¿Cómo se logra mantener a 367.860 personas sin contagios de covid-19?

Google
Policía y Secretaría de Salud realizan controles a todos los que ingresen al departamento.
Foto: Cortesía: Alcaldía de Mocoa

Fuente: ElTiempo

Putumayo es uno de los seis departamentos que aún no registran casos de coronavirus.

Luego de que se conociera el primer caso de coronavirus en el país, el pasado 6 de marzo en Bogotá, el país adoptó una serie de medidas que llevaron a que desde el pasado 24 de marzo exista un aislamiento preventivo para evitar la propagación del virus.

Hoy, cuando el país se encuentra con 8.613 casos confirmados y 378 muertes, seis departamentos continúan sin registrar el primer contagio: Putumayo, Arauca, Guainía, Vichada, Vaupés y Guaviare.

En el caso de Putumayo, con una población de 367.860 personas, autoridades señalan que las estrictas medidas que han tomado para evitar los contagios comprenden toques de queda, además cuentan con los cierres en las tres entradas terrestres, más la fluvial en el muelle La Esmeralda y solo pueden acceder los vehículos con excepciones.

El alcalde de Mocoa, Jhon Jairo Imbachi, señala que todo se ha basado en un trabajo coordinado entre las alcaldías y la gobernación que ha permitido el actual éxito.

“Hemos procurado que la gente esté informada 24 horas sobre prevención y cuidado –resalta Imbachi–; siempre estamos difundiendo la promoción de los cuidados y cómo atender la emergencia, además de los nueve puestos de control que tenemos en la ciudad para evitar que la gente desobedezca las medidas”.

Publimayo
Controles en el putumayo
El equipo de la Secretaría de Salud de Mocoa realiza limpiezas en las calles y vehículos.Foto:
Cortesía: Alcaldía de Mocoa

En la actualidad, el departamento cumple un estricto toque de queda que de lunes a jueves va de 6:00 p. m. a 5:00 a. m. (solo se puede salir con pico y cédula) y los fines de semana, incluido festivos, se cumple desde el viernes hasta el lunes.

El mandatario asegura que otro mecanismo utilizado es el de transportar productos del campo a la ciudad, para así evitar que se presenten aumentos en los precios de elementos necesarios para la alimentación de los ciudadanos.

“Los puntos más críticos de la ciudad –explica el alcalde– han sido atendidos a tiempo, con la entrega de mercados y logrando que la gente no se desespere. No ha sido fácil, porque el tiempo pasa y muchos comerciantes o gente sin trabajo no tiene cómo generar un ingreso, pero es necesario acatar la norma”.

Para ingresar a Mocoa, es necesario que las personas que vienen de afuera entreguen sus datos y se registren con la Policía. También, los puestos de control cuentan con personal de la salud para conducir a las personas a una cuarentena de dos semanas hasta descartar que no tienen ningún síntoma.

Controles en el putumayo
En conjunto con el Ejército y la Policía Nacional, las autoridades de Mocoa mantienen los controles en todo el territorio.Foto:
Cortesía: Alcaldía de Mocoa

El alcalde de Mocoa asegura que en los barrios y veredas también la comunidad ha instalado puestos de control para evitar la circulación de quienes no acatan la norma.

A la fecha, según informe de la Policía, se han impuesto 3.000 comparendos y 30 personas han sido detenidas por reincidir en la violación de la cuarentena.Una medida necesaria

Sin embargo, que hoy Putumayo se encuentre libre de contagios no solo se debe a que la ciudadanía ponga de su parte, sino a una súplica de sus mandatarios, como lo señala Deccy Ibarra, presidenta de la Cámara de Comercio Departamental.

“Acá los mandatarios casi que le rogaron a la ciudadanía que se quedara en la casa –asevera Ibarra–; porque si la región se llega a desbordar de casos, no hay forma de atender a nadie”.

La región, hasta el momento, cuenta solo con 13 camas UCI de una clínica privada inaugurada en noviembre del año pasado en Puerto Asís. En Mocoa, se espera pronto la inauguración de un hospital público que tendría 40 camas UCI (camas que aún no llegan).

Según el alcalde, el Instituto Nacional de Salud prevé unos 50 casos críticos en Mocoa, los cuales, en este momento, no se podrían atender. También, se espera la llegada de 10 ambulancias medicalizadas.

“Hemos mantenido una armonía, pero eso no va a durar mucho tiempo –advierte Imbachi-; no tenemos la capacidad hospitalaria ni el personal médico, aún no llegan las ayudas alimentarias del Gobierno y muchos comerciantes empiezan a desesperar.

Mocoa venía de una crisis por una avalancha donde no se había reactivado la economía y caímos en otra calamidad pública”.

Controles en el putumayo
El coronel de la Policía manifiesta que pese a las dificultades, los municipios han encontrado mecanismos para sostenerse ante la falta de recursos.Foto:
Cortesía: Alcaldía de Mocoa

Según cifras de la Cámara de Comercio de Putumayo, del sector comercial, comprendido por unos 11.000 establecimientos, solo se encuentran abiertos supermercados, tiendas y farmacias, es decir, solo un 15 por ciento está abierto.

“El comercio es nuestro fuerte y muchos comerciantes ya están desesperados –señala Deccy Ibarra–; si el Gobierno piensa levantar la cuarentena, le pedimos que lo haga de una forma inteligente y que se evalúe bien, porque Putumayo no se puede dar el lujo de tener ningún caso”.

De acuerdo con el coronal Francisco Gélvez, comandante de la Policía de Putumayo, se han dado algunas protestas pacíficas por parte de la comunidad, pues a medida que pasa el tiempo, ha sido más difícil mantener a las personas en sus hogares.

“La policía ha tenido que sacar de su bolsillo para donar unos 1.000 mercados –asegura el coronal–; es difícil para la gente, pero la Guardia Indígena también nos ha ayudado con eso, la gente debe permanecer en casa, por lo menos mientras se fortalece nuestra red de salud”.

El coronel manifiesta que pese a las dificultades, los municipios han encontrado mecanismos para sostenerse ante la falta de recursos.

Por ejemplo, Puerto Guzmán, en el Medio Putumayo, donde se produce más yuca, ha empezado a realizar trueques con San Francisco, Zona Alta, donde se produce más fruta.

Estos trueques son acompañados por las autoridades para evitar la aglomeración de personas.

Google