¿A qué se refieren cuando hablan de calamidad pública?

Google

Fuente : ElTiempo

Este lunes la alcaldesa de Bogotá, Claudia López, declaró la calamidad pública en Bogotá.
Foto: Carlos Ortega. EL TIEMPO

El secretario jurídico, William Mendieta, explicó el alcance de la medida adoptada.

El término ‘calamidad pública’ no puede ser más escandaloso. De hecho, cuando la alcaldesa de Bogotá dio a conocer esta declaratoria ayer, en la mañana muchos medios de comunicación se alertaron.

Sin embargo, aunque la medida responde a una situación de salud pública que amerita toda la atención, la calamidad pública funciona como una estrategia para que el Distrito pueda hacer uso de los recursos y responder a las necesidades de una situación en particular.

Publimayo

EL TIEMPO habló con el secretario jurídico, William Mendieta Montealegre, quien explicó que la Ley 1523 señala también como una calamidad pública una pandemia, pues esta se enmarca dentro de ese concepto. Es decir, es una situación que por sus características y magnitudes puede afectar de manera grave a la población.

Esta ley, la 1523, es la que regula el Sistema Nacional de Gestión del Riesgo y Desastres. “A esta acudimos cuando ocurrió la tragedia de Mocoa, Putumayo, y a la que hemos acudido cuando suceden grandes desastres naturales”, explicó Mendieta.

Por primera vez se está usando para calamidad pública, que es la otra figura, diferente a la de desastre natural como un terremoto o una avalancha.

Ahora bien, la declaratoria se da en Bogotá por dos situaciones. En este momento es necesario que algunas entidades o secretarías del Distrito puedan tener los recursos para adquirir bienes y servicios para afrontar la calamidad mediante la figura de la contratación directa.

Eso quiere decir que no se requerirán los tres meses de licitación para adquirir, por ejemplo, medicamentos, tapabocas, pruebas o contratar más personal. Claro está, el Distrito se compromete a salvaguardarse en los principios y en las obligaciones jurídicas. Solo se va a usar en los casos en los que se necesite con el debido acompañamiento de la Veeduría Distrital.

Esta contratación tendrá posteriormente todos los efectos de control fiscal. La idea es poder actuar rápido y solo para responder a la emergencia actual. Otra ventaja es poder hacer traslados presupuestales por vías rápidas. Actualmente si se quiere sacar plata de una secretaría y pasarla a otra no es fácil, pero con esta declaratoria se puede hacer.

También sirve para poner alivios tributarios o incentivos, pero, por el momento, la Administración Distrital solo va a hacer uso de la posibilidad de utilizar los recursos de forma rápida. Lo demás va a depender de cómo transcurra la emergencia.

Google