Gozandose el carnaval de Mocoa – 5 de Enero, dia de negritos


Carlos Eduardo, va a cumplir 4 años, y es su primera participación como “niño grande”  untando pinticas en el día de negritos.

Primero, la pinta, es decir, la muda, bueno, el traje de carnaval, que consta de ropa que no se usa mucho y que dependiendo de la untada, puede que posteriormente se deseche. Pantalon, Camiseta, Gorra y Gafas, ademas, una base de crema humectante en la cara, para que no se pegue tanto el cosmético; a parte, morral con agua, camisa de repuesto, pañitos para limpieza, etc.. y ahora si.. listos para salir

Colombiano que se respete, siempre llega tarde a un evento, a sabiendas que ningún certamen empieza temprano, y el inicio del desfile en Mocoa no fue la excepción. Llegamos a la avenida Colombia a eso de las 3:00 pm y apenas el primer grupo de danzas iba pasando por la glorieta del Indio. Aprovechando esto, almorzamos algo sencillo y vemos pasar mientras tanto los grupos.

Mal contados alcanzamos a ver 4-6 grupos de danzas (comparsas),  y muy pocos disfraces individuales.

Cada año se inventan algo distinto y lo único que promueven es acabar con esta larga tradición de fiestas de nuestra Mocoa señorial. Deberían apoyar lo tradicional de esta fecha que es la Famosa Familia Castañeda y listo.. no mas..

Acabamos de almorzar y comenzamos el recorrido por la Avenida Colombia y se siente en el aire la inquietud de todos los participantes “.. y ahora que paso el desfile, que viene”?, lo anterior, debido a que el Parque General Santander, sitio donde por décadas se viene realizando el carnaval, esta en remodelación y por lo tanto el baile se traslada a otro sitio, en el cual no se permite el acceso a menores de edad, entonces, las familias se quedan en la Avenida Colombia, en la Glorieta del Indio, en el Parquecito y en el Parque, compartiendo en familia, con vecinos, amigos, conocidos y desconocidos.

Carlos Eduardo, con cosmético en mano, intenta como en los viejos tiempos, una pintica bien decente, es decir, dedo untado de negro y solicitando permiso, pinta la cada del desprevenido. Pinta 1, 2, 3… Pinta va, pinta viene, poco a poco va tomando confianza y poco a poco le van pintando la cara de negro, blanco, verde y uno que otro talco en la cabeza.

Vamos llegando al Parquecito de la Av.Colombia y mucha gente sentada, niños corriendo unos tras de otros, pintándose, cariocas y talco al aire.

Nos ubicamos para permitir que Carlos Eduardo disfrute del juego de negritos del 5 de enero en el Carnaval de Mocoa. Ya con mas confianza, con cosmético en las manos, unta a dos manos a sus vecinos y también, recibe a dos manos la untada de vecinos del sector.

Una pauta para los cosméticos, y entonces viene la carioca, una de tamaño adecuado para que el pueda cargar y manejar bien. Espuma va, espuma viene, ya sin Sombreo, comienza a teñir su pelo de blanco, de espuma, de talco… y sigue la diversión… corre tras uno, corre seguido por otros… Nosotros, muy de cerca lo observamos y vemos como poco a poco coge mas confianza con el juego.

Cerca de las 6:00 PM, cuando el sol se oculta, ya es hora de partir para la casita, a buscar agua y jabón para retirar las capas de cosmético en la cara, cuello y brazos, y la cantidad de espuma, talco y harina de su cabello. Un baño rápido, una cena liviana y a dormir….

“Me divertí mucho, me encantó” es su respuesta ante la pregunta de “Te divertiste?”

Mañana 6 de Enero, el tradicional juego de Blanquitos, con Espuma, Talco, Harina y Cosméticos Blancos… ojala haga buen clima!


 


Share This Post