Nuevos hallazgos terribles de la Contraloría General en los contratos del programa de alimentación escolar


La Contraloría General acaba de realizar un singular hallazgo, por decir lo menos, en los contratos para el famoso Programa de Alimentación Escolar (PAE).

Escuchen esto: a personas naturales y jurídicas dedicadas al arreglo de tejados, a la compra de gallinas o la dotación de parques, les otorgaron varios de esos jugosos contratos de alimentación escolar. Les cito un par de descubrimientos de la Contraloría: en Albán (Cundinamarca), el señor Jimmy Leonardo Palacios Arango fue contratado para el PAE (Programa de Alimentación Escolar); la actividad a la que se dedica es la rehabilitación de tejados, la publicidad, la organización de eventos y la venta de indumentaria de uso institucional. Un rastreo hecho por la Contraloría a Palacios Arango encontró que es un proveedor muy de buenas, tanto es así, que tiene con el Estado 138 contratos por un valor de $ 9560 millones.

En Flandes (Tolima), doña Carolina Tamayo Palacio fue contratada para el PAE, siendo ella vendedora de materiales para la construcción; también en sus papeles figura que se dedica a la dotación de parques, la instalación de sistemas sépticos para inodoros y la compra de gallinas. Esta contratista del municipio de Flandes tiene con el Estado 75 contratos por $ 23.290 millones, adjudicados en Tolima, Antioquia y Bogotá.

Yo me pregunto, ¿qué pueden saber sobre nutrición infantil y alimentación escolar contratistas que se dedican a revisar tejados o a la compra de gallinas? Los técnicos de la Contraloría General se preguntan lo mismo.

La Contraloría, la Fiscalía y la Procuraduría están investigando, y no descarten que vengan medidas disciplinarias y penales. Y todo, hecho con recursos dedicados a niños escolares cuyas familias no tienen recursos para atender su alimentación.

Fuente : Canal1


Share This Post