Emergencias por cambio de cauce del Río Caquetá

El río más grande del país en extensión está cambiando de cauce, en más de 200 puntos las autoridades identificaron socavamiento de terreno, que amenaza varias fincas, colegios y caseríos enteros si sigue avanzando.

Florencia

Tras la denuncia de cientos de comunidades a lo largo del río Caquetá, las autoridades se unieron para verificar la situación y con una aeronave remotamente tripulada, de la Fuerza Aérea Colombiana, se hizo un recorrido por varios municipios, identificando varias zonas en riesgo por la destrucción de ribera.

Los municipios que presentan mayor afectación en el departamento del Caquetá son Solano, Solita y Curillo, en el departamento del Putumayo, el municipio de Puerto Leguizamo presenta riesgo en varias poblaciones.

Causas

Consultamos al Ingeniero Esteban Cabulla, investigador ambiental de la Universidad de la Amazonia y manifestó que “son socavaciones profundas y laterales que presenta el río, Caquetá, por los cambios bruscos en los niveles del agua, generados por la deforestación que ha provocado a su vez, cambios en el medio ambientes, veranos intensos e inviernos fuertes, que hacen que la corriente se vea afectada por estos cambios constantes”.

A demás el ambientalista, manifestó que el sedimento de terreno es producto de la invasión del ser humano a la cuenca hídrica, “Invadieron las cuencas del río, convirtieron la protección natural que son los árboles en pastizales, que no generan ninguna protección y esto hace que la humedad haga que el terreno colapse y caigan esos bancos de tierra al río y su cauce cada día sea más ancho”.

Para Corpoamazonia, la problemática del río Caquetá, es consecuencia a las talas y quemas de bosques que sufre la amazonia de manera imparable, sumado al incremento de la navegabilidad con motores fuera de borda cada vez más potentes y con mayor capacidad de oleaje y destrucción de los ríos y sus ecosistemas.

Son más de 10 caseríos de los departamentos del Caquetá y Putumayo, los que están en riesgo, el avance del río en sus territorios se cuenta desde 50 a 500 metros en los últimos años, de seguir así, en poco tiempo desaparecerían, ya varios campesinos se vieron obligados a trasladar sus casos de la ribera del río a zonas más seguridad.

Curillo Caquetá, está a punto de quedarse sin puerto y acueducto, pues el río amenaza con hacer conexión con una quebrada de Putumayo y desembocar cinco kilómetros más debajo del casco urbano, en la zona buscan invertir recursos en proyectos para frenar la corriente y evitar que cambie el curso.

LaNación


Share This Post