Vía Pitalito-Mocoa, vuelve y juega

Google

LaNación

Después de un año de anunciado el plan remedial para atender el grave deterioro de la vía Pitalito-Mocoa, despegó la primera fase con la intervención de 13 puntos críticos. La meta es retomar en agosto, la construcción de la autopista de Cuarta Generación paralizada desde agosto de 2015.

La Agencia Nacional de Infraestructura (ANI) puso en marcha la primera fase del llamado Plan Remedial del proyecto Santana-Mocoa-Pitalito-Neiva, paralizado desde hace 4 años y diez meses.

El presidente de la entidad, Manuel Felipe Gutiérrez, anunció que la meta por ahora es la intervención, en un plazo de tres meses, de los sitios críticos entre Pitalito-Mocoa, impactados en mayo pasado por avalanchas torrenciales.

Publimayo

La intervención despegó el sábado pasado con la instalación de los puestos de control para iniciar el mejoramiento de la vía, el reparcheo y construcción de la infraestructura afectada recientemente por la temporada invernal.

La primera fase de las obras contempla la intervención en 44 puntos críticos, de los cuales se han ubicado 12 de manera prioritaria, ubicados principalmente en los municipios de Pitalito, San Juan de Villalobos, Mocoa y Santana.

Las obras demandarán inversiones por 29 mil millones de pesos, que hacen parte del patrimonio autónomo, constituido para el manejo de los recursos provenientes de los peajes.

El plazo será de tres meses, contados a partir del 8 de junio cuando se iniciaron las labores de rocería y mantenimiento preventivo. La segunda fase, probablemente se iniciará en agosto, con la entrada en operación del nuevo operador. ¿Esta vez será?

Nuevo comienzo

Después de cuatro años y diez meses años de estar suspendido, el proyecto tomó un nuevo aire. Por lo menos para recuperar los tramos de la carretera impactados por los deslizamientos de tierra que deterioraron severamente la infraestructura.

“Tenemos unos tiempos claros con un cronograma, con unas metas para recuperar la vía, antes del próximo 30 de agosto, con unos compromisos serios, con unos compromisos pactados”, aseguró Luis Carlos Pineda, contralor Delegado de Participación Ciudadana, quien será garante del inicio y terminación de los trabajos.

“Nos hemos puesto un plazo hasta el 30 de agosto para la intervención y finalización de los puntos críticos, algunos requieren la revisión y diseños y la generación de nuevos estudios y diseños”, anticipó Luis Eduardo Gutiérrez, vicepresidente de la Agencia Nacional de Infraestructura.

“Este plazo hasta el 30 de agosto lo que vamos a garantiza es que se tengan estudios y diseños y las obras de los puntos críticos que quedaron consignados en el acta y en el otrosí No. 6”, afirmó.

En la firma del acta de inicio estuvieron presentes los alcaldes de Pitalito, Édgar Muñoz; de Acevedo, Mocoa, San Agustín y de Santa Rosa (Cauca). También el representante a la Cámara por Putumayo, Carlos Ardila. Los congresistas y diputados y dirigentes gremiales y empresariales huilenses brillaron por su ausencia.

Vía Pitalito-Mocoa, vuelve y juega 6 22 junio, 2020

Los compromisos

Las intervenciones previstas, en la Fase I del Plan Remedial, contemplan como atención prioritaria,  la remoción de derrumbes, bacheo, mantenimiento rutinario mayor y menor y rocería. Además, la realización de diseños para la atención de sitios críticos y para el desarrollo de actividades que garanticen la prestación del servicio y transitabilidad por esta zona del país.

El inicio de estas obras abarca la intervención en 44 puntos críticos, ubicados a lo largo del de todo el corredor, de los cuales se realizarán operaciones de manera inmediata en 13 de ellos.

Entre el 8 y 15 de junio se iniciaron actividades de mantenimiento rutinario, atención de derrumbes a lo largo del corredor, en seis puntos entre río Guineo y Pitalito.

“De los 13 sitios críticos priorizados se han realizado intervenciones en el PR 32+100 en río Guineo. En este sector se perfiló el talud 1.5 metros, se hizo sellado de fisuras, se instaló control de tráfico. Además, se cuenta con maquinaria en el sitio para encausar el río”, anunció el vicepresidente de Gestión Contractual Luis Eduardo Gutiérrez.

Los otros 12 puntos críticos adicionales comenzaron a ser intervenidos en cumplimiento de las acciones puntuales contenidas en el acta y el otrosí adicional.

“En el sitio ya está la maquinaria requerida para esas actividades, se colocaron los puestos de control, los puntos de contención y se activaron  los controladores”,  explicó  el alcalde de Pitalito, Edgar Muñoz Torres.

Además, se inició el proceso de contratación del personal necesario que se requiere. Las obras están contenidas en el Otrosí No. 6 adicional al contrato de concesión.

La Fase II, que arrancará posiblemente en agosto  incluirá la ejecución de las otras obras previstas en el contrato original suscrito en 19 de agosto de 2015.

“La meta para este año es realizar la cesión efectiva del contrato a un nuevo inversionista y poder darle continuidad al proyecto, o continuar con el proceso de caducidad en caso de que los interesados no cumplan con los requisitos habilitantes y/o no se apruebe el Plan Remedial por parte de la entidad”, anunció el  presidente de la ANI, Manuel Felipe Gutiérrez, quien estuvo acompañado de sus  vicepresidentes, Luis Eduardo Gutiérrez, Diego Morales y Fernando Ramírez.

Vía Pitalito-Mocoa, vuelve y juega 7 22 junio, 2020
El inicio de las obras con los puestos de control

Los estragos

Las remociones en masa ocurridas entre el 14 y el 20 de mayo ocasionaron 21 deslizamientos significativos y cuatro grandes taponamientos en la vía Pitalito-Mocoa, y destrucción de la banca en varios tramos.

Las avalanchas en serie afectaron diez puentes, seis de ellos vehiculares  y cuatro peatonales, en las regiones de Villa Fátima y Montecristo.

Las lluvias torrenciales taponaron alcantarillas a lo largo de la vía, obstruyeron vías terciarias, impactaron  en múltiples sitios  la banca restringiendo severamente la movilidad  entre Huila y Putumayo.

Además,  13 acueductos rurales, impactó la banca de la carretera Pitalito-Mocoa en varios tramos, destruyó las obras de arte y parte de la infraestructura vial.

Los aguaceros inclementes y las crecientes repentinas, arrasaron cultivos  de café, centros de producción de trucha y vivienda rural, obras de infraestructura, redes de conducción y varias bocatomas.

Los logros

La reactivación del proyecto, permitirá  recuperar la vía, mejorar la movilidad y restablecer el tránsito de vehículos de carga, entre ellos los carrotanques que transportan combustible.

“Con mucha satisfacción puede asegurar que la presión de los alcaldes del sur, de las comunidades  y dirigentes de Pitalito y Mocoa, logramos reactivar este proyecto para  recuperar esta vía, es un logro extraordinario”, explicó el alcalde laboyano Edgar Muñoz.

“La Contraloría vigilará el cumplimiento de ejecución fase 1 del Plan Remedial, las veedurías cívicas y los alcaldes vamos a vigilar que se cumpla este plan”, explicó.

“Lo que si nos dio tristeza fue la total ausencia de la clase dirigente del Huila, ni dirigentes empresariales, ni los congresistas, ni diputados estuvieron  en esta cruzada”, afirmó.

En la mesa técnica de presentación del plan remedial estuvieron el contralor delegado para la Participación Ciudadana, Luis Carlos Pineda y el Secretario de Vías e Infraestructura del Huila Germán Ortega.

Vía Pitalito-Mocoa, vuelve y juega 8 22 junio, 2020

Recuperación

“La idea es que en el sector de El Cable  hasta Bruselas se han identificados tres puntos críticos, dos que requieren estudios y diseños y uno  que ya tiene los estudios y que ya iniciamos a intervenir,  Igualmente hay otros puntos en Putumayo que se van a intervenir”, precisó estimó el presidente de la entidad oficial, Manuel Felipe Gutiérrez.

“Con estas obras vamos a garantizar que en ese plazo habrá transitabilidad en los dos carriles en estos plazos en los que nos hemos comprometido”, anunció el funcionario.

Adicionalmente, la administración municipal adoptó  el plan de intervención inmediata, diseñado por la mesa de trabajo interinstitucional con el fín de restablecer las condiciones de movilidad  y transitabilidad segura de los vehículos que circulan por ese corredor vial comprendido entre el batallón Magdalena hasta el sector conocido como El Cable.

El mandatario laboyano facultó  a la Oficina municipal de ambiente y gestión del riesgo para construir el respectivo protocolo para la normalización del tránsito en este sector, lo que permitirá el restablecimiento del tránsito de carrotanques  que transportan combustible.

Los tropiezos

La autopista de cuarta generación cuesta 3,87 billones de pesos  31 de diciembre. El contrato fue firmado el 18-agosto-2015.

El contrato fue firmado con el consorcio Infraestructura Vial para Colombia quien se quedó con la licitación. Sin embargo, terminó en manos de  Aliadas para el Progreso, encargada de la ejecución.

El consorcio está conformado por las firmas Carlos Alberto Solarte Solarte S.A.S (con un 62,2%), CASS Constructores –también de los Solarte– (con 30,7%) y Latinoamericana de Construcciones S.A (con 7%).

El proyecto debía comenzar a intervenir 447 kilómetros  entre Mocoa y Neiva, la construcción de un túnel falso de 400 metros en Pericongo y  dos túneles de 90 metros, cada uno, en la vía Mocoa-San Juan de Villalobos.

Además, debía iniciar la construcción 36 kilómetros en calzada sencilla, incluidas variantes en Mocoa, Villa Garzón, Puerto Caicedo (Putumayo)  y en el Huila la vía Mocoa-Bruselas-Pitalito recobraba especial atención.

Aliadas para el Progreso,  también debía acometer la rehabilitación de la vía Pitalito- San Agustín y de la variante El Juncal; un tercer carril entre Hobo-Gigante y la construcción de la variantes en Gigante, Hobo, Campoalegre y Timaná. También abarca   soluciones viales para la zona de Los Altares, Pericongo y Puerto Seco,  obras de conexión en Surabastos y el cruce hacia Algeciras.

La inversión total se fijó en tres billones de pesos de los cuales $1,5 billones costará la obra y otro aporte similar el mantenimiento.

Cinco años después la obra quedó paralizada, entre otras razones, por los enredos judiciales del principal accionista, originados por los sobornos de la firma Odebrecht.

La obra quedó con un avance del cinco por ciento, según la Agencia Nacional de Infraestructura.

En febrero de 2019, la ANI inició un proceso sancionatorio por incumplimiento de algunas obligaciones contractuales. Le impusieron varias sanciones.

Sin embargo, el proceso administrativo para declarar la caducidad  por incumplimiento grave, contrario a lo anunciado por el Ministerio del Transporte y la ANI, no está en la agenda. Sólo se activó un plan remedial para enderezar el contrato y evitar la caducidad, que puede tardar varios años.

El 3 de junio de 2019 la ANI anunció un plan para reactivar el proyecto. El grupo empresarial antioqueño Ethuss estaría interesado en asumir el contrato de concesión pero nunca despegó.  El 19 de noviembre de 2019 el propio  presidente Duque anunció que  compañía CCA Colombia Corp asumiría  la ejecución de la obra.

Según el gobierno, la firma, filial de la compañía China Construction América,  estarían interesada en adquirir la compañía  Aliadas, dueña del proyecto, según la oferta vinculante que presentó. Sin embargo, se frustró  porque al comprar la compañía tendría que pagar de entrada cerca de 23 mil millones de pesos de las multas por incumplimiento, hecho que no está saneado.

Ahora se contempla la cesión del contrato, cuyo plazo vencerá el 30 de agosto.  Y lo más grave, Aliadas  no descarta la posibilidad de demandar al Estado, evento.

Google