¿Por qué Minhacienda no gira $ 383.184 millones para cuidar el bosque?

Google
l 17 de marzo, en tiempo de coronavirus, EL TIEMPO pudo constatar más de 20 Incendios activos en el resguardo de los Nukak, una área que se supone está protegida.
Foto: Tatiana Rojas Hernández

ElTiempo

Estos recursos serían destinados para enfrentar la crisis climática y para las áreas protegidas.

Entre el 2017 al 29 de febrero de este año se han recaudado 1,3 billones de pesos del impuesto al carbono, un tributo creado para ayudar a resolver algunos problemas ambientales y para hacerle frente el cambio climático en el país.

Sin embargo, esa enorme suma permanece en el Presupuesto General de la Nación en manos del Ministerio de Hacienda sin que el Ministerio de Ambiente los pueda usar.

Publimayo

Al consultar las estadísticas de recaudo mensual por tipo de impuesto en la Dian, entre el 2017 y febrero del 2020, han recaudado 1,3 billones de pesos. De los cuales, el 5 por ciento de este impuesto (63.864 millones de pesos recaudados entre 2017 y febrero de 2020) deberían estar en la subcuenta de Herencia Colombia.

Mientras que un 25 por ciento (319.320 millones de pesos recaudados entre 2017 y febrero de 2020) deberían estar en la subcuenta de Ambiente y Desarrollo Sostenible. Es decir, un total de 383.184 millones de pesos, pero la ejecución y disponibilidad presupuestal de estas subcuentas del Fondo Colombia en Paz (FCP) reportado en el último informe semanal, disponible del 20 al 24 de abril de 2020, está en ceros.

¿Por qué? Pese a que con estos recursos se podrían impulsar proyectos que ayudarían a proteger los recursos naturales, especialmente en un momento crítico que supone degradación ambiental después de la pandemia, el Ministerio de Hacienda no ha autorizado al Ministerio de Ambiente ni al Fondo Colombia en Paz (FCP) para usarlos, según afirman fuentes de esas carteras.

De acuerdo con el director del FCP, Juan Carlos Mahecha, pese a que el Ministerio de Ambiente ya cumplió su parte y el DNP también, están a la espera de un paso que les corresponde al Ministerio de Hacienda.

“Solo falta la firma del ministro de Hacienda, Alberto Carrasquilla, porque deben verificar que existan los recursos para poderlos entregar. Cuando lo autorice, yo recibo la plata y la entrego como se haya previsto en el contrato”, dice.

Teniendo en cuenta la situación fiscal del año, las autoridades correspondientes tomaron medidas que hicieron que estos recursos no estuvieran disponibles en el 2019

Impuesto al carbono
Esta es la ejecución y disponibilidad presupuestal de las subcuentas del Fondo Colombia en Paz reportado en el último informe semanal disponible del 20 al 24 de abril de 2020.Foto:
carbono
Como se puede ver, la subcuenta Herencia Colombia, a la que le corresponden 5% del impuesto (2017 a febrero de 2020) igual a $63.864 millones, está en ceros. Foto:
Archivo particular
carbono
La subcuenta Ambiente y Desarrollo Sostenible, a la que le corresponde el 25% del impuesto (2017 a febrero de 2020) igual a $319.320 millones, también está en ceros.Foto:

Tres años esperando la aprobación 

Este enredo burocrático estalló en el 2018, cuando se hicieron algunos cambios que alertaron a los ambientalistas. Para esa época -con la aprobación de la ley de páramos y la modificación del artículo 223 de la reforma tributaria-, el recaudo del impuesto al carbono iría al Fondo Colombia en Paz y no al Fondo de Colombia Sostenible.

También se pactó que el 25 por ciento del dinero iría directamente a manejar la erosión costera, conservar ecosistemas estratégicos y al cuidado de fuentes hídricas; un 5 por ciento, a fortalecer el Sistema Nacional de Áreas Protegidas, y el 70 por ciento restante se destinará al posconflicto “con criterios de sostenibilidad ambiental”.

Es decir, que una buena tajada de los recursos se invertirán en proyectos de sostenibilidad ambiental en el marco del posconflicto. Pero nada de eso ha ocurrido. 

Para que esos recursos llegaran al Ministerio de Ambiente y se pudieran usar, esta entidad tenía que crear una subcuenta en el FCP. También debía determinar un Plan Operativo de Anualidad de Pagos (Poap). Explicar en qué iban a destinar el dinero y presentar los proyectos detallados para que se les pudiera desembolsar.

Aunque lo hicieron en el 2019, no les fueron girados los recursos. Al parecer, por problemas fiscales del país.

Según la viceministra de Políticas y Normalización Ambiental del Ministerio de Ambiente, María Claudia García, “este ministerio solicitó mediante oficio la creación de la subcuenta “Ambiente y Desarrollo Sostenible” en el FCP. También se presentó los Planes Operativos Anuales – POA para el año 2019 de las subcuentas Ambiente y Desarrollo Sostenible y Herencia Colombia, las cuales contaron con aprobación el 4 de febrero de 2019”, explicó. 

Pero, según García, no fueron girados porque “teniendo en cuenta la situación fiscal del año, las autoridades correspondientes tomaron medidas que hicieron que estos recursos no estuvieran disponibles en el 2019. Para ese año hubo un recorte y se cayó la ley de financiamiento”.

La viceministra García también asegura que los recursos no se usaron para ninguna otra cosa, porque tienen destinación específica en la ley. 

Y aunque este diario contactó a la oficina de comunicaciones del Ministerio de Hacienda, para conocer si los recursos siguen disponibles, no hubo respuesta.

Nuevamente volvieron a presentar los respectivos POA para el año 2020, que ya fueron aprobados. También remitieron un oficio al FCP solicitando la asignación de recursos al impuesto al carbono para las subcuentas Ambiente y Desarrollo Sostenible y Herencia Colombia. Aún así, los números de estas cuentas siguen en ceros.

Aunque este diario le preguntó al director del FCP, Juan Carlos Mahecha, si no consideraba urgente la disponibilidad de esos recursos por el contexto de la emergencia sanitaria,  Mahecha dijo: “La actual contingencia demanda que desde el nivel central aceleremos la implementación de los programas y especialmente que podamos asegurar los recursos para tal fin. Esa es nuestra prioridad y en esa línea estamos orientando nuestros esfuerzos”.

Anta la falta de celeridad en la ejecución de estos recursos, la Procuraduría General de la Nación, le solicitó al Ministerio de Hacienda y al Fondo de Colombia en Paz, presentar un informe en el que expliquen las razones por las que no se ha hecho efectiva la ejecución del dinero recaudado por medio del impuesto al carbono y que detallen el estado actual de las subcuentas, así como la destinación que se le ha dado a esos recursos.

Ante la solicitud, la respuesta del subdirector jurídico del Ministerio de Hacienda, Diego Ignacio Rivera, revela la falta de coordinación entre estas instituciones. «El Ministerio de Hacienda no detenta funciones de decisión para el manejo de los recursos provenientes  del impuesto al carbono. Quien decide sobre la inversión de esos recursos es el Fondo de Colombia en Paz y el Ministerio de Ambiente», dijo en respuesta a la solicitud de la Procuraduría. 

Si bien es cierto que no deciden sobre estos recursos, el Ministerio de Hacienda tiene la responsabilidad de girarlos sabiendo que todo los trámites ya surtieron el proceso. Pese a que EL TIEMPO se contactó con la oficina de comunicaciones del Ministerio de Hacienda para conocer qué necesitan para cumplir con su parte, no hubo respuesta.  

Google