Más de 400 familias confinadas en Puerto Asís, Putumayo, por enfrentamientos armados


La Oficina de Naciones Unidas para la Coordinación de Asuntos Humanitarios (Ocha) aseguró que varios menores de 5 años están en riesgo.

BLU Radio // Más de 1.600 personas afectadas por enfrentamientos armados en Putumayo // Fotos. Unidad Nacional de Víctimas, imagen de referencia – Ocha, ONU

Debido a los constantes enfrentamientos entre grupos armados entre estructuras como La Mafia y disidencias de Farc, la Oficina de Naciones Unidas para la Coordinación de Asuntos Humanitarios (Ocha) reveló en su último informe que hay más de 1.600 personas confinadas en el municipio de Puerto Asís, especialmente en el corregimiento de Piñuña Blanco.

Los confinados son integrantes de 400 familias pertenecientes a ocho comunidades, entre ellos campesinos, afrocolombianos e indígenas.

Naciones Unidas alerta que a estas personas se les “han restringido su movilidad y se resguardan al interior de sus hogares como medida de autoprotección. Se han reportado diferentes necesidades sectoriales (Protección, Seguridad Alimentaria y Medios de Vida, Salud y Educación) a causa de las restricciones de acceso a bienes, servicios y derechos fundamentales”.

El informe, además, solicita de manera inmediata, que se le garantice el acceso a la educación a más de 250 niños, niñas y adolescentes que desde el 5 de agosto no pueden asistir a clases en sus colegios por las acciones de violencia armada reportadas.

Así mismo, el informe explica que algunos miembros de las comunidades afectadas “se han venido desplazando de manera individual entre las comunidades de las zonas rurales, e incluso hacia otros municipios; las comunidades de La Chirpa y Puerto Bello se resguardan en el centro de salud y el internado respectivamente, y el resguardo indígena Siona de Piñuna Blanco se agrupó al interior de la comunidad”.

Según Ocha, se requiere especial atención en salud mentalporque “hay temor generalizado en la población y en particular afectación psicosocial en niños y niñas”, además de alertar que por la restricción en movilidad, las comunidades no han podido acceder a elementos de higiene personal esenciales, “situación que agudiza los riesgos de contraer enfermedades como diarreas, etc., especialmente en los niños y niñas menores de cinco años”.

Por otro lado, Ocha asegura que el asesinato del presidente de la vereda Campo Ají y un exintegrante de las Farc en proceso de reintegración ha profundizado el temor de la población afectada.

Fuente : BluRadio


Share This Post