Mesa de seguimiento al contrato de concesión de Aliadas en Pitalito


El viceministro de infraestructura, veedores de los departamentos de Huila, Caquetá, Putumayo y Cauca; alcaldes de la región, y el gobernador Carlos Julio González Villa, se darán cita en Pitalito este viernes para enterarse de las acciones y decisiones en torno a la concesión vial ruta 45.

Por: Gisela Hurtado Celis – @giselahcelis

Con el objetivo de establecer las nuevas acciones en torno a la veeduría que desde la región se hará a las obras en la nueva etapa de las obras en la concesión vial del tramo Neiva-Mocoa-Santana, la tarde de este viernes 12 de julio se realiza en Pitalito la mesa de seguimiento.

Al evento que se programó para las 3:00 p.m. en las instalaciones del auditorio del Centro Empresarial Surcolombiano de la Cámara de Comercio de Neiva sede Pitalito, confirmaron su asistencia el viceministro de infraestructura Manuel Felipe Gutiérrez Torres, los directivos de la Red Nacional de Veedurías Ciudadanas de los departamentos de Huila, Caquetá, Putumayo y Cauca, los alcaldes de la región y el Gobernador del Huila Carlos Julio González Villa.

De acuerdo con Luis Alfredo Gómez Perdomo, integrante de la Red Nacional de Veedurías la actividad se convocó para conocer del gobierno nacional las últimas decisiones y el futuro que le depara el proyecto que costará 3.7 billones de pesos que está en proceso de cesión ante los incumplimientos del concesionario Aliadas para el Progreso.

La intensión en el encuentro es definir además cual será el papel que desempeñarán las veedurías de cara a la intervención que según se ha conocido, iniciará en agosto próximo y que posiblemente se llevará a cabo por cuenta del grupo ETHUS en alianza con las empresas Argos y la financiera Colpatria.

Se ha conocido que una vez se concrete la sesión y se establezca el pago de los cerca de 25 mil millones en sanciones que Aliadas para el Progreso debe cancelar, se adoptará el plan remedial propuesto iniciando con la intervención en los sectores Pericongo y la vía Pitalito San Agustín, que junto a otros puntos recibirán una inversión inicial de 700 mil millones de pesos por cuenta del descongelamiento de 200 mil millones recaudados en los peajes y que actualmente en poder del encargo fiduciario, más otros 500 mil que invertirá el nuevo cesionatario.

Es de conocimiento público que la Agencia Nacional de Infraestructura ANI declaró la caducidad del contrato con las tres empresas que forman la concesión que tiene a cargo la vía Santana-Mocoa-Neiva (Aliadas para el Progreso S.A.S.).

El proyecto Santana-Mocoa-Neiva debería llevar una ejecución de obras de 97 %, según el cronograma del Ministerio de Transporte, y con corte al 30 de junio apenas tenía un 5 %, lo que hizo que se decidiera por incentivar la cesión del mismo antes que se produjera la caducidad, caso en el cual el Instituto Nacional de Vías INVIAS hubiera debido retomar la administración de la vía y dar inicio a la contratación nuevamente de la concesión, empleando tiempo superior a un año, con lo que se agravaría aún más la situación de movilidad en el tramo.

Fuente : LaVozdelaRegión


Share This Post