La educación: motor de trasformación para el departamento del Putumayo


Agencia de Noticias UPB – Medellín. En días pasados se graduaron 69 estudiantes de la Facultad de Trabajo Social en el municipio de Sibundoy, Putumayo. Fue la primera cohorte del territorio y se llevó a cabo gracias al convenio de la UPB con el Instituto Misionero de Antropología, IMA.

La Universidad Pontificia Bolivariana desde hace más de cuarenta años tiene un compromiso social, el cual se trata de llevar la educación superior a los territorios alejados de los lugares céntricos. “El acceso a la educación superior en esos departamentos, específicamente en Putumayo, es supremamente restringido. Los estudiantes que egresan de los colegios realmente no tienen una opción que le permita hacer una formación superior de calidad”, afirmó Silvia Castañeda, directora de la Facultad de Trabajo Social.

El programa de trabajo Social llega a todos los municipios de este departamento, hay estudiantes del alto, medio y bajo Putumayo. De ocho etnias o comunidades indígenas distintas, también de población afrodescendiente y población mestiza. Además, una caracterización del programa en Putumayo es que el cuarenta por ciento de los estudiantes hacen parte de diferentes grupos indígenas, los cuales son: Awa, Pastos, Kamëntsa, Inga, Kofán, Yacona, Siona y Quilasinga.

Nosotros siempre hemos valorado muchísimo esa interculturalidad, esa diversidad cultural y hemos pensado que realmente el proceso formativo de enseñanza aprendizaje entre la universidad y el territorio es un proceso transformador de ambos lados”, mencionó Silvia.

La alianza entre la UPB y el IMA en el territorio del Putumayo posibilita “que la educación superior realmente haga transformación en los territorios y comunidades,porque esta se convierte en un motor para la transformación de esos territorios”, señaló la directora de la facultad. Además, Viviana Alonso, quien es la coordinadora del programa de extensión del programa de Trabajo Social en Putumayo, afirmó que para la universidad es importante llevar el programa de Trabajo Social al territorio del Putumayo porque “una de las funciones de la universidad es la conexión con los territorios, la realidad social y los fenómenos sociales, entonces es un espacio enriquecedor de ese encuentro entre esa comunidad académica con una población que tiene múltiples riquezas”.

El programa de trabajo social tiene un enfoque pedagógico el cual involucra la participación de los estudiantes a una articulación constante con el contexto, con las instituciones y los fenómenos de la realidad social. Es así como ellos a lo largo de su formación académica están aportando a diferentes instituciones, como lo son: comisarías de familia, en alcaldías, en la gobernación del putumayo, estuvieron participando en proyectos como el Centro Nacional de Memoria Histórica en El Tigre, Instituto Colombiano de Bienestar Familiar (ICBF), entre otros.

Leidy Jhohana Delgado Juagibioy, egresada del programa de Trabajo Social en Putumayo, afirmó que todo el proceso de formación fue una experiencia enriquecedora porque “me ha permitido ir construyendo, ir formándome para poder aportar al tejido social y en lo fundamental para desde lo profesional tener muchas herramientas para poder contribuir a mis comunidades”.

El perfil de un trabajador social bolivariano es una persona con una postura crítica y política con capacidad para explicar la realidad, para comprender los fenómenos sociales, pero también para proponer intervenciones acordes a las posibilidades que tienen las comunidades, además, una persona con gran capacidad para la investigación. “El trabajo social lo que busca es transformar realidades, pero no desde el profesional que está en un lugar de poder, sino desde un orientador, alguien que construye y que precisamente tiene que reconocer al otro como un sujeto con derechos con deberes”, expresó la directora de la facultad.

Para finalizar, el padre Campo Elías de la Cruz, coordinador del convenio UPB-IMA, señaló que “esta apuesta educativa, es una apuesta consistente por la paz, que en realidad permite reconstruir la memoria social, recuperar la confianza, tener fe en el destino de Colombia y en el destino de estos pueblos que le apuestan a un desarrollo humano e integral”.

En la graduación estuvieron presentes el Rector General, pbro. Julio Jairo Ceballos Sepúlveda; el vicerrector académico, Álvaro Gómez Fernández; la directora de la Facultad de Trabajo Social, Silvia Castañeda Rivillas y la coordinadora del programa de extensión del programa de Trabajo Social en Putumayo, Viviana Alonso Marroquín.

Por Darlys López Salazar, Agencia de Noticias UPB – Medellín.

Fuente : UPB


Share This Post