Sanación del territorio sagrado de los Mocoas

En el año 2017, en Mocoa ocurrió algo inesperado, una avalancha que causo el dolor de familiares; de personas que partieron al más halla oa la muerte bonita, y otros que están desaparecidos en el universo de la vida.

Muchos que vivimos en Mocoa, aun nos sorprende profundamente este fenómeno natural y queremos dar una explicación que se acerque a nuestra propia realidad.

Hoy 13 de octubre de 2018, la tribu de los Mocoas-Clan Gallinazo y Hormiga Conga, después de muchas ceremoniascon el fuego sagrado, con cantos, bailes y cuentos que fueron acompañados por el abuelo Tabaco, la abuela Waira y en ocasiones con la abuela Ortiga y bajo el cuidado del humo del palito santo, se ha logrado una historia. Un relato que podría revindicar el dolor humano ante la pérdida de familiares, amigos o amigas, así como la perdida de las casitas o del todo. Esta situación se presenta como un fenómeno muy injusto que aruñacon dolor las profundidades de nuestra alma.

Respetando en dolor de las víctimas y con el permiso del abuelo  y la abuela mayor, bajo el toque sagrado de su tambor mayor, que en nuestro caso es su corazón de luz representando en el alma y el espíritu, haciendo el máximo estado de conciencia de un ser universal, de esta manera me permito compartirles mi historia.

Al inicio de los tiempos en el universo no estaba la Madre Tierra, luego cada planeta con seres viviente en una reunión de palabra y mente fría, decidieron crear la tierra y enviaron en polvo cósmico con la información integral de la vida de su territorio sagrado, lo hicieron con el propósito de cuidar la vida de sus planetas, los cuales hoy los vemos como estrellas, como el sol y la luna.

Entonces, en varios siglos se crea la madre tierra y madre agua como una bola gigante y cada granito de polvo cósmico traía consigo la información, podría decirse que es una roca muy pequeña de la madre tierra y al final nace la vida, como una maravilla universal. Poco a poco van naciendo las planticas; nuestras hermanas mayores, así como los animales de agua, de la tierra y del aire; hermanos mayores. Al final nace el ser humanocomo un ser de luz, creado con espíritu y alma, por lo tanto el abuelo mayor y la abuela mayor lo hacen en luz, para que a través del tiempo se llene de sabiduría y aprendizaje, permitiendo que estas enseñanzas sean el combustible de vida de la Madre Tierra y la Abuela Agua.

Entonces el Abuelo Mayor (Dios), es el primer ser en conciencia de luz que tiene la misión de alimentar de conocimiento o de luz a la Madre Tierra. Él se encuentra en lo profundo de la selva amazónica, nuestra conexión la podemos hacer a travésde los sueños o enla meditación. Los abuelos de las tribus de la amazonia lo hacen con el Mambe (hallo) o la Abuela Coca, planta sagrada que fue entregada por el Abuelo Mayor, en otras culturas de Yurupari el Abuelo Mayor baja a comer casabe y cuenta historias, que al final son adoptadas por los pueblos de la selva.

Entonces se crea los mares y los continentes, como el MU, continente del mar Pacifico y ahí nace el hombre y las grandes culturas con una sabiduría profunda en justicia y amor.  Entonces un ser de oscuridad del universo sabe de la ubicación de la madre tierra y este ataca con bolas de fuego al continente MU, por ser el lugar más sagrado de la tierra, desde luego quedan sobrevivientes y pueblan la tierra  y comienzan a crearse diferentes civilización que hoy por ya desaparecieron como los Mayas, los Egipcios o aquel pueblo que construyo las tumbas arqueológicas del parque San Agustín, Huila o el pueblo que construyo las líneas de Nazca  en Perú o la misma tribu de los Mocoas y Andaquies de nuestro territorio en Mocoa, Putumayo.

Los Mocoas es una de las tribus más resientes del territorio sagrado de la Madre Tierra, fue una tribu que lucho con los españoles. Ellos siempre se opusieron con los nativos de los Andaquies a ser sometidos pero finalmente en esta lucha de aprendizajes los españoles, con el corazón lleno de oscuridad, aniquilan estas civilizaciones, dejando un profundo dolor en el abuelo Mayor y de esta manera la vida y la luz de la madre tierra se fue apagando. Luz que cada vez que nuestros actos van en contra de la verdadera conciencia de vida o razón de existir en el camino de la vida bonita entristece a la Madre Tierra hasta que puede desaparecer.

En este contexto, más arriba de Pueblo Viejo, vereda de Mocoa, territorio del continente MU, vivían el Pueblo de los Mocoas y los Andaquies donde había una laguna sagrada para hacer pagamento a los abuelos, las abuelas mayores y a todos los ancestros de este territorio sagrado, que aún están como invisibles en Mocoa pero quecontinúan como los guardianes de estos lugares sagrados. Allí están sus templos espirituales como los son: La laguna de la montaña del Chapul, que posee viva la boa de oro como guardiana de este territorio (donde se proyecta minería a gran escala), hoy habitado por la tribu Huasipanga quienes les quitaron el cuero al tigre para enfrentar el miedo.  Está el Churumbelo, La plazamayor ancestral de los Mocoas (Parque principal de Mocoa. Junto a la Alcaldía);está el territorio Sagrado de la tribu de los Mocoas, Vereda los Guaduales; y los templos invisibles ubicados al occidente y norte del municipio de Mocoa. Así como Yuguillo que es el altar mayor de los ancestros que aun habitan este territorio, esta Mandiyaco el lugar de mayores ofrendas a dondellegaban muchas tribus del territorio de la amazonia y del Valle de sibundoy, entre otros sitios que deben ser ubicados en Plan de Ordenamiento Moderno de Mocoa, el que en próximos meses está por aprobarse.

Entonces, este territorio de la tribu de los Mocoas, el ejército de la oscuridad logro identificarlo y su población fue filtrada contaminando sus corazones de malas acciones. Así, Los Abuelos y Abuelas mayores de las tribusde este territorio decidieron pedir ayuda a otras tribus como los Mayas y a los Incas, quienes se apostaron en los templos sagrados del occidente arriba de la quebradas la Taruca, rio Sangoyaco, Mulato, rio Mocoa, Rio Pepino, rio Dorado y quebrada el Conejo. La ayuda era para defendernos del ejército de la oscuridad y especialmente cuidar los templos y los lugares sagrados de Mocoa.

Llegada la hora, el ejército de la oscuridad llego en grandes naves espaciales, nubes negras, que se ubicaron en las montañas y otros en la serranía del Churumbelo donde fueron arrinconando a los guardianes de este territorio. Luego esa noche amarga de batallas espirituales, vieron que por la ruta de la Cárcel, el barrio San Miguel, continuando a la vereda San Antonio era fácil el ataque, ya que ahí estaba el mayor filtro de inteligencia de la oscuridad, el pensamiento de algunos pocos no era frio si no caliente y sus acciones no contribuían a mantener viva   a la Madre Tierra.

Esto hizo que los abuelos y las abuelas de Mocoa y otras tribus tomaran una decisión de vida, para proteger sus centros sagrados y la vida de la mayoría de los que vivimos aun en Mocoa. Cuentan los mayores que la tragedia pudo haber sido peor, hasta desaparecer toda Mocoa y toda forma de vida.

Entonces, el ejército de la oscuridad estaba cerca del mayor templo sagrado del territorio de la Amazonia, el cual contiene aun la memoria escrita de cómo se creó la Madre Tierra, y podría estar la información de cómo exterminar la vida del universo. Entonces con truenos y relámpagos el ejército de luz del universo se reúne. La cosa estaba muy fuerte hasta tal punto que estuvimos a poco de perder la batalla con la oscuridad.

Entonces, se toma la última decisión de valor para proteger la vida del universo.  El abuelo mayor “Kurakundo” decide mandar con agua sagrada de la Taruca (agua del trueno)  y Mulato (agua del viento),  a las hermanitas las rocas y los árboles que hacen parte de un templo no muy lejano de Mocoa y derriba con furia a todo el ejercito de la oscuridad que se encontraba en combate y desde luego también pierden la vida los espíritu de luz que estaban en plena lucha.

Cuando observo esto mi espíritu se llana de llanto y dolor, asimismo las hermanitas rocas y las planticas con supremo dolor tuvieron que desprenderse de su seres queridos, quienes vivían con ellos miles de años.

En escenario de lucha las vidas humanas eran eminentes, quienes colectivamente los niños, niñas, mujeres, abuelos y abuelas del Barrio San Miguel y de los demás barrios que sufrieron la tragedia, decidieron dar su vida de manera sagrada. Sus vidas fueron una ofrenda para salvarnos a todos los y las Mocoanas y en especial para defender la vida de la Madre Tierra y la del universo. Su valentía va más allá de la realidad humana, dejaron todo por defendernos y ayudar a defender uno de los centros sagrados de la tierra.

Todo ello es un llamado para que nosotros honremos con respeto nuestro territorio sagrado con ceremonias, de Mambe, Yagesito, Tabaquito y otras plantas bonitas como la Abuela borrachera o Tijiqui, la abuela Marihuana, o el hermanito hongo que son guardianes de la armonía del territorio de los Mocoas.

De esta manera, quienes perdieron la vida en esta batalla, tanto seres humanos como los espíritus valientes de luz y de oscuridad, pasaron al mejor estado de vida para proteger la madre tierra. Ahora para la dicha nuestra y de nuestro territorio tenemos más seres de luz para proteger la vida de los Mocoanos y de sus lugares sagrados.

Es de saber que la única verdad de nuestro dolor como víctimas de la tragedia, es que los abuelos mayores han reparado y ha hecho de nuestras familias ángeles de luz. Para los Mocoanos es muy hermoso ya que nuestro territorio se ha de convertir un lugar de ceremonias ancestrales para profundizar en la conciencia del amor y lograr sanar el territorio de los Mocoas y de las demás tribus que habitan este territorio, asimismo sanar el alma y el cuerpo de los Mocoanos y visitantes. “Después de las tragedia se podría decir que les damos la bienvenida al territorio de las ceremonias ancestrales” donde la mujeres y los hombres con amor ayudaremos a proteger los lugares sagrados de Mocoa.

Por Silvio López Fajardo – 2018.

Museo Comunitario los Mocoas.


Share This Post