Quince años de impunidad, tras el crimen del ciclista Álvaro Verdugo

Google

ElEspia

El 20 de junio los familiares recordaron la fecha del cumpleaños del deportista putumayense a quien, un sicario lo ultimó de varios disparos en la tarde del 5 de septiembre de 2005, momentos en que se ejercitaba en su bicicleta.

“Álvaro Fernando Verdugo, (Q.E.P. D), que junto al padre celestial cumplas un año de bendiciones. Te recordaremos toda la vida. Feliz cumpleaños. Jamás olvidare esa fatídica tarde siempre día a día me acompañas y con más fuerza llevaremos el legado de estar montado en una bicicleta”, manifestó Héctor Verdugo, primo de la víctima de homicidio. Según recuerda, ese día realizaban un recorrido entre Mocoa y el puente sobre el Río Caquetá, cuando lo sorprendió la muerte.

El pedalista, fue atacado por un hombre que le disparó momento en que se movía en su bicicleta.

Publimayo

En su historia Álvaro, había participado en varias competencias regionales. Las famosas clásicas radio Sindamanoy, 1300 AM, clásicas a los territorios nacionales, vuelta internacional Domingo a Domingo en el valle del Cauca y varias carreras en el departamento de Nariño.

Álvaro Verdugo, entrevista con Radio Sindamamoy. Roberto Ortiz.

Para el 2005, año del asesinato de Verdugo, tenía 47 años de vida, el pasado sábado, hubiera cumplido 62 años de vida. El deseo de los familiares, sus hijos y esposa, de haberle celebrado también el día del padre.

En relación con el crimen del ciclista mocoano, la Fiscalía, no tuvo la capacidad de exclacercer como tantos hechos, el asesinato de Verdugo.

Tras el crimen del ciclista, las autoridades investigaban la versión que señalaba como posible causa, denuncias que él había hecho sobre unos desfalcos de dinero en una sociedad empresarial a la cual pertenecía en Mocoa. Quince años después, los responsables del deceso del ciclista, siguen libres, sin haber pagado ni un solo día de cárcel, por negligencia e inoperancia de la justicia del Putumayo.

Google