Adulto mayor de Siberia(Orito), por causa una cirugía en la vista perdió la visión total

Google

Por: Claudio Gilmar Gomajoa.

Una pareja de esposos, adultos mayores de la Inspección de Siberia, viven el peor de sus dramas que la vida les ha deparado, Carlos Aníbal Mejía Portillo de 81 años de edad y su esposa Aura Teodomira Montenegro  de 76 años pasan los peores momentos críticos ya quien trabajaba  para el sustento diario  quedó ciego a causa de una cirugía que le realizaron en Cali en la Clínica Visual y Auditiva  IPS  Instituto para ciegos  y sordos.

Carlos Aníbal Mejía Portillo   y su esposa Aura Teodomira Montenegro

Desde hace 5 años el adulto mayor  Carlos Mejía  Portillo  afiliado actualmente a la EPS  Mallamas   después de haber  estado afiliado a Emssanar  y Caprecom, sufría  una enfermedad en la vista porque cada vez  miraba menos  y se iba complicando  la situación  de salud y económica.

Hace tres años fue remitido a la ciudad de Cali  a la Clínica Visual  y Auditiva  IPS  Instituto para niños ciegos y sordos del Valle del Cauca,  donde lo atendió el Dr. Juan Pablo Sinisterra Pava, quien le practicó la cirugía, la cual  no se obtuvo resultados  positivos, empezando allí el calvario que hoy afronta  este hogar de adultos mayores, porque el que trabajaba y llevaba el sustento diario  no pudo volver a trabajar.

Publimayo

Después de la intervención fue citado para colocarle un lente al ojo izquierdo y cuando fue al consultorio y lo examinó le dijo que no podía colocarle el lente  por cuanto tenia caída la retina el cual no se había dado cuenta y es allí donde creemos que está el problema ha manifestado.  Todo un profesional  como  va a decir que no se había dado cuenta.

Menciona además que fue citado  en 8 oportunidades  al consultorio pero únicamente lo examinaba  la vista y no más y le formulaban unas gotas las cuales en lugar de hacerle bien, le hacían mal,  porque le causan dolor y como cada cita solo era para examinarlo  resolvió volver a su casa de tabla  y además  es prestada, en  Siberia,  junto con su esposa quien también padece de sordera padeciendo necesidades  de toda índole, preocupado por esta situación.

Dice que algunos amigos, de buena generosidad  lo han apoyado, igualmente el sacerdote  de la localidad ha hecho una recolecta de dinero, pero solicita  se le ayude para lograr que el médico que le realizó la cirugía nuevamente lo valore y se decida el procedimiento a seguir.

Google