La importancia de los comités de disciplina escolar en el funcionamiento de los comedores escolares del PAE


Muchos aspectos se han resaltado del Programa de Alimentación Escolar (PAE), tanto positivos como negativos, dejando una gran cantidad de preguntas sobre su funcionamiento.

Una de las problemáticas que quizá más indigna a algunos, son los sobrantes de los almuerzos en los restaurantes escolares, teniendo en cuenta que estos sobrantes representan cupos alimenticios para otros estudiantes. El programa PAE en el municipio de Mocoa, en un principio, presentó problemas en los comedores de algunas de las principales instituciones educativas; esto propició y motivó la búsqueda de métodos que permitieran reducir el desperdicio de alimentos preparados.

En todos los centros educativos, los cupos asignados se ven afectados por la asistencia inesperada de estudiantes que no están registrados en el comedor, razón por la que las manipuladoras están de acuerdo con la implementación de la huella dactilar o sensor biométrico que permitiría controlar la asistencia a estos comedores y cumplir con los cupos asignados de manera eficaz.

Aquí cabe resaltar la labor de la Institución Educativa Ciudad Mocoa, que ha logrado crear un comité de disciplina que, según la secretaria de educación es ejemplo de organización en el municipio. Esto a raíz de las falencias que presentaban anteriormente y que, por parte de rectoría, padres de familia, docentes y estudiantes, se buscó resolver. En ese punto, se evaluó la situación del restaurante y se expusieron las problemáticas; entre ellas la logística y el espacio físico que no cuenta con la capacidad para recibir a todos los estudiantes beneficiarios del comedor; motivo por el que se brinda el servicio por grados escolares.

El comité de disciplina en esta institución educativa organiza grupos que se encargan de vigilar a los estudiantes en el comedor con un horario que dividen de la siguiente manera: 12:00 pm vigila una madre de familia, ya que no hay docentes en ese horario. 12:30 pm vigilan docentes de primaria por media hora. 12:45 pm vigilan los docentes de secundaria por 15 minutos.

Después de algunas deficiencias, la Institución Educativa Fidel de Montclar, también logró implementar este comité y mejorar el funcionamiento de su comedor escolar, reduciendo en un mínimo los sobrantes de comidas preparadas, gracias a la vigilancia y control de cuatro docentes que cada semana se supervisan el transporte, restaurante y vigilancia general. Caso contrario de la Institución Educativa Pio XII, donde los cupos asignados, en ocasiones no son suficientes para los estudiantes. Este problema se debe a que la Institución aún no ha podido controlar el ingreso de estudiantes al comedor, ya que no es posible identificar a los beneficiarios de los cupos, del resto de estudiantes. Problemas como estos pueden ser controlados y erradicados con el sensor biométrico.

El sistema de control biométrico ha sido de optimo funcionamiento en los 49 municipios del Departamento de Norte de Santander, en 82 municipios de Santander, en los municipios de Floridablanca, Tunja, Soacha y en varios de la costa atlántica.

En la actualidad ALIMENTCLOUD, que es como se llama el software de control biométrico; está en proceso de enrolamiento que permita garantizar lo que persiguen los rectores preocupados por focalizar con el 100% de fiabilidad los estudiantes beneficiarios en el universo del SIMAT del Putumayo. Es de recordar que el compromiso del Operador es la implementación de este sistema en el 10% de las instituciones educativas oficiales que puede generar una estrategia de filtro y control de beneficiarios fantasmas o en su defecto los que realmente si necesitan recibir los beneficios del PAE que por la desidia de ciertos funcionarios de la Administración no mantienen las bases de datos debidamente actualizadas en pro de favorecer a los que realmente merecen y necesitan de este apoyo nutricional.

DC-PM-CC


Share This Post