¿Cuál es la apuesta del Plan Nacional de Desarrollo para las regiones?

Por: Colprensa

El Departamento Nacional de Planeación (DNP) reveló las bases del Plan Nacional de Desarrollo, denominado ‘Pacto por Colombia, Pacto por la Equidad’, el cual espera desarrollar varios pilares que definirán la hoja de ruta del gobierno por los próximos cuatro años.

“El pacto plantea una nueva visión del desarrollo territorial para Colombia, que busca aprovechar las potencialidades territoriales como motor de crecimiento y equidad de todas las regiones del país, mediante políticas y programas sensibles a las características del territorio y bajo una noción innovadora de funcionalidad territorial”, reseña el documento.

El Gobierno espera cumplir con una serie de objetivos en nueve regiones del país como la Pacífica (Cauca, Chocó, Nariño y Valle del Cauca), Caribe (Atlántico, Bolívar, Cesar, Córdoba, La Guajira, Magdalena, Sucre), Central (Bogotá DC, Boyacá, Cundinamarca, Huila, Tolima), Santanderes (Norte de Santander y Santander), Amazonía (Amazonas, Putumayo, Guainía, Caquetá, Guaviare, Vaupés), Eje Cafetero (Antioquia, Caldas, Quindío, Risaralda), Llanos orientales (Arauca, Casanare, Meta y Vichada), Región Kriuol & Seaflower (San Andrés y Providencia) y los Océanos.

Región Pacífico

Para el Gobierno, el Pacífico tiene un gran potencial logístico, agroindustrial y ambiental para fortalecer su desarrollo, ampliar las oportunidades de su población y mejorar la equidad entre sus territorios. Allí espera cumplir con cuatro objetivos: mejorar la infraestructura de transporte intermodal, portuaria y logística de la región; potencializar el desarrollo productivo, incrementando la generación de valor agregado y el aprovechamiento de las ventajas competitivas de los territorios.

Asimismo, se busca generar una mayor cobertura y calidad de servicios públicos y mejorar la gestión ambiental fortaleciendo el ordenamiento territorial. “Estos cuatro objetivos, buscan que el Pacífico se convierta en una región más próspera. Así mismo, el Plan compila unas acciones y énfasis particulares para solucionar las problemáticas en relación a las realidades socio económicas de Buenaventura y Choco, con énfasis en temas de pobreza”, indicó el Plan.

Región Caribe

El Gobierno espera realizar una transformación para la igualdad de oportunidades y la equidad, en donde se reconoce en la biodiversidad su principal fortaleza que le permiten tener potenciales en los agroecológicas, la minería y en el sector pecuario, además de una interconexión ambiental entre sistemas como la Sierra Nevada de Santa Marta, la Serranía del Perijá, el Desierto de La Guajira, la Ciénaga Grande de la Magdalena, el océano Atlántico y el nudo de Paramillo.

En ese sentido, el gobierno espera conectar la región mediante implementación y adecuación de vías y una red intermodal; garantizar acceso y calidad de los servicios públicos de primera necesidad, promover la inclusión social y la equidad, y desarrollar el potencial productivo agropecuario y turístico de la región.

“Para cada uno de ellos se priorizará un conjunto de proyectos que responde, desde un enfoque regional, a superar los retos y desafíos del Caribe, y cuyo cumplimiento dependerá del trabajo conjunto entre los entes nacionales y regionales. Adicionalmente, se definió una estrategia particular para enfrentar las problemáticas particulares de La Guajira en materia de pobreza, nutrición y agua potable”, reseña el documento.

Región Central

El Gobierno asegura que esta región es un centro de innovación y nodo logístico de integración productiva nacional e internacional, por lo que el objetivo es impulsar el desarrollo económico por medio del aprovechamiento de las ventajas productivas agropecuarias e industriales de los departamentos que la conforman.

En este sentido, en el Plan Nacional de Desarrollo busca conectar y acelerar el crecimiento de los departamentos, potenciar la creatividad, cultura, innovación y competitividad; además de proteger las fábricas naturales de agua a través de los ecosistemas que se encuentran en esta región.

“Estas iniciativas se enlazan con los Pactos Nacionales del PND 2018-2022 asociados a transporte y logística para la competitividad y productividad regional emprendimiento y productividad, economía naranja y cultura y sostenibilidad ambiental”, explica el Plan.

Región Santanderes

El gobierno considera que los departamentos de Santander y Norte de Santander son un eje logístico, competitivo y sostenible del país, por lo que se busca consolidar a esta región en materia de competitividad y sostenibilidad en el país.

Se contempla fortalecer la diversificación y la internacionalización de la región, mejorar la conectividad intermodal y logística al interior del país y a nivel internacional, así como promover la armonización, conservación y el uso sostenible de la biodiversidad y la actividad económica de estos  dos departamentos.

“Los objetivos y las apuestas parte de una visión regional basada en la privilegiada posición geográfica de la región y en su potencial competitivo y de servicios ambientales. Dicha visión apunta a fortalecer la conexión entre los nodos urbanos y las áreas rurales de la región, y de esta con los mercados nacionales e internacionales, en el marco de una estrategia de desarrollo competitivo, incluyente y ambientalmente sostenible”, explica el Plan.

Región Eje Cafetero y Antioquia

El Gobierno considera que el potencial de desarrollo de la región se basa en conectar al Eje Cafetero y Antioquia con los mercados domésticos y extranjeros, para de esa forma promover la internacionalización de sus productos y generar plataformas que promuevan su competitividad comercial y empresarial.

El Gobierno espera conectar la región a través de sistemas intermodales, aprovechando la ubicación estratégica de la región; incentivar actividades económicas sostenibles y promover la recuperación ambiental de áreas degradadas por la minería ilegal; promover la internacionalización de la región, a través de sistemas que promuevan la competitividad comercial y empresaria, así como fortalecer las capacidades productivas para el aprovechamiento del paisaje, la cultura y las potencialidades territoriales.

“Se han identificado los siguientes retos para Antioquia: sus deficiencias en conectividad y las actividades económicas ilegales y poco sostenibles, mientras que en el Eje Cafetero son la inexistencia de un sistema logístico y el bajo aprovechamiento productivo”, reseña el documento.

Región Llanos

El Gobierno considera que es importante conectar y potenciar a esta región, ya que es la despensa sostenible del país, por lo que contempla desarrollar varias iniciativas para mejorar las oportunidades de mercados y conservar la biodiversidad de los departamentos que la conforman.

En ese sentido, se espera conectar intermodal y digitalmente a la región con los mercados nacionales e internacionales a través de la consolidación de la red de infraestructura (vial, fluvial y aérea), desarrollar la infraestructura energética y la conectividad digital.

Asimismo, se prevé impulsar la productividad y mejorar la eficiencia de las cadenas de valor agropecuarias, agroindustriales y turísticas, así como consolidar la estructura ecológica principal y gestionar integralmente el recurso hídrico para el desarrollo productivo sostenible de la región.

Región Amazonía

La apuesta del gobierno es el desarrollo ambientalmente sostenible, ya que esta región contribuye a la regulación climática, la retención de carbono, el abastecimiento de agua, y alberga una amplia diversidad biológica.

El plan contempla desarrollar varios objetivos como proteger y conservar los ecosistemas de la Amazonía como garantía para la equidad intergeneracional, trabajar en la consolidación de un sistema de transporte intermodal y mejorar la prestación de servicios en las áreas rurales; y desarrollar modelos productivos sostenibles asociados a la agrodiversidad y al biocomercio de la región.

“El Plan Nacional de Desarrollo, y en particular éste pacto regional, prioriza las apuestas estratégicas que en articulación nación-territorio buscan un desarrollo y crecimiento económico, en línea con la preservación del patrimonio natural y cultural, en función de un modelo de desarrollo sostenible y diferencial”, indica el documento.

Región insular

El objetivo del gobierno es impulsar a esta región en materia de productividad, seguridad y sostenibilidad. Además, se reconoce los potenciales y retos del archipiélago y la reserva natural Seaflower.

El Plan de Desarrollo prevé trabajar en aspectos como mejorar la provisión de servicios públicos, en especial los saneamiento básico, basuras y agua potable; promover el cuidado del medio ambiente teniendo en cuenta la protección al ecosistema y el uso de fuentes de energía alternativas; controlar la explotación de recursos naturales, la expansión poblacional y construcción de asentamientos ilegales, así como aprovechar el potencial ecológico y cultural del archipiélago y sus habitantes.

“Este pacto por una región insular próspera, segura y sostenible, busca solucionar los desafíos que enfrenta la región mediante apuestas estratégicas y la articulación nación-territorio. En él se reconoce los potenciales y retos particulares de todo el archipiélago y la reserva natural Seaflower  a partir de la promoción de la investigación científica”, reseña el documento.

Regiones Costeras

El Gobierno considera que los océanos representan un potencial único de desarrollo para Colombia y por eso cree que aprovechándolos pueden convertirse en un motor de crecimiento y equidad. En ese sentido, el Plan de Desarrollo busca impulsar el desarrollo económico mediante la gobernanza y planificación integral de los océanos; fomentando el conociendo y apropiación social de estos ecosistemas, así como trabajar en la conectividad y productividad marítima.

“Para superar el incipiente grado de desarrollo de las actividades relacionadas con los océanos se necesita optimizar la conectividad, la infraestructura y la logística entre mar y tierra e impulsar el desarrollo y crecimiento de las actividades marítimas”, contempla el gobierno.

En ese sentido, el plan indica que se requiere mejorar la competitividad pesquera y acuícola, promover las actividades fuera de costa (offshore) y el desarrollo de energías alternativas en los océanos;y  promover el transporte marítimo de cabotaje y su articulación con el fluvial, entre otros.

Fuente : RadioNacional


Share This Post