La combinación fatal que tiene en crisis a los pueblos petroleros

Google
En la refinería de Barrancabermeja, Santander, pandemia disminuyó explotación de hidrocarburos. Recién retomaron actividades. Foto: Jaime Moreno Vargas. Archivo EL TIEMPO

ElTiempo

Covid-19 y la caída de los precios del petróleo dejaron a unas 5.000 personas del gremio sin empleo.

Una crisis sin antecedentes afronta el sector petrolero en el país como consecuencia de la fatal combinación del coronavirus y la caída de los precios del petróleo, reconoció el presidente ejecutivo de la Asociación Colombiana del Petróleo (ACP), Francisco José Lloreda.

En los últimos tres meses, por culpa de la pandemia, el consumo de hidrocarburos cayó en un 30 por ciento, mientras que por la caída de los precios del petróleo la producción del crudo se redujo en 170.000 barriles, se cayeron las exportaciones en un 59 por ciento y apenas hay un taladro de exploración operando en el país.

La crisis también dejó 5.000 empleos menos, según la Unión Sindical Obrera (USO), una reducción del 20 por ciento en el recaudo de impuestos en los territorios y vendrá una importante disminución en los giros de regalías, que podría ser del mismo porcentaje para el próximo año, que afectará con mayor rigor a regiones petroleras como Meta y Casanare.

El presidente de la ACP, gremio de la industria de hidrocarburos del sector privado, señala que ambos fenómenos han conducido a la industria del petróleo en el ámbito internacional a la peor crisis registrada en su historia.

Publimayo

Por la caída vertiginosa de la demanda de petróleo y gas, especialmente de crudo, al concluir abril llegó a 30 millones de barriles de consumo menos en el mundo; es decir, más del 30 por ciento. Esto nunca había ocurrido, sostiene Lloreda. En Ecopetrol señalan que en Colombia ha disminuido en mayor proporción el consumo de gas natural vehicular y el sector industrial.

Según la ACP, por el desplome de los precios del petróleo, en Colombia cayó la producción de crudo, que a mediados de mayo llegó a 700.000 barriles y concluyó el 31 de mayo en 720.000 barriles. Es decir, 170.000 barriles menos de lo que alcanzó a producir el país en enero (890.000 barriles).

Lloreda sostiene que las exportaciones totales de Colombia cayeron el 28 por ciento y en petróleo y sus derivados llegó al 59 por ciento.

Para Ecopetrol el panorama no es tan trágico, pero reconocen que en el primer trimestre del 2020 se presentaron condiciones de mercado retadoras como la caída de más de 65 por ciento en el precio del crudo Brent frente al cierre de 2019.

No obstante, en Ecopetrol señalan que la compañía enfrentó ese panorama con una sólida posición operacional y financiera, así como con un portafolio de inversiones competitivo.Empresas afectadas

En el país, cerca del 70 por ciento de la producción es de Ecopetrol y el 30 por ciento es de privadas, o de compañías privadas con la empresa estatal, y eso impacta la industria como un todo, dice Lloreda.

El mayor impacto es en las privadas, que son medianas o pequeñas empresas en las que los costos de operación son más altos que los de Ecopetrol, porque tienen que pagar una tarifa muy alta por transporte del crudo por oleoductos, al contrario de Ecopetrol, que le regresan dineros porque es la principal propietaria del transporte.

El presidente de la ACP señaló que en los últimos tres meses las empresas han tenido que cerrar campos y pozos, y hay compañías que están en serias dificultades, aun cuando espera que ojalá logren salir adelante porque en Colombia los últimos seis años se ha visto un proceso gradual de desinversión.

Ecopetrol
Instalaciones del Campo La Cira Infantas ubicado en el corregimiento El Centro, de Barrancabermeja.Foto:Suministrado

Los últimos tres meses las empresas han tenido que cerrar campos y pozos, y hay compañías que están en serias dificultades

En el caso de Ecopetrol, la compañía tuvo que cerrar cerca de 300 pozos (no campos completos), lo que redujo la producción en cerca de 24.000 barriles diarios y representa el 3,2 por ciento de toda la producción del Grupo Ecopetrol.

No obstante, gracias a la estrategia de eficiencias y ahorros aplicada por la compañía, en la actualidad más del 90 por ciento de la producción del Grupo Ecopetrol sigue siendo rentable a los actuales niveles de precios.

A su vez, el alcalde de Puerto Gaitán, Jorge Plazas, contó que algunas de las siete operadoras de su municipio, el mayor productor de crudo del país, cerraron algunos campos petroleros.

Allí, el resguardo indígena Alto Unuma adelanta una minga por temas de covid-19 y los posibles incumplimientos de la operadora, en la que cerraron el ingreso a personas particulares a unos pozos de Rubiales, afectando la operación.

Meta y Casanare, que producen más del 60 por ciento de los hidrocarburos en el país, se van a ver afectados por la disminución de los giros de regalías en una cifra que podría ser superior al 20 por ciento, con respecto al presente año, según proyecciones de la Agencia Nacional de Hidrocarburos.

La administración de Puerto Gaitán también recibirá menos regalías el próximo año. Este año contempla recibir alrededor de 92.000 millones, que se podrían reducir entre 25 y 30 por ciento para el 2021, según Plazas.

El director de asuntos jurídicos de la USO, Camilo Acero, señaló que aún hay más de mil trabajadores de la industria petrolera sin recuperar los puestos de trabajo de los más de 5.000 que quedaron cesantes en estos últimos meses, de las empresas contratistas de Ecopetrol.

El alcalde Plazas señala que en su municipio, de 1.500 a 1.200 empleos se desactivaron cuando comenzó la pandemia, aun cuando se están empezando a retomar unas obras y va a haber la posibilidad de que personal vaya ingresando.

En Ecopetrol señalan que han hecho todos los esfuerzos para no despedir a ningún trabajador vinculado directamente a la compañía. De los 13.000 trabajadores del Grupo Ecopetrol, cerca de 9.000 trabajan desde sus casas.

Aunque la compañía había suspendido actividades para operar con un mínimo indispensable en las operaciones, paulatinamente la empresa está reactivando su operación de manera gradual de 156 frentes de trabajo en diferentes zonas de Colombia, como construcción de facilidades y perforación y completamiento de pozos.

Campo de producción de petroleo Akacías en el Meta
Campo Akacías, en Meta.Foto: Cortesía Ecopetrol

En el departamento del Meta, donde se concentra una mayor actividad en la ejecución de proyectos, se han reincorporado 1.371 trabajadores en 74 frentes de trabajo. En el caso de Casanare se han reincorporado 61 trabajadores en tres frentes de trabajo en campo.

En Puerto Gaitán, dice el alcalde, también se han visto afectados hoteles y negocios de ropa, calzado, peluquerías y establecimientos con venta de licor, donde ha dejado una crisis económica muy grande.

Finalmente, el Grupo Ecopetrol señala que ha venido cumpliendo a cabalidad las directrices del Gobierno por la pandemia del covid-19 y se han tomado las medidas para garantizar la continuidad de las actividades indispensables como el suministro de combustibles que requiere el sector de la salud, el transporte de alimentos y la atención de la emergencia en Colombia.

Barrancabermeja le teme al desempleo

En Barrancabermeja, Santander, la actividad económica depende en gran parte de la refinería de Ecopetrol y los pozos petroleros. La pandemia disminuyó la actividad de explotación de hidrocarburos, que apenas se está retomando.

“En primer lugar, la caída en los precios del petróleo reduce la inversión en el sector por unas perspectivas de beneficios más baja. En segundo lugar, están los sectores 
conexos y alternativos al energético que también reducen su intensidad por la pandemia. Todo esto incide de forma adversa en los niveles de actividad económica”, indicó Héctor Romero, docente de la Escuela de Economía y Administración de la Universidad Industrial de Santander (UIS).

Estos factores inciden en los empresarios de Barrancabermeja. Arturo Jaraba, administrador de Talleres Unidos Ltda, proveedor de la industria petroquímica y petrolera, manifestó que se generó una desaceleración en las solicitudes y en los trabajos en general del sector. “Vemos reflejado esto en las ventas y la participación de los proyectos. Esto tiene un efecto inmediato”, indicó.

Según Alfonso Eljach, alcalde de Barrancabermeja, se tiene una proyección donde el municipio dejaría de recibir el 30 por ciento del presupuesto, es decir, 200.000 millones de pesos.

Además, el reinicio de la actividad petrolera en la zona del Magdalena Medio se ha visto truncado por bloqueos de la comunidad, que pide mayores garantías para volver a trabajar tras el fallecimiento de un trabajador de Ecopetrol por covid-19.

“No es un momento fácil, esos precios del petróleo no se nos estaban pasando por la cabeza y en este momento hay una recuperación del precio, pero el efecto en la mano de obra y el sector empresarial no va al mismo ritmo. Todo cae en un momento, pero subir toma tiempo”, indica el alcalde Elijach.

Para el docente de la Escuela de Economía y Administración de la UIS Héctor Romero, el desempleo y la informalidad aumentarán a tal punto que “se convierte en un círculo vicioso que hace más relevante el desarrollo de políticas públicas focalizadas en estas zonas geográficas”.

Google