Hace 26 años fueron asesinados 26 policías en el Putumayo

Fabio Armando benavides

El Subcomisario  de la Policía Armando Benavides Marcello, uno de los dos sobrevivientes de los 31 policías que prestaban vigilancia a la batería Chiruyaco de Ecopetrol, recuerda la terrible madrugada de ese 7 de noviembre del año 1.992.

Mocoa/Putumayo

Un suboficial y 25 agentes de la Policía murieron durante un ataque de los entonces frentes 13, 18 y 32 de las FARC en la inspección de Churuyaco, municipio de Orito, al occidente del Putumayo. Los hechos se registraron a las 4:15 de la mañana del sábado 7 de noviembre de 1.992. Los agentes fueron sorprendidos por la guerrilla mientras dormían. En el puesto de Policía se encontraban 28 uniformados, dos de ellos quedaron heridos.

El sitio hace parte del Distrito Sur de la Emsa Colombiana de Petróleos Churuyaco hacia parte  del Distrito Sur de la empresa (Ecopetrol), donde para la época se almacenaba los crudos que se bombeaban de los pozos existentes en la zona.

La guerrilla se apoderó de 34 fusiles de la Policía, se llevaron radios de comunicación de la institución y de Ecopetrol.

La Policía y el Ejército explicaron desde Puerto Asís que no se pudo atender los llamados de emergencia que se hicieron desde Churuyaco a la madrugada, debido al mal tiempo que impedía el sobrevuelo de helicópteros. Los primeros refuerzos en llegar a Churuyaco lo hicieron apenas hasta las 7 de la mañana, según informó el alcalde de Puerto Asís, en ese momento Jorge Coral Rivas.

Churuyaco hacia parte del Distrito Sur de la Empresa Colombiana de Petróleos, Ecopetrol, de donde se extraían crudos que eran bombeados a través del Oleoducto Transandino cuyo terminal está localizado en el puerto nariñense de Tumaco.

En la tarde del 8 de noviembre el puesto fue visitado por el entonces ministro de Defensa, Rafael Pardo Rueda, el comandante del Ejército Manuel Murillo González y el director de la Policía, general Miguel Antonio Gómez Padilla, quienes encontraron desolación y tristeza en el sitio de la masacre.

El sitio del ataque en 1.992 se encontraba  a ocho horas por carretera de Mocoa, región limítrofe con Ecuador, y treinta minutos en helicóptero de Puerto Asís.

Mientras que los dos heridos fueron llevados hasta Puerto Asís, los cadáveres de los agentes muertos fueron evacuados de Churuyaco a las 2:30 de la tarde vía aérea y llevados a la morgue del hospital, San Francisco de Asís de Puerto Asís. Entrega de cuerpos La mayor parte de los uniformados eran oriundos de distintas regiones del interior del país a donde fueron remitidos para que sus familiares les dieran sepultura.

Policías que murieron en el ataque de las Farc.

A la memoria histórica

Hoy en el cumpleaños número 127 de la policía y 26 años de la masacre se recuerdan a los hombres ciados en cumplimiento de su deber Sus identidades son las siguientes: Cabo segundo Héctor Jaime Pescador Trejos. Agentes, Rafael Enrique Acuña Parra, Jesús Cerón Rosero, Antonio Chamorro De La Cruz, Sebastián Contreras Ramírez, José Ramiro Delgado Camuez, Alejandro de Jesús García Osorio, Luis Alberto Gil García, Alberto Gómez Mina, Carlos Humberto Jiménez Bañuel, Eliécer López Ariza, Wilson de Jesús Maya Maya, José Joaquín Meléndez Miranda, Javier Morales Vinasco, Wilson Mosquera Moreno, Hugo Libardo Ortega Quiroz, Humberto Orlando Ráquira Ráquira, Gildardo Rosero Mora, Harold Ruano López, Milton César Ruiz Orozco, Gil Mario Sánchez Barrantes, Martín Torres Ramírez, Roberto William Torres Samuet, José Henry Triana Correa, Giovanny Antonio Valencia Martínez y Juan Carlos Villota Brand.

Los heridos fueron identificados como: Fabio Armando Benavides Marcillo y Germán Olier Morales García, el primero recibió un tiro en la espalda y el segundo, uno en la cabeza.

El golpe de la guerrilla perturbó tanto a los sobrevivientes que ni siquiera habían podido dar sus nombres ni los de sus compañeros caídos.

Además, la comunicación telefónica con la zona era imposible porque la guerrilla destruyó los equipos.

Entre tanto, en el Distrito Sur se realizaban trabajos de reparación de los tanques perforados.

Jorge Enrique Acero, gerente de Ecopetrol en Orito, para ese entonces,  población localizada a 35 minutos por tierra de Churuyaco, convocó la solidaridad de los habitantes del Putumayo para continuar trabajando en la explotación del recurso petrolero en la región que es el que está constantemente amenazado por la guerrilla y que a su vez era la principal fuente de ingresos para el Putumayo.

En la tarde del 8 de noviembre, tropas del Ejército adscritas al Comando Específico del Sur sostuvo combates con una de las columnas guerrilleras que atacó a Churuyaco. El Comandante de la Policía Departamental de Putumayo, en esos momentos teniente coronel Alberto Ramírez Gómez, confirmó los enfrentamientos pero no reveló los resultados. Emboscada anunciada Desde el 23 de octubre de ese año se presagiaba una acción violenta de la guerrilla en el Putumayo. Desde ese día y hasta el 29, el departamento estuvo aislado como consecuencia de la serie de amenazas de la guerrilla contra los transportadores.

Entonces, el frente 32 de las FARC conminó a las 14 empresas de carga y pasajeros a paralizar actividades o en caso contrario serían convertidas en objetivo militar. Los propietarios de buses y taxis de servicio urbano en Mocoa y Puerto Asís, guardaron también sus vehículos durante seis días. Las pérdidas económicas fueron cuantiosas.

Para algunos entendidos siguen manifestando que el ataque de la entonces guerrilla de las Farc, en el Putumayo, ha sido la más cruenta por el número de víctimas dentro de la institución uniformada

Otros ataques

El 11 de marzo de 1981, guerrilleros, miembros del grupo M-19, atacaron el cuartel de la policía de la ciudad de Mocoa capital de la entonces comisaria del Putumayo, tras una y durante el encuentro con efectivos de esta institución dieron muerte al comandante, teniente Antonio José Iregui, y a cinco agentes.

El 19 de noviembre, de 1991, un suboficial y nueve agentes murieron en un ataque de la Coordinadora Guerrillera ELN, entre Mocoa y Villa Garzón. El grupo policial regresaba de cumplir una misión antinarcóticos.

El 1 de septiembre de 1.997, guerrilleros de las Farc, atacaron el municipio de San Miguel Putumayo, allí perdieron la vida tres agentes de la policía,  y un oficial del ejército-

Los uniformados muertos respondían a los nombres de William Peña Muñoz, Julio Cabrera y Armando Hernández.

El 9 de septiembre del 2010, 8 policías de 30 que se encontraban en un puesto en el puente Internacional de San Miguel, en límites con el Ecuador, separados por el rio San Miguel,   perdieron la vida tras un ataque de las Farc, con morteros artesanales conocidos como “tatucos”, cilindros de gas y disparos de fusil.

Los ocho policías que murieron en el ataque, todos patrulleros, fueron: Jhon Eder Quintero Molano, José Arbey Valencia Valencia, Fabio Nelson García Rincón, Albeiro Meza Cruz, Juan Carlos Caucal Velásquez, Fabián Andrés López, León Fernando Peña Escobar, Franklyn Antonio Riascos Sarasty. –

A lo largo de la historia de la presencia de la policía en el Putumayo, inicia desde 1.968 cuando era el Distrito 5 de la Policía de Nariño, y el 20 de julio de 1.989, se convierte mediante la resolución 3915  como comando de policía del Putumayo –DEPUY-; donde más de 50 policías han sido asesinados en cumplimiento de su deber.-


Share This Post