Acaí y palmito del Putumayo, se ganan el premio emprender paz

Edgar Montenegro,
– Gerente Corpocampo

En esta versión se postularon 54 empresas con iniciativas que aportan a la construcción de paz en el país.

Mocoa

En el Club el Nogal se llevó acabo la ceremonia de premiación de la undécima versión del premio Emprender Paz, a la cual se postularon 54 empresas con iniciativas que aportan a la construcción de paz en el país.

En esta versión participaron empresas de todo el país, de diferentes sectores económicos tales como servicios, agrícola, agroindustrial, industrial, comercial, extractiva y agroindustrial. La participación por sectores fue del 43% micro, 39% grandes, 13% pequeñas y 6% medianas empresas.

Estas iniciativas, benefician hoy a más de 600 mil personas de los departamentos de Antioquia, Córdoba, Cundinamarca, Caquetá, Putumayo, Chocó, Valle del Cauca, Choco y Guainía, Guaviare, entre otros.

Beatriz Moreno, directora de la Corporación asegura que “se premiarán iniciativas que crean oportunidades de empleo y generación de ingresos, que contribuyen al fortalecimiento del tejido social y mejoran la calidad de vida en regiones históricamente excluidas. El premio concibe la paz como un propósito en permanente construcción que involucra a toda la sociedad y cuyo objetivo es la transformación social y la consolidación de una sociedad más justa, incluyente y solidaria”.

Desde 2008, 595 proyectos empresariales de distintos sectores y zonas del país han participado en el Premio Emprender Paz. A 2017, 40 organizaciones han recibido este reconocimiento.

Chocolate Colombia, Corpocampo, Takami y Securitas fueron seleccionados como los ganadores de la undécima versión del premio Emprender Paz, por un comité de jurados compuesto por empresarios, académicos y periodistas de reconocida trayectoria que calificaron las iniciativas postuladas. Los ganadores recibirán una asistencia técnica para fortalecer el proyecto.

El Premio Emprender Paz, liderado por la Fundación Social, Fundación Konrad Adenauer, y la Embajada de Suecia, busca sensibilizar, exaltar y fortalecer iniciativas empresariales sostenibles que aportan a la construcción de paz en Colombia al promover la inclusión social y económica de población afectada por la violencia de grupos armados ilegales

El ganador

Corpocampo Putumayo

Es una organización creada en 2003 que comercializa palmito y azaí proveniente de los departamentos de Putumayo, Cauca y Nariño. Su propósito ha sido ofrecer una alternativa real de ingreso a las familias que sustituyen cultivos ilícitos. Corpocampo ha tenido que lograr la confianza de comunidades afectadas por varias alternativas fallidas de sustitución de cultivos. La empresa ha apoyado en Putumayo el fortalecimiento de dos asociaciones: Asoparaiso y Coopalmito, que han guiado a más de 400 productores en la explotación adecuada de las palmas silvestres que existen en el territorio.

Hoy en día, Corpocampo está promoviendo ampliamente el aprovechamiento y cultivo de la palma de azai y ofrece un precio estable a las comunidades. El producto se comercializa en franquicias a nivel local y se exporta a diferentes países, como lo señalo su gerente Edgar Montenegro, quien recordó que es el segundo premio que obtiene en este año, el primero fue en Oslo, Premio negocios para la paz de Oslo 2018.

Criterios de selección

Para elegir estas iniciativas se tuvo en cuenta la sostenibilidad o posibilidad de continuidad en el tiempo, el impacto, la replicabilidad y la existencia de valores agregados como el empoderamiento de la mujer, la articulación de actores o la innovación.


Share This Post