La CLAR aporta 33.000 dólares para combatir el coronavirus en la Amazonía

Google

VidaNuevaDigital

Los primeros frutos de la campaña #TodosSomosAmazonía beneficiará a comunidades indígenas en seis países de la región panamazónica

Desde el inicio de la campaña #TodosSomosAmazonía, el pasado mes de mayo durante la Semana Laudato si’, la Confederación Latinoamericana y Caribeña de Religiosas y Religiosos (CLAR) ha liderado un ‘gesto solidario’ para combatir el impacto de la pandemia del Covid-19 en la región panamazónica.


Los primeros frutos de la invitación a “una acción urgente y unificada” para reunir recursos económicos que posibilite la compra de insumos hospitalarios y kits de protección para las comunidades indígenas, no se ha hecho esperar.

Publimayo

Positiva recepción

“La campaña #TodosSomosAmazonía inició el 19 de mayo, y desde el primer momento ha sido muy bien recibida por la vida religiosa latinoamericana y caribeña, en sus diversas realidades, con lo cual hemos podido recaudar 33.013 dólares en el primer mes, y ya contamos con nuevos ingresos”, comenta a Vida Nueva la Hna. Daniela Cannavina, secretaria general de la CLAR.

La religiosa argentina también detalla que “prontamente se fueron recibiendo las donaciones, de modo que, paralelamente, nos pusimos en contacto con diversas realidades de los seis países de la Amazonía que hacen parte de la CLAR, para ver la mejor manera de cubrir necesidades puntuales”.

Pueblos indígenas beneficiados

En la Amazonía brasileña, la CLAR ha apoyado con 4.000 dólares la campaña de la Conferencia de Religiosos de Brasil a favor de la Amazonía. Otros recursos han sido destinados a la misión que desarrolla el Equipo Itinerante de Apoyo de Emergencia del Consejo Indigenista Misionero, beneficiando a pueblos indígenas de Rondônia, Amazonas y Mato Grosso (con una inversión de 5.000 dólares), lo mismo que a algunos pueblos recién contactados en el occidente de Pará, donde viven cerca de 4.700 indígenas Parakanã, Araweté y Arara da Cachoeira Seca en 80 aldeas, así como algunos Itunas-Itará en aislamiento voluntario (con un aporte de 4.000 dólares). Canastas básicas de alimentación, jabón líquido casero, semillas para plantar y tejidos para la confección de máscaras de protección caseras, son algunos de los resultados de este ejercicio solidario.

En Colombia, la vida religiosa latinoamericana ha contribuido con la compra de medicamentos por un valor de 2.000 dólares para las poblaciones indígenas de Puerto Nariño –en el departamento de Amazonas–, con el apoyo de las Hijas de la Caridad, al tiempo que ha apoyado el trabajo intercongregacional en el Putumayo, de la mano del Vicariato Apostólico de Puerto Leguízamo-Solano, con un aporte de 4.000 dólares que permitirá garantizar la seguridad alimentaria en medio de la pandemia.

En el caso de la Amazonía ecuatoriana, la CLAR apoya al pueblo Waorani, en materia de salud, a través de la acción integral que coordinan Cáritas, las lauritas, los jesuitas y la Red Eclesial Panamazónica (REPAM). Para ello fueron destinados 4.000 dólares. 

En Venezuela, con la mediación de la Conferencia Venezolana de Religiosos (CONVER), se han destinado otros 4.000 dólares, distribuidos entre los proyectos que lideran las terciarias capuchinas de la Sagrada Familia con comunidades Waraos, las franciscanas del Corazón de Jesús con el pueblo Pemón, y las misioneras consolatas con los indígenas Panares y con comunidades del Vicariato Apostólico de Puerto Ayacucho.

En la Amazonía Boliviana, concretamente en las comunidades autóctonas y etnias de Trinidad –en el departamento de Beni–, la vida religiosa apoya con 4.000 dólares la acción solidaria que lideran las Hijas de la Caridad, que incluye medicinas y ‘ollas comunes’ para mitigar el hambre.

De igual forma, la CLAR ha hecho llegar 2.000 dólares para contribuir a la Campaña por la Amazonía de la Conferencia de Religiosos de Perú, que proporciona medicamentos a las comunidades indígenas del nororiente de la selva peruana amazónica.

Agradecimiento y transparencia 

Como expresión de agradecimiento con las congregaciones y las personas que se han vinculado a #TodosSomosAmazonía, la CLAR ha publicado en su portal web la rendición de cuentas de estos recursos. “Desde el inicio nos propusimos ser trasparentes y llevar adelante un ritmo de comunicación que indique semanalmente el ingreso de los recursos, también a través de videos motivadores”, apunta la Hna. Daniela.

En su mayoría, las donaciones provienen de congregaciones religiosas presentes en América Latina y el Caribe, aunque también se recibieron aportes de congregaciones religiosas europeas y de tres laicos. Se han recaudado ayudas en dólares, euros y pesos colombianos.

¡Vamos por más!

“¡Vamos por más!”, alienta la CLAR: “rogamos a toda la vida religiosa, dentro de sus posibilidades, continuar un tramo más de camino a favor de la Amazonía”.

La campaña también incluye una convocatoria a profesionales del área de la salud dispuestos a apoyar solidariamente a las comunidades más afectadas por el Covid-19 en la Panamazonía, en calidad de voluntarios.

Google