Plan de retorno étnico fue aprobado en Putumayo

Ocho meses duró el proceso de aprobación del plan de retorno para el resguardo indígena kitch-wa, de San Miguel, cuyos miembros habían sido desplazados a Cauca, Caquetá, y Ecuador.
PUTUMAYO›SAN MIGUEL
En las instalaciones del palacio municipal de San Miguel fue aprobado el segundo plan de retorno étnico del Putumayo, por unanimidad de las 13 instituciones del Estado que integran el Comité Municipal de Justicia Transicional. Las 251 familias del resguardo indígena kitch-wa de San Miguel, Putumayo, recibieron con alegría la aprobación del plan de retorno étnico de su municipio, tras un proceso que comenzó y finalizó este año, entre abril y el 19 de noviembre.

Los indígenas que retornarán pertenecen a tres asentamientos: Cabildo Mayor Kitch-wa San Marcelino, Cabildo Juan Cristóbal y Cabildo San Luis de la Frontera.

La Unidad para las Víctimas brindó asistencia técnica en la formulación del plan retorno, labor que realizó en el subcomité de Asistencia y Atención y Mesa Temática de Retornos y Reubicaciones departamental, en el cual se elaboraron acuerdos interinstitucionales estratégicos.

El proceso de concertación se realizó entre las instituciones del Estado y entidades tradicionales indígenas del pueblo Kich-wa, con el apoyo de la Agencia de Naciones Unidas para el Desarrollo (ACNUR) y con base en el Decreto ley 4633 de 2011.

Según Omaira Grefa, gobernadora del cabildo San Marcelino, “gracias al plan de retorno étnico, los Kich-wa volveremos a ser como antes; aprovecho para reconocer el trabajo de acompañamiento y asistencia técnica a la Unidad para las Victimas y solicitamos al gobierno que nunca desampare los territorios indígenas”.

Andrés Felipe Capera Oyola, licenciado en educación comunitaria con énfasis en derechos humanos, quien se desempeñó como consultor del plan, indicó que entre 2000 y 2012 la violencia generada por los actores armados azotaba la comunidad indígena Kich-wa por lo que “al verse vulnerables, se fueron desintegrando y desplazando gradualmente a departamentos como Cauca, Caquetá y al vecino país del Ecuador”.

La formulación del plan de retorno pasó por cinco momentos: fase de seguridad, fase de acompañamiento comunitario, fase de caracterización socio-económica y diagnóstico comunitario, fase de sistematización y, por último, la aprobación del plan, que se realizó el 19 de noviembre.

Fuente : UnidadVictimas


Share This Post