Niño de 8 años, secuestrado en Puerto Asís, se le escapó a sus captores


El menor fue raptado en el barrio Luis Carlos Galán del municipio de Puerto Asís, Putumayo.

Por: Jairo Figueroa, BLU Radio

Solo bastaron 60 minutos de oraciones de decenas de habitantes de Puerto Asís y los familiares del niño Santiago Santander Figueroa, para que el pequeño de 8 años de edad, secuestrado hacia el mediodía del este jueves, apareciera de manera milagrosa.

“El niño apareció mientras estábamos en la vigilia en el parque principal, tenía varias llamadas al celular. Cuando terminamos de orar, devolví la llamada al celular que me había estado llamado”, aseguró Orlando Santander, padre del pequeño.

El niño fue llevado al hospital por el joven que hizo la llamada y allá se encontraron con el padre y las autoridades del Gaula del Ejército y el Gaula de la Policía, que lo estaban buscando por más de 32 horas, desde el momento en que un par de motociclistas lo raptaron del frente de su casa en el barrio Luis Carlos Galán, de Puerto Asís, mientras jugaba bolas con un par de amiguitas.

Orlando comentó que el niño le habría manifestado que en un descuido de quienes se lo habían llevado, mientras fueron a un baño, aprovechó el instante y salió de una casa cercana al casco urbano de Puerto Asís, en la que estaban en la tarde de este viernes.

Según el padre del menor, la noche del jueves y el amanecer del viernes, los pasaron a la intemperie, secuestradores y el niño, quien le comentó también a su padre que no le habían suministrado alimentos.

Tras la noticia de la aparición de Santiago, los familiares, vecinos y toda la ciudad se llenaron de felicidad por la aparición sano y salvo del pequeño.

El Ejército y la Policía recibieron felicitaciones de la familia del niño por todo el esfuerzo, la presión y el cerco tendido en la zona, pues los criminales, no habían llevado al infante lejos del municipio.

Santiago fue sometido a un chequeo médico al tiempo que las autoridades no bajan la guardia porque pretenden seguirle la pista a los delincuentes que le causaron tanto dolor. Por fortuna, la vida le volvió a la familia Santander Figueroa.

Las autoridades habían ofrecido una recompensa de 20 millones de pesos por información que condujera a recuperar el niño. Los mismos recursos están dispuestos para hallar a los dos secuestradores.

Fuente : BluRadio


Share This Post