Bogotá: Una ciudad para visitar, conocer y soñar

Bogotá es una ciudad en la que se pueden ver y vivir cúmulos de experiencias diferentes. Es la ciudad más grande de Colombia y es su capital. Tiene una sublime combinación entre su famoso pasado colonial y su presente moderno y cosmopolita.

Esta ciudad, cuenta con numerosas zonas donde la reina es la naturaleza y los amantes de ella, con paisajes que deleitan la vista de propios y ajenos. Su clima es una delicia y es común que deba visitarse por cualquier motivo: negocios o placer. Su historia es fascinante, se encuentran lugares para divertirse, su gastronomía es excelente y es muy rica desde el punto de vista cultural, ya que es el sitio de encuentro de personas provenientes de diversos países.

Lugares que hay que visitar en Bogotá

Sin importar el motivo por el cual se esté de visita en la ciudad, es maravilloso recorrerla mediante tours en Bogotá y no es posible dejarla sin haber visitado todos o al menos varios, de los siguientes lugares:

El Barrio de La Candelaria

Destacada por la conservación de su arquitectura colonial. Se considera la mejor preservada de Latinoamérica y es realmente un sueño recorrer sus calles y transportarse a ese pasado histórico que la enriquece.

La Plaza de Bolívar, es donde fue fundada la ciudad y en sus alrededores se ubican diferentes edificaciones de carácter religioso e institucional como la Catedral Primada de Bogotá, el Palacio Arzobispal, el Capitolio Nacional, el Palacio de Justicia y el Palacio Liévano.

El museo de Botero

Es un ícono turístico de la ciudad colombiana y está situado en el barrio de La Candelaria. En él se conservan una gran cantidad de obras del laureado artista colombiano Fernando Botero. También es posible hallar obras de otros artistas como Renoir Monet, Marc Chagall, Gustav Klimt, Edgar Degas o Salvador Dalí, entre otros.

Botero expresó su arte a través de esculturas, óleos y dibujos en los cuales se observa su perspectiva personal en cuanto al volumen de sus personajes. La entrada es completamente gratuita.

El museo del oro

En este lugar se exhibe la colección de orfebrería prehispánica más grandiosa del mundo. Contiene alrededor de treinta y cuatro mil piezas de origen indígena de diferentes culturas como la Tolima, Tierradentro, San Agustín, Quimbaya, Tayrona, la Calima, Nariño y muchas otras más.

Una de las piezas exhibidas más famosas es la Balsa Muisca. Una escultura pequeña realizada en oro y cobre, la cual es relacionada con la famosa leyenda del Dorado. Fue fabricada por la cultura muisca entre los 600 y los 1600 d.C. La edificación en la cual funciona este museo, constituye por sí misma una obra de arte de la arquitectura moderna, galardonada con el Premio Nacional de Arquitectura en el año 1970.

El Centro Cultural Gabriel García Márquez

Este sitio para la cultura que está localizado en La Candelaria y contempla espacios para exposiciones, aulas educativas, librerías y locales de comercio convencionales. Contiene más de 100.000 obras literarias, que desarrollan variadas temáticas.

El edificio en el cual funciona este centro cultural fue diseñado por el arquitecto legendario Rogelio Salmona, quien incorporó hermosas pasarelas al aire libre que permiten estar en contacto con el entorno.

La Plazoleta del Chorro de Quevedo

Consiste en un hermoso espacio cercado por casas coloniales y calles angostas. En la zona, se encuentran varios bares y espectáculos con música al aire libre.

La laguna de Guatavita

Se encuentra a 75 km de la ciudad. Antiguas leyendas de el Dorado la refieren y aseguran que el cacique muisca la colmaba con oro y muchos tesoros como símbolos de adoración a la diosa del agua. Mide 2.990 metros de altitud y es muy conocida por los lugareños. Su belleza es indiscutible.

La Catedral de sal de Zipaquirá

Uno de los más destacados atractivos de la zona, se encuentra ubicado a cuarenta y ocho kilómetros de Bogotá y se trata de un templo religioso que fue construido en la parte interior de las minas de sal de Zipaquirá.

La proyectó el arquitecto colombiano Roswell Garavito Pearl y es una obra inédita en su género que se inauguró en el año 1995. La iglesia hace parte con el complejo cultural Parque de la Sal. Es un lugar temático que fue dedicado a la minería, los recursos naturales y la geología. Entre el resto de sus espacios se deben señalar: La Mina, El Embalse y el Museo de la Salmuera.

 


Share This Post