altura, cuyo fruto es considerado una de las especies promisorias por su alto potencial de aprovechamiento y la creciente demanda del mercado de productos exóticos.

Actualmente hay restaurantes nacionales que ofrecen el asaí en diferentes presentaciones como helados, jugos y bowls y hacen público en sus cartas que es un producto de la Amazonía colombiana cosechado de manera sostenible. De este proceso también hace parte Bioguaviare, Corpocampo y Amavit, quienes se encargan de la comercialización de productos amazónicos de Caquetá, Guaviare y Putumayo en las principales ciudades del país.

Google