La pimienta con aroma a paz que se cultiva en las entrañas de la Hormiga Putumayo


Rosa Laudina Ibañez – Foto : Alexandra Rodríguez

Mocoa/Colprensa

Por: Germán Arenas Usme

Separada del casco urbano de La Hormiga, luego de recorrer siete kilómetros por una trocha resquebrajada, está la finca de Rosa Laudina Ibañez. Allí, entre la espesa vegetación del Valle del Guamuéz Putumayo, se cultiva desde hace 6 años este condimento que comienza a forjar su camino a punta del esfuerzo de sus gestores y gracias a la Unidad de Restitución de Tierras.

En una tierra donde se habla tradicionalmente de coca, guerrilla, y paramilitares el cultivo de la pimienta, ha surgido como un bálsamo para  166 familias productoras de pimienta de las cuales 60 son beneficiarios del proceso de restitución de tierras, se propusieron dejar a un lado un cruento pasado marcado por la guerra.

Entre ellos Rosa Laudina, Blanca Lilia, Flor Alicia, Segundo Salomón, Juan entre otros; humildes campesinos que aún reflejan en sus manos las huellas del labrador, con sonrisa franca y en sus ojos el brillo de la fe y la esperanza.

Todos ellos, por temor a perder sus vidas, vivieron lejos de sus tierras en los tiempos del conflicto armado. Sin embargo, hoy, gracias a las bondades del posconflicto, están de vuelta con los suyos y han comenzado a recoger los primeros frutos.

Para llegar a la inspección del Placer, donde se encuentra varias de las fincas pimenteras hay que recorrer 25 a 30 minutos en motocicleta por una vía que se encuentra en  pésimo estado y más aún en época de invierno. Un pasaje en moto taxi vale 10 mil pesos y en camioneta de servicio público 5 mil. Eso paga los pimenteros cuando tienen que salir al casco urbano La Hormiga.

Marcela Morales, Rosa Ibañez y Rida Zaric. Foto : Alexandra Rodriguez

El pasado 10 de mayo, la URT, la Embajada de Suecia y la FAO, programaron un recorrido con el objetivo de hacer un reconocimiento de avances al convenio de cooperación Estrategia RLIP en el Putumayo, proceso que beneficia a 166 familias productoras de pimienta del Valle del Guamuéz.

La delegación estuvo comandada por Diana Marcela Morales Calderón directora general encargada de la URT, Frida Zaric consejera departamento de Política, Promoción y Comunicación de la embajada de Sucia, Alan Jorge Bojanic representante FAO Colombia y Fray Jorge Cualtán representante legal de la asociación de pimenteros del Valle del Guamuéz. ASAPIV

Tras llegar a un punto del recorrido en que ningún vehículo puede pasar, debido a que se inicia un camino de cultivos y grandes rocas esparcidas sobre la inmensidad de la manigua, , se hace necesario continuar a pie. Sin duda, es la mejor forma de contemplar el paisaje. La temperatura cambia y se hace mucho más agradable luego de un trayecto previo donde primó  un fuerte calor.

Luego de dejar atrás el camino de espesa vegetación, comienza el recorrido por las hectáreas donde se encuentran los cultivos de pimienta. Allí está la finca de la señora Rosa Laudina Ibáñez, en la vereda Esmeralda. Esta finca es modelo de la estrategia, con un 90 por ciento de proceso para certificación BPA y predio exportable.

Los sembrios deben tener un manejo del cultivo en el tutor vivo con manejo de altura de 2.50 a 3 metros de altura, producción limpia, labranza mínima y coberturas como lo hacen en la finca de la señora Blanca Lilia Ibáñez, otra de las pimenteras de la URT. Ella junto con sus cultivos es ejemplo.

«En esta finca, en el pasado fue testigo de los combates armados entre la guerrilla de las Farc y el ejército, y en otras ocasiones entres la guerrilla y los paramilitares; siempre quedamos en medio del fuego cruzado y por eso nos tocó salir como desplazados, huyendo de las balas»; narro a sus visitantes Ibáñez.

Otra finca visitada fue la finca «Arrayanes», modelo en buenas practicas Agrícolas Exportables donde su propietaria Flor Alicia Gualpa, orgullosa recibió a la delegación y se desbordo en atenciones con frutos de la zona.

Flor Alicia Gualpa. Foto : Alexandra Rodriguez

Producción de Pimienta

Los testimonios recogidos todos los pimenteros coincidían en manifestar que hoy su producción no tiene salida en el mercado local por su precio bajo y la pimienta de contrabando que llega del vecino país del Ecuador, a menor precio y de mala calidad inclusive revuelta con semillas de Papaya, que hizo que la gente no volviera a comprar el producto local y mucho menos el mercado nacional.

«Hoy un kilo de pimienta no lo compran a más de 4 mil pesos y todo lo que uno se mata cuidando las matas», señalo Gloria, otra cultivadora.

En el departamento del Putumayo y según la secretaria de Desarrollo Agropecuario y Medio Ambiente departamental hay sembradas mil 442 hectáreas, hectáreas cosechadas mil 249, producción 1.030.

Los municipios con cultivos son: Orito, Valle de Guamuéz, Puerto Asís, San Miguel, Puerto Caicedo, Villagarzón y Puerto Guzmán. El único municipio que recibe apoyo de la URT, es Valle del Guamuéz.

Asociados

En el año 2009 se crea la Asociación Agropimentera del Valle del Guamuéz,  ASAPIV, con el proyecto financiado por Acción Social, FUPAD, Y EL PROGRAMA Adam. Actualmente cuenta con 42 fincas certificadas por el Instituto Colombiano Agropecuario ICA en Buenas Practicas Agrícolas (BPA).

Ala fecha la organización cuenta con un área de cultivo en producción de 69.7 hectáreas, con una capacidad de producción 20 toneladas mes de pimienta grano seca, de las variedades negra o blanca de acuerdo al requerimiento del mercado.

ASAPIV dispone de un centro de acopio y de una planta procesadora de pimienta.

Fray Jorge Cueltán, representante legal de la asociación indica que ASAPIV cuenta con 93 afiliados, a quienes les realiza la comercialización del producto. Así mismo, les compran la pimienta a productores no afiliados los cuales se encuentran ubicados en su mayoría para la zona de inspección El Placer.

«Nuestra asociación ha contribuido al mejoramiento de las condiciones de vida de sus asociados consolidando la cultura de la legalidad, fortaleciendo los valores sociales, el arraigo por el campo y el deseo de superación de sus familias», acotó Cualtan.

Hay que anotar que muchos de los pimenteros en el pasado se dedicaban a los cultivos de matas de coca.

Duque y la pimienta

El presidente de la Republica Iván Duque, en su última visita oficial a Mocoa, dentro del escenario Construyendo País, el pasado 11 de mayo, la directora encargada de la URT  Diana Marcela Calderón, le conto al presidente Duque, sobre la historia de los cultivadores de pimienta del Valle del Guamuéz, y la necesidad de buscar mercado nacional; donde el mismo presidente Duque, ordeno al ministro de Agricultura y Desarrollo Rural  Andrés Pinzón Valencia,   que se reuniera de forma urgente con los cultivadores y los empresarios y potenciales compradores. Fecha que está pendiente por finiquitar.

Estos hombres y mujeres que llevan una nueva ilusión, borrando las huellas del pasado que dejan recuerdos como tatuajes en el alma que por culpa del conflicto lo perdieron todo, hasta sus seres más queridos. Hoy La Pimienta, tiene aroma a Paz con sabor a esperanza.-

 Foto uno. Flor Alicia Gualpa

foto dos. Rosa Laudina Ibañez

foto tres. Marcela Morales, Rosa Ibañez y Rida Zaric


Share This Post