El competido casting liberal para la Gobernación de Putumayo


El representante Ardila sentó a los ocho precandidatos en una cena donde empezaron a discutir el mecanismo de selección.

A falta de uno, en Putumayo hay ocho precandidatos buscando que el partido Liberal los avale para la Gobernación. Aunque la idea inicial es que vayan unidos hasta el final, hay diferencias internas por el mecanismo para definir al elegido y que si no resuelven pronto podrían terminar dividiéndolos como ocurrió hace cuatro años.

El responsable de que pase lo uno o lo otro, es el representante Carlos Ardila, que con los 16 mil votos que sacó para llegar a la Cámara el año pasado se ha encargado de llenar el espacio político que dejó el exministro del Interior, Guillermo Rivera.

El casting

A los Siete precandidatos el representante Ardila los sentó la semana pasada en una comida que, aunque terminó con un comunicado conjunto llamando a la unidad, dejó entrever que está difícil llegar a un consenso para elegir el candidato único y que si eso sigue así varios podrían armar rancho aparte.

Un exgobernador, cuatro exalcaldes, una diputada, un empresario y un dirigente de juventudes, están en el partidor liberal, lo que de entrada les da una ventaja porque es gente con trayectoria electoral que se ha hecho contar y tiene vigencia en la región.

El exgobernador (2010-2011) es Julio Byron Viveros, un economista que trabajó en los últimos dos años como asesor del Ministerio del Interior, a donde llegó de la mano del exministro Rivera. Antes fue cónsul en el Ministerio de Relaciones Exteriores (2012-2015).

También fue gerente de la empresa de energía del departamento, donde estuvo entre 1997 y 2008.

El listado de exalcaldes lo encabeza el abogado Leandro Romo, que fue alcalde entre 2008 y 2011 del Valle de Guamuez (también conocido como La Hormiga), y en 2015 buscó que le dieran el aval a Gobernación, pero perdió el pulso con Reynaldo Velásquez, hermano de la entonces representante a la Cámara, Argenys Velasquez.

También están el administrador de empresas José Luis Angulo, que estuvo al frente de la Alcaldía de Orito entre 2012 y 2015, y Mauricio Guerrero Castro que fue alcalde de Sibundoy en ese mismo periodo.

La única mujer en el partidor es la diputada Vilma Zapata, que en las elecciones de 2015 sacó la cuarta votación más alta a la Asamblea, y ya cumple dos periodos en esa corporación teniendo como fortín político a Mocoa.

El tarjetón de precandidatos lo completan Víctor López, que aunque nunca se ha medido en unas elecciones, se ha destacado como líder y coordinador de las juventudes liberales del departamento; y el empresario Líderman Salazar, que es el presidente del comité de ganaderos de Puerto Asís y es una de las cabezas visibles del gremio en la región.

Estos son los candidatos que están en el partidor (haga clic en los puntos de abajo para pasar las fotos):

  • Byron Viveros ya tuvo la experiencia como gobernador de Putumayo entre 2010 y 2011.
  • José Luís Angulo es el que más se ha empezado a mostrar con publicidad.
  • El exalcalde Leandro Romo apoyó a Humberto De La Calle.
  • El ganadero Líderman Salazar (gorra) apoyó la campaña del representante Ardila.
  • El exalcalde de Sibundoy, Mauricio Guerrero, hizo parte de los cuadros políticos del exministro Guillermo Rivera.
  • Víctor López ha dirigido los procesos de las juventudes liberales de Putumayo.
  • La diputada Vilma Zapata lleva dos periodos en la Asamblea.
  • El exalcalde Buanerges Rosero insistía en la consulta. – Ahora, ya no está en la lista de precandidatos del Partido Liberal, Ya tiene el AVAL del Movimiento ASI

    Los ocho plantearon sus propuestas para definir al que va a ir en el tarjetón pero el primer acercamiento está lejos de un gran acuerdo que les garantice ir juntos.

Entre una consulta y el consenso

Lo único claro tras el encuentro es que la selección del candidato no se hará por convención departamental. Es decir, por votación interna de los militantes del partido que tienen carné, porque los directorios municipales no están organizados y porque eso podría generar divisiones al interior del partido porque más

Por eso, los dos mecanismos que se exploran ahora son el del consenso o el de una consulta abierta como la que hicieron Humberto de la Calle y Juan Fernando Cristo para definir el candidato a Presidencia.

Pero en ambos casos hay reservas.

La idea de la consulta la apoyan la diputada Zapata y los exalcaldes Angulo y Rosero.

“Porque el pueblo es quien decide”, dijo Angulo tras la reunión.

“Siento un temor que el aval se entregue directamente como ha ocurrido en ocasiones anteriores que a la postre nos ha llevado la derrota electoral”, señaló por su parte Rosero.

El temor de llevarlo a una consulta es que, al igual que con la convención, queden heridas internas y los perdedores terminen yéndose a otros sectores.

“La consulta nos deja un candidato pero no nos da la certeza de que podamos ganar. Los demás partidos querrán meter la mano para elegir a quien les convenga. Yo he manifestado que no me suena la consulta pero si el partido decide eso yo le hago”, comenta el exgobernador Byron Viveros.

Los partidos que quieran hacer consultas tienen hasta finales de febrero para pedirlas ante la Registraduría.

Pero si el mecanismo que se elija no deja tranquilos a todos, corren el riesgo que varios de los que se tomaron la foto la semana pasada no lleguen hasta el final.

“Si no hay consulta, busco aval por otro partido, pero mi proyecto político lo saco adelante”, aseguró Rosero.

En esa misma línea está Viveros.”Si no se ven las garantías y no hay acuerdos de unidad yo me voy”.

Que no se vayan todos va a depender de lo que haga Ardila.

Midiendo el aceite

El gran ausente en este proceso es el exministro Guillermo Rivera. Después de decir que no iba a aspirar a la Gobernación, renunció formalmente al liberalismo y dejó en libertad a la estructura política que formó en el departamento.

Ese espacio es el que ha tenido que llenar el representante Ardila. Por eso que los liberales lleguen unidos o no a octubre tendrá que ver con el discurso y los acuerdos que logre construir.

El lío es que la mayoría de los precandidatos le ayudaron a ganar su curul en el Congreso, y por eso a cada uno le tiene por agradecer.

En ese sentido dice que la decisión final va a depender de lo que propongan los directorios municipales y lo que finalmente recomiende la dirección nacional, pero que la idea es que entre los precandidatos haya un acuerdo.

“No es fácil unirnos pero hay que intentarlo. Por lo pronto vemos que hay una buena tónica. Debemos llegar unidos porque divididos no ganamos”, comenta.

La última vez que los liberales ganaron la Gobernación fue en 2007 con Felipe Guzmán, que un año después fue destituido.

En un mes, cuando acabe el plazo de la Registraduría para presentar las consultas, se sabrá quién ganó el pulso y si cambió la foto de la semana pasada.

Fuente : La SillaVacia – Sur


Share This Post