El proceso de Paz en vilo, un trago amargo para Colombia.


Por : Silvio López Fajardo – El último de los Mocoas.

Iván Márquez (Luciano Marín), jefe de las negociaciones del proceso Paz, junto con otros dirigentes de las FARC, el 28 de agosto de los presente, en horas de la mañana, se pronunciaron de manera abierta y comunicaron al pueblo Colombiano en alzarse en armas en contra del gobierno; situación se da por el incumplimiento de los ACUERDOS de Paz firmados en la habana, asimismo manifestaron que se unirán al ELN.

Se deja notar que el proceso de PAZ de Santos ha sido un fracaso, asunto que careció de una verdadera planeación en el cumplimiento de los ACUERDOS, se le ha mentido al pueblo y a las FARC, en efecto situación que a los dirigentes de este grupo decide recoger las armas; de seguro que el pueblo en su mayoría no estamos de acuerdo con esta postura de las FARC y no queremos renunciar a la Paz.

Esta situación que coloca en vilo la Paz de Colombia, se genera por incumplimiento de algunos puntos de los acuerdos firmados en la Habana, como la fumigación de cultivos ilícitos con glifosato y la no entrega de las tierras al campesino; entre otros en la que el gobierno debe concentrar sus esfuerzos a cumplir los acuerdos de manera seria.

Es de saber que esta noticia tiene reacciones mundiales, que afectará la economía del país, en este orden se coloca al gobierno en entredicho, sobre la capacidad para asumir con firmeza el cumplimiento de los acuerdos. Pero, es de saber que la esperanza del pueblo colombiano se concentra en vivir en un país ajeno a la guerra, a la corrupción y ajeno a la muerte de inocentes. Queremos un país justo, con mejores oportunidades para tod@s.

Según el Alto Comisionado para la Paz, Miguel Ceballos Arévalo, sobre este asunto manifiesta que este grupo de dirigentes no tiene la suficiente voluntad para la paz, situación en la que no afectara el proceso de Paz y el gobierno continuara acompañando de manera firme el proceso de paz y la alianza con el ELN, muestra su debilidad. En este orden, según Ceballos se ha solicitado a la Jurisdicción Especial para la Paz – JEP que a Márquez y demás, se les excluya de los programas de la JEP y les caiga todo el peso de la ley y los ha llamado como una “nueva banda criminal”.

Del mismo modo, Humberto de la Calle como negociador del proceso de Paz, manifestó que esta situación es una crisis normal del proceso de Paz. Coyuntura que debe ser rechazada por los colombianos y que el gobierno debe tener una postura de gobernar para aun país y no tomar posturas de un partido. Es de saber que el acuerdo de Paz, es un logro Histórico, que no tiene marcha atrás, manifestó de la Calle.

Y de manera contundente el Expresidente Pastrana dijo: ¡prefiero una silla vacía y no un proceso de paz fracasado y además, haberle entregado el país a la Guerrilla!

Para terminar, es cierto que un proceso de Paz, siempre estará en vilo, ya que los intereses de las partes son generosamente amplios para realizar cambios culturales y económicos, los cuales deben estar soportados con toma de decisiones participativas y no a la espalda del pueblo, como lo fue el proceso de paz firmado en la habana. Culpa del Gobierno responsable de aquel proceso y de la misma FARC por haber permitido esta situación.Jugar a espaldas del pueblo, siempre hay un único perdedor “el Pueblo”, no podemos olvidar que en el Referendo por la Paz, gano el NO y se firmó la paz a espaldas del Pueblo. Amanecerá y veremos…


Share This Post