Variante San Francisco – Mocoa: la riesgosa e interminable carretera en la selva de Colombia

Google
Édgar Torres, líder de la Veeduría Ciudadana de Mocoa para la Construcción de la Variante. Foto: María Fernanda Lizcano.

Mongabay

  • El posible reinicio de las obras de la variante San Francisco-Mocoa, luego de tres años de estar frenada, preocupa a conservacionistas y líderes indígenas. Traería consecuencias catastróficas para una reserva forestal en el departamento de Putumayo.
  • Mongabay Latam presentará este martes 9 de junio «Colombia: un elefante blanco oculto en la selva de Putumayo», un especial que será publicado en la versión impresa y digital del diario El Tiempo.

La variante San Francisco – Mocoa empezó a construirse en 2011, pero seis años más tarde, en 2017, la obra se detuvo por la posible afectación a una reserva forestal en el departamento de Putumayo, Colombia. Hoy indígenas y ambientalistas están preocupados por la posible reactivación de la obra.

Mongabay Latam presentará este martes 9 de junio «Colombia: un elefante blanco oculto en la selva de Putumayo», un especial que será publicado en la versión impresa y digital del diario El Tiempo.

Para la construcción de este «elefante blanco» se invirtieron cerca de 100 millones de dólares y aún falta terminar el 60 % de la vía San Francisco – Mocoa. Concluirla tardaría otros 10 años y 482 millones de dólares adicionales. Desde el punto de vista ambiental, se estima que el reinicio de las obras provocaría una deforestación de 12 000 hectáreas, según un estudio de Conservation Strategy Fund y la Fundación para la Conservación y el Desarrollo Sostenible (FCDS), y se podrían activar la minería de cobre y la colonización dentro de la reserva forestal.

Publimayo

Desde el gobierno, hay optimismo respecto al reinicio de las obras en la variante San Francisco – Mocoa, en especial desde el punto de vista económico, luego de que el Banco Interamericano de Desarrollo (BID) retirara su apoyo al proyecto. «Hemos encontrado 38 nuevas fuentes de financiación», explica Guillermo Toro, director técnico del Instituto Nacional de Vías (Invías).

Una obra que amenaza la selva

La vía San Francisco – Mocoa generaría pérdidas económicas y es la más riesgosa e ineficiente en términos ambientales entre las 10 carreteras que se planean construir en la Amazonía colombiana.

“Cuando comenzó la construcción de la vía mucha gente vino para apropiarse de baldíos. Una señora deforestó 15 hectáreas de bosque primario e hizo un campamento grande para montar su negocio», cuenta el guardabosques Arcesio Gómez.

San Francisco – Mocoa iba a ser un ejemplo de infraestructura verde. Hoy es un elefante blanco en la selva del piedemonte amazónico y al gobierno le quedó una multimillonaria deuda con el BID. Lo construido se está deteriorando y reactivar la obra sería una catástrofe ambiental.

Google