Nace Club Jardineando en el Proyecto Bosques de Paz

Habitantes de los barrios Condominio Norte y El Carmen de Mocoa le dieron vida a este grupo y se ven los primeros resultados

 Conformado por habitantes de los barrios Condominio Norte y El Carmen nació el Club Jardineando, un activo grupo que asumió el cuidado y embellecimiento de las flores, los jardines y los árboles, ubicados en los senderos ecológicos del proyecto Bosques de Paz, que se desarrolla en Mocoa por la Fundación Solidaridad por Colombia y Corpoamazonía.

El Club Jardineando ha tenido la oportunidad de articularse con instituciones aliadas que, a través de sus donaciones en material vegetal como árboles y plantas ornamentales, han permitido fortalecer el cuidado, embellecimiento y mejoramiento de los senderos que podrán recorrer los visitantes de este proyecto.

Este club ha liderado a la fecha dos sembratones de plantas ornamentales, siendo la última el 25 de noviembre en el sendero del Canelo de los andaquíes del barrio Condominio Norte. En esta jornada participaron instituciones como Scout Mocoa, Hotel Suma Wasi, Fundación Solidaridad por Colombia, Corpoamazonia y el ingeniero Miguel Burbano, quienes se vincularon con donaciones de árboles, plantas ornamentales y medicinales. Este ejercicio la siembra articuló la participación de familias de los dos barrios, sus amigos, vecinos y comités de medio ambiente, entre otros, que permitieron que este espacio se convirtiera en un momento de unión familiar, de trabajo en equipo, de aprendizaje y de perdón con la Madre Tierra.

Esta iniciativa, nacida en el seno de la misma comunidad, es un espacio de bienestar e integración que refuerza la estrategia social del proyecto para el fortalecimiento de reconstrucción de tejido social de las comunidades involucradas. Este compartir comunitario, que se debe procurar en espacios culturales, recreativos, deportivos y ambientales, logra la participación activa de miembros de todas las edades y niveles educativos.

PROYECTO A LARGO TIEMPO

Bosques de paz es una gran estrategia de reforestación y recuperación ambiental, con fuerte sentido social con un importante componente de formación de valores, que se desarrolla en un bosque que contuvo en parte la fuerza arrasadora de la avalancha fluviotorrencial que golpeó la noche del 31 de marzo y la madrugada del sábado primero de abril del 2017 a la capital putumayense.

Esta barrera ambiental natural protegió de una mayor devastación a los habitantes de los barrios El Carmen y Condominio Norte de Mocoa. Bosques de paz incluye reforestación y recuperación de barrera ambiental protectora; construcción de espacios de bienestar y memoria con dos parques ecológicos, dos monumentos a la memoria, senderos, miradores ecológicos, mantenimiento del kiosko de la resilencia; procesos de educación ambiental para 150 personas de la comunidad; formación de 25 Jóvenes guardianes ambientales y de paz, capacitados en temas como conservación y protección, gestión del riesgo y adaptación al cambio climático y recursos hídricos, entre otros.

Además de ser una barrera protectora, los árboles son también espacios para la fauna nativa, que encuentran alimento y refugio en esta reserva natural. Micos, borugas, loros y tucanes son algunas de las especies que estarán protegidas en este proyecto.

Bosques de paz es un proyecto de la Fundación Solidaridad por Colombia y Corpoamazonía, verificado y registrado por el Ministerio de Medio Ambiente, realizado con el apoyo de empresas como Bancolombia, el Banco Interamericano de Desarrollo – BID, el Club Los Lagartos, Grupo Enel (Italia), y los empleados de Emgesa, Codensa, Enel Green Power y las donaciones de ciudadanos del común que se sumaron a este proyecto social de impacto a largo plazo.


Share This Post