Regreso a Clases: Como enseñarle a los niños a administrar su tiempo

Las habilidades de gestión del tiempo son cruciales cuando se trata de mejorar el desempeño escolar de nuestros hijos y prepararlos para la universidad o la vida adulta.

Por eso, te hemos traído 6 consejos que pueden ayudar a que tu hijo sea más organizado en las tareas del hogar y tenga más éxito en su escuela.

Establece rutinas en el hogar. Solo siéntate con tu hijo, toma un papel y marca un día para “tareas domesticas importantes.”  Planifica algunos días para hacer la lavandería, limpiar su habitación u otras tareas de rutina dentro del hogar. Esto ayuda a que desarrollen sus habilidades de comunicación y planificación, los anima que cumplan con las fechas límite, les enseña a ser responsables y a mantener rutinas que puedan manejar.

Cuando se trata de tiempo libre, más vale que sea provechoso. Administrar el tiempo significa planificar, priorizar y evaluar. Comunica la idea de que cuando tienen tiempo libre, no significa que lo tengan que pasar solamente viendo televisión o en sus videojuegos. Deberían dedicar tiempo a actividades al aire libre o a la lectura debido a que es bueno para la salud física y mental. Pero no los fuerces, debe ser algo natural, ya que cuando estén en la universidad, donde estarán por cuenta propia, tienen que manejar el tiempo muy bien.

Déjalos que planifiquen por sí mismos. Arranca una hoja de papel y pégala en una cartelera. Deja que tu hijo asigne en ella tiempo para la escuela, las tareas del hogar y otras actividades. Ayúdale a seguir este plan. Al final de la semana, analicen juntos los resultados y hazle saber si sus habilidades de planificación son buenas o no. Hagan esto periódicamente hasta que tu niño desarrolle unas buenas habilidades de planificación.

Por cierto, si tu hijo tiene un proyecto, siéntense y divídanlo en partes. Divide el proyecto en pequeñas tareas y planifiquen su ejecución día por día. Esto también le enseña a tu pequeño a no tener miedo a los grandes proyectos sino más bien verlos como la suma de pequeñas tareas que pueden realizar todos los días.

Una pared o un calendario electrónico pueden ser sus aliados. Un niño debería poder seguir por su cuenta proyectos futuros así como su completación, ir registrando sus progresos y su completación final. Esto es de gran ayuda debido a que cuando sean adultos tendrán que hacer uso de una agenda.

Déjalos enfrentarse a sus obligaciones. Los adultos tienen que despertarse todos los días para ir a trabajar o a la oficina para manejar sus negocios. Esto requiere de autodisciplina. Así que no despiertes todo el tiempo a tu hijo, no le recuerdes (bueno, solo de vez en cuando) que necesita preparar el uniforme de la escuela o el de educación física, etc.

Obviamente, tienes que enseñarles todas estas cosas desde el principio. Pero luego, poco a poco, debes ir soltando las riendas. Si se despiertan tarde para la escuela, tienen que enfrentar las consecuencias de no ser disciplinados, especialmente cuando la razón de su retraso es a causa de ver películas o de estar chateando con sus amigos hasta altas horas de la noche. Enfrentar las consecuencias es una gran herramienta en el proceso de aprendizaje.

Una mentalidad libre de excusas es la mejor lección de vida que les puedes dar. Después de leer todas estas recomendaciones, probablemente tengas una mejor perspectiva sobre el comportamiento de tu hijo y su actitud hacia la gestión del tiempo.

Si tu hijo le va bien con todas estas lecciones de manejo de su tiempo, no los recompenses muy seguido. Tienes que hacer que entiendan que saber administrar su tiempo no es para que se ahorren problemas contigo, sino que es algo beneficioso para ellos como personas. En efecto, tienen que darse cuenta que esta habilidad es una parte integral de sus vidas.

Si no les va muy bien con su gestión del tiempo, presta atención a que no estén inventándose excusas. Las excusas implican echarle la culpa a algo o alguien por no ser disciplinados y organizados. Este rasgo puede causarle problemas en su vida adulta.

Usa una app para seguir el desempeño de tu hijo de manera remota

Hoy en día, los padres no deberían privarse de los beneficios que brinda la tecnología para educar a sus hijos. Además, las aplicaciones le agregan algo de diversión al proceso educativo. También le permiten a los padres llevar en conjunto dos de los aspectos más importantes de sus vidas: la paternidad y su carrera.

Elige una app planificadora donde puedas seguir la productividad de tu hijo de manera remota, asignarle tareas y guiarlos. Por ejemplo, la app de mSpy con sus funciónes de rastreo móvil, les permite a los padres monitorear el dispositivo móvil de sus hijos y, al mismo tiempo, guiar al niño dándole consejos, sugerencias, etc. Pueden planear y programas eventos juntos. En otras palabras, la app sirve como una aplicación de control parental ayudando a limitar el tiempo de recreación y usarlo para la escuela, la hora de dormir u otras actividades útiles. También limita y bloquea el acceso a internet y otras aplicaciones que tengan en sus teléfonos o tablets. Como padre puedes agregar direcciones a una lista de restricciones y el niño no podrá acceder a los sitios no permitidos. Así que si tu hijo tiene la costumbre de quedarse hasta tarde viendo vídeos de YouTube que provocan que se despierte tarde para llegar a la escuela, es hora de que los limites o bloquees para que solo pueda verlos hasta cierta hora.

Esta forma de planificación ayuda a orientarlos en función del tiempo y el volumen de trabajo y al mismo tiempo, te mantiene en contacto con tu hijo constantemente.


Share This Post