Los retos de narrar la paz en el sur del país

Google

Cuarenta reporteros comunitarios que ejercen su labor en emisoras de los departamentos de Nariño, Putumayo, Caquetá y Guaviare, se dieron cita en Pasto en el encuentro Comunicar sin Riesgo en la Radio Comunitaria, organizado por la FLIP para analizar las dificultades de ejercer el periodismo comunitario en medio de escenarios violentos.

En la instalación del encuentro estuvieron presentes un representante de la alcaldía de Pasto; Patricia Llombart, embajadora de la Unión Europea en Colombia; Alejandra Miller, comisionada de la Verdad para la región surandina y Mogens Pedersen, embajador de Dinamarca. Este panel estuvo moderado por Gloria Castrillón, directora de Colombia2020. Mauricio Alvarado – El Espectador

Si bien la implementación del Acuerdo de Paz ha tenido tropiezos en todo el territorio nacional, ha sido en el sur del país donde más se ha sentido la ausencia de la aplicación efectiva de varios de los puntos pactados en La Habana. Particularmente, departamentos como Nariño y Cauca han sido testigos de una oleada violenta desatada, por ejemplo, contra los líderes sociales.

Sin embargo, en medio de ese escenario violento, el sur del país también es testigo de un sinnúmero de esfuerzos locales que avanzan en la implementación de la paz y en la construcción de país. Varios de esos esfuerzos han venido desde medios de comunicación comunitarios que en medio del riesgo ejercen el periodismo y narran el día a día de sus territorios.

Cuarenta de esos reporteros, que ejercen su labor a través de radios comunitarias en los departamentos de Nariño, Putumayo, Guaviare y Caquetá, se dieron cita en una de las capitales del sur del país, en Pasto, en el seminario Comunicar sin Riesgo en la Radio Comunitaria, presidido por la Fundación para la Libertad de Prensa, FLIP.

Publimayo

Precisamente el objetivo del encuentro es analizar la manera en que se desarrolla la labor de la comunicación comunitaria en medio de escenarios violentos. De hecho, en la instalación del encuentro, Camilo Romero, gobernador de Nariño, a través de un video, resaltó que hace apenas dos días fueron asesinados dos policías en el municipio de El Tambo, lo que deja ver las condiciones en las que los radialistas comunitarios desempeñan su labor.

En el encuentro está presente también Patricia Llombart, embajadora de la Unión Europea en Colombia, quien resaltó la importancia de la radio comunitaria para construir paz y construir comunidad. “Probablemente en las regiones pueden llegar a conocer más lo que pasa en Bogotá que lo que pasa en su propio territorio, porque allá no llegan los grandes medios nacionales”, manifestó la embajadora. Es justamente por ese centralismo, según Llombart, que se hacen imprescindibles las emisoras comunitarias.

«El silencio nos cuesta mucho a la hora de constuir paz», dijo Pedro Vaca, director de la FLIP, en la instalación del encuentro.

Por su parte, Alejandra Miller, integrante de la Comisión de la Verdad y delegada particularmente para los departamentos de Valle del Cauca, Cauca, Nariño y Putumayo, resaltó en el encuentro el trabajo conjunto que debe existir entre la comisión y los medios de comunicación comunitarios. Para la comisionada, los medios comunitarios “han estado siempre en la búsqueda de la verdad y en contra del silencio”, y es ese precisamente el aspecto que tienen en común la comisión y, en este caso, las emisoras comunitarias.

Pero además, agregó Miller, los reporteros comunitarios serán fundamentales para servir de enlace entre la Comisión de la Verdad y la comunidad, para que se construya confianza alrededor del trabajo que viene desarrollando ese equipo investigador para esclarecer lo que pasó en los territorios en medio de la violencia.

Fuente :ElEspectador

Google