El comercio electrónico ya es la norma en Colombia


/ Pixabay

El e-commerce ya es una realidad para gran parte de la población, que gracias a las herramientas digitales que surgen cada día pueden agilizar su proceso de compra y venta. A pesar de que muchas personas aún no hayan tenido un contacto directo con este canal de comercio, es innegable que se trata de una tendencia imparable.

Es un crecimiento escalonado que inició en las naciones más importantes del denominado «primer mundo», pero que poco a poco ha logrado adentrarse en las economías emergentes como Colombia, ayudando a que los productos locales no solo alcancen un nuevo nivel dentro del mercado nacional, sino también una capacidad de expansión internacional nunca antes vista.

Lo más interesante de este fenómeno, es que en nuestro país no se trata de una cifra económica más, sino de un evento con la posibilidad de cambiar por completo la forma en la que se compra y vende a nivel nacional ya que, aunque muchos no lo conozcan, el comercio electrónico ya se estaría convirtiendo en “la norma” en Colombia.

Esto puede verse en que, de acuerdo a reportes publicados a mediados del año pasado, Colombia figuraba como uno de los países con mayor crecimiento en cuanto al comercio por Internet, compitiendo de cerca con países de distintos continentes como Indonesia, India, Filipinas, Emiratos Árabes Unidos, y China.

Efectos del crecimiento

Datos afirman que el comercio electrónico ya facturaría más de 4 millardos de dólares anuales, con más del 60% de la población local teniendo acceso a Internet, y por ende, exposición a estos canales de ventas.

Incluso han surgido iniciativas gubernamentales que buscan agilizar la adopción del comercio electrónico en todo el territorio nacional.

Pero no solo se trata de algo que podemos ver desde la óptica del consumidor, sino también del comerciante y emprendedor, que ha encontrado en el comercio electrónico a uno de los canales de ventas más efectivos de la historia, teniendo un alcance de miles de millones de usuarios con solo unos cuantos clics.

Reportes aseguran que más del 30% de las empresas locales ya venden mediante canales digitales.

El nacimiento de negocios que buscan aprovechar el comercio electrónico ha sido tal en los últimos años, que han surgido cientos de empresas en todo el mundo enfocadas en facilitar el desarrollo de plataformas virtuales de comercio, desde las que prestan servicios de alojamiento web y pasarelas de pago, hasta los que permiten crear logos gratis y diseñar tiendas desde cero.

Los mercados más atractivos

Puede que inicialmente las compras por Internet estuvieran muy ligadas a todo lo referente al mercado tecnológico, sin embargo, en la actualidad podemos ver que casi cualquier producto puede ser comprado en una tienda virtual. Aunque muchos bienes y servicios todavía se muestren esquivos, la realidad es que muy probablemente veremos una oferta cada vez mayor dentro del e-commerce.

Datos recopilados en los últimos años dentro del mercado colombiano, aprovechando el incremento en el consumo por Internet que se muestra en fechas como el Black Friday o el Cybermonday, han demostrado que la moda y los electrodomésticos se han convertido, en conjunto con los productos tecnológicos,en los bienes más comprados.

De la misma manera, hemos visto picos de consumo digital dentro del mercado de la salud, la belleza y el cuidado personal, los productos para el mantenimiento del hogar, bienes industriales, y multimedia. Adicionalmente también puede notarse el posicionamiento de plataformas para la compra digital de alimentos y bebidas.

Limitaciones locales

A pesar de todo lo expuesto anteriormente, la realidad es que el comercio electrónico todavía presentaría retos significativos para volverse un canal de comercio masivo en Colombia, debido a que gran parte de los consumidores todavía sigue optando por los métodos tradicionales, ya sea por falta de confianza en los comerciantes, o desconocimiento de la tecnología.

Según reportes, cerca del 50% de todas las compras que se registran como parte del e-commerceen el país realmente se culminan en tiendas físicas, con la parte virtual funcionando únicamente como una vitrina para encontrar productos y precios. Apenas un 20% de los internautas colombianos concreta sus compras de forma completamente digital.

Esto quiere decir que, si bien es cierto que el e-commerce ya es muy popular dentro del territorio, todavía es necesario que se realicen inversiones significativas no solo en la educación del consumidor, sino también en la capacitación de los comerciantes, para que no solo coloquen sus productos en vitrinas digitales, sino también para que se acoplen a estándares internacionales de comercio electrónico.

A pesar de que los datos parecen favorecer el dominio del e-commerce en el mercado local, y de que en efecto este ya sea la norma entre quienes tienen acceso a Internet, es posible que falten algunos años para que realmente veamos una población completamente adaptada a estos canales de comercio digital.


Share This Post