La técnica del barniz de Pasto es Patrimonio Nacional


La designación incluye su conservación en calidad de salvaguarda y la enseñanza de la técnica.

El barniz de Pasto es una técnica ancestral.
Foto: Archivo EL TIEMPO

Los conocimientos y técnicas tradicionales asociadas al barniz de Pasto o mopa mopa fueron incluidos en la Lista Representativa del Patrimonio Cultural Inmaterial del país por parte del Ministerio de Cultura.

Se trata de una tradición y un oficio, según informó el Ministerio de Cultura, de los que no se conocen similares en el mundo.

Esta declaratoria incluye la cadena productiva completa y va desde la “recolección de las pepas o cogollos del arbusto del mopa-mopa, originario de las selvas del Putumayo; la transformación de la madera, labor de carpinteros, torneros y talladores; el oficio mismo de adornar las piezas y su comercialización”, informa el Ministerio.

La ornamentación, además, es posible hacerla en otros elementos, como vidrio, metal y barro. La planta del mopa mopa, que es un arbusto, tiene un proceso natural regenerativo y dos veces al año produce una resina pegajosa, según informa Artesanías de Colombia.

Ante el Consejo Nacional de Patrimonio del Ministerio de Cultura se presentaron Pedro Pablo Zuin, cultivador y recolector putumayense de la planta del mopa-mopa, junto con Richard Valderrama y Óscar Granja, artesanos nariñenses, quienes se encargaron de exponer el proceso que conlleva la elaboración y entrega de una pieza representativa de este oficio artesanal.

Dicho oficio tiene orígenes prehispánicos y la decoración de los objetos se hace con delgadas láminas coloreadas y recortadas, que se obtienen al procesar la resina vegetal del mopa-mopa.

Esta técnica ha pasado de generación en generación, como es el caso de los Granja, que han dedicado su vida a esta labor.

“La responsabilidad de no dejar morir esta bella tradición está en nosotros los herederos y, desde ahora, en las nuevas generaciones de colombianos”, dijo el artesano Granja al momento de la declaratoria.

Desde el 2014, el Ministerio de Cultura inició trabajos con la Gobernación de Nariño para que este oficio fuera incluido en la Lista Representativa del Patrimonio Cultural Inmaterial de Colombia.

Inicialmente se elaboró el Plan Especial de Salvaguardia, PES, que fue construido de la mano de las autoridades locales y la comunidad de artesanos.

Este PES servirá de herramienta de acción y gestión para la sostenibilidad y la protección integral del oficio y todas sus tradiciones.

Igualmente, se espera la construcción de una escuela taller para capacitar a los jóvenes de Nariño en el oficio del barniz de Pasto y también en otros saberes asociados a la cocina tradicional de la región.

La nueva escuela taller contará con el apoyo de varias entidades públicas y privadas.

Fuente : ElTiempo


Share This Post