¿Por qué defender el Macizo Colombiano?

Google

Fuente : DiariodelHuila

Muchas son las personas que lo denominan como el pulmón colombiano por esa extensa cantidad de recursos naturales. El 72% de las aguas que son utilizadas como recurso por los colombianos, provienen de tres grandes ríos que nacen en el macizo.

La Unesco lo declaró como Patrimonio de la Biosfera en 1998 es el principal estrella fluvial del país y uno de los principales en el planeta. Es el nacedero de los tres grandes ríos de Colombia: el Magdalena, Caquetá, Patía y más de 53 afluentes. Recorre el suroccidente del Cauca, parte del Huila, el noroccidente del Caquetá y norte del Putumayo.

Los bosques naturales también cuentan con lugares montañosos y planos; en sus paramos, lagunas, valles cuchillas y cerros, están ubicadas las cuencas de afluentes hídricos siendo los afluentes hídricos más importantes del país.

Publimayo

Son más de 4’350.000 hectáreas con una población de más de 2’000.000 personas que habitan cerca entre ellos diversos grupos étnicos como campesinos, afrocolombianos e indígenas de nuestro país. Más de 21,2% de aves, un 16% de mamíferos, un 6 % de anfibios 12,4 % de los partamos y un 15,5% de los bosques andinos de Colombia.

Informes del instituciones, corporaciones y parques nacionales naturales, el macizo está en un elevado estado de degradación ambiental, 81 municipios que lo constituyen, el 53% está en altos niveles de degradación, el 37,8% en estado medio y en un 9% está en baja degradación.

Se puede evidenciar la gran cantidad de vida vegetal y la susceptibilidad a la erosión, las tasas de crecimiento poblacional es mayor a las del nivel nacional y altos índices de densidad poblacional en zonas rurales en estado marginal socioeconómico. Una atención especial se requiere por la destrucción del estos ecosistemas y de paramos, por la siembra de cultivos ilegales que entre ellos está la siembra de la amapola y la coca.

Explotar estos lugares de manera intensa los ha convertido en lugares estériles, con gran influencia a la desertización, algo que ha obligado a trabajar de manera presionada a los bosques hasta el punto de que los páramos pasen a cultivos en fincas productoras.

Biodiversidad amenazada

La biodiversidad del macizo colombiano sigue amenazada por la tala indiscriminada de árboles y de frailejón en zonas de páramo y por la minería ilegal.

No obstante, la “reserva de la biósfera” (según la Unesco) sigue en peligro. Personas ambientalistas y ecologistas de la región, en el macizo se han talado unas 500.000 hectáreas de bosque en los últimos 20 años. El Cauca sería responsable de un 40% de la desaparición del páramo presente en el macizo.

La búsqueda de oro y otros minerales afectan gravemente el macizo colombiano, además, a esto se suma la tala de frailejón en páramos caucanos, que algunas comunidades indígenas “se ven obligadas” a tumbar porque según ellos, no tienen territorios para cultivar.

En el departamento del Huila, han talado cerca de 98.000 hectáreas de árboles para dedicarlos al trabajo de la ganadería.

Las autoridades ambientales ha trabajado fuertemente en esta labor casi que imposible, en  determinar el daño causado a esta zona por la minería ilegal, también, determinar cuántos cultivos como la caña, papa, café y hectáreas para la ganadería existen donde antes era territorio del macizo colombiano.

El macizo es una de las áreas más valiosas para el país, pal ser una gigantesca fábrica de agua, por su gran biodiversidad, ecosistemas y la importancia que tiene en Colombia o otros países. El macizo sigue en peligro, es una de las zonas más vulnerables por la situación ecológica nacional en donde los páramos están siendo destruidos, la minería ilegal sigue y la deforestación que avanza de manera devastadora.

El Estado, gobiernos departamentales, gobiernos municipales, autoridades ambientales y las comunidades en general, deberán prestar toda su atención a la búsqueda de salidas a la posible catástrofe ambiental que se avecina.

El Tití gris
El Tití gris vive en el bosque seco tropical y húmedo tropical. Convive en grupos hasta de 15 individuos, duerme sobre la punta de los árboles y come insectos y frutos blancos. La zona geográfica donde se encuentra este simio son el Valle bajo del río Cauca y medio del río Magdalena.

La Danta
La Danta Lanuda, pariente lejana de los caballos y los rinocerontes, come hojas, tallos y frutos de plantas vasculares en páramos y bosques de niebla. Suelen ser buenos nadadores y escaladores y pueden vivir hasta 30 años.

El Oso Palmero
El Oso Palmero es silencioso, solitario y pacífico. Come principalmente hormigas y termitas que saca con su trompa de las raíces de los árboles y de túneles que abren en la tierra. Pueden vivir hasta 16 años y generalmente lo hacen en zonas de vegetación abierta, bosques ralos o densos, zonas bajas áridas o montañosas altas y húmedas.

La Rana venenosa de Lehmann
Esta colorada ranita, también conocida como Candelilla roja o amarilla, mide apenas 35.5 mm y es una de las ranas más venenosas del mundo. Es endémica de nuestro país y por su despampanante apariencia es objeto de tráfico ilegal. Además, el incremento de la agricultura en zonas de ladera y la tala de grandes árboles ha amenaza su hábitat. Por estas razones, la rana de Lehman se encuentra en peligro crítico de extinción.

La Perdiz Carinegra
Es la única perdiz que tiene la cara y garganta de color negro, por lo que es difícil confundirla con otras especies. Es granívora y se alimenta principalmente de semillas. Se encuentran entre 1200-2800 metros sobre el nivel del mar en bosques húmedos montanos. También pueden encontrarse en bosques de crecimiento secundario.

Hypopyrrhus Pyrohypogaster
El Chango Colombiano es un ave ENDÉMICA de nuestro país y se encuentra amenazada de extinción en la categoría VULNERABLE (VU). Pertenece al género monotípico Hypopyrrhus que significa de color rojo por debajo, derivado de las ráices griegas hupo=por debajo y pur= rojo, candela. El epíteto nuevamente hace alusión a su vientre rojo.

Atlapetes Fuscoolivaceus
Es una especie ENDÉMICA Y VULNERABLE que se encuentra en el valle alto del rio Magdalena y en el suroccidente del país. Su nombre Atlapetes deriva del griego Atlas que en la mitología fue un titán quien fue convertido en una montaña, petes deriva también del griego y significa ave. Su epíteto fuscoolivaceus deriva de las raíces latinas fuscus = oscuro y olivaceus = olivaceo.

Ortalis Columbiana

La chachalaca colombiana o guacharaca colombiana es una especie de ave crácida del género Ortalis. Es una de las especies endémicas más carismáticas de Colombia, donde habita en bosques del norte, centro y oeste de ese país sudamericano, siempre al oeste de los Andes.

Condor
Es el cóndor de los Andes, el único animal que hace parte de un símbolo patrio en el país. En el escudo nacional refleja la libertad. Por eso aparece con las alas extendidas en su máxima expresión, mirando imponente hacia la derecha y con una corona de laureles en el pico.

Google