La panela, un ​​producto que le ganó terreno a la coca en el Putumayo

Google
La panela, un producto que le ganó terreno a la coca en el Putumayo
La panela, un producto que le ganó terreno a la coca en el Putumayo

Diana Villota tiene 23 años y ya es empresaria. A diferencia de otros jóvenes quienes a esta edad tienen un futuro asegurado, su historia ha estado marcada por el miedo, la incertidumbre y el dolor que dejaron el sonido de las balas, la pérdida de seres queridos y el temor a vivir en un paraíso como el Valle del Guamuez en el Putumayo.

Diana afirma con convicción que desde muy niña sigue el ejemplo de su padre, quien con mucho esfuerzo ha sacado adelante un hogar, en medio de las más adversas situaciones.

Y es que la coca ha sido un producto que no solo se ha convertido en un erróneo referente internacional de Colombia, sino en una actividad cultural que desde hace más de una década ha marcado al Putumayo. Y lo que para muchas comunidades indígenas ha significado vida, para un gran porcentaje del país ha generado una de las peores catástrofes sociales, ambientales, productivas y económicas.

“Mi papá, Pablo Villota, se ha preocupado mucho por sacar una organización adelante, él es el representante legal de AGRILDS (Asociación Agropecuaria Industrial Loro Dos) y yo le ayudo. Buscamos beneficiar a muchas personas de una manera comunitaria. Con la panela he tenido la mejor escuela para aportar al Putumayo. Hoy en día estoy estudiando Contaduría Pública para complementar todo este trabajo”, comenta.

Publimayo

Hoy en día la asociación cuenta con 28 personas vinculadas y genera 20 empleos directos, cada uno pago a $30 mil el día en promedio.

“Nos dedicamos al cultivo de caña, a la producción de panela y a sus derivados como melcochas, cocadas y bolitas de maní. Prosperidad Social nos ayudó para el avance de esta actividad. Iniciamos el grupo estudiando en el SENA con jóvenes desde los 13 años. Vemos que cambió el pensar de las personas y de los jóvenes que son el futuro de este país”, explica Diana Villota.

Para los habitantes de la región, AGRILDS ha representado una fuente de generación de empleo y una muestra de la forma cómo los productos lícitos producen rentabilidad.

“Cuando las pirámides llegaron por acá, todos sacamos hasta lo que no teníamos con la ilusión de conseguir la plata fácil, porque eso era lo que hasta ese momento le pudo competir a la coca, pero los de la asociación se mantuvieron firmes y no se metieron en eso… nosotros sí los vemos como un ejemplo para la región, porque trabajan en lo legal y además dan empleo”, comenta un habitante de la zona quien prefiere no dar su nombre.

Con más de 50 hectáreas cultivadas de caña y un trapiche panelero que fue aportado por Prosperidad Social, AGRILDS empezó a producir más de 10 mil kilos de panela al mes. Pronto su producto podrá llegar a diferentes mercados.

Imposible salir de este lugar sin pasar por la vereda Loro II y conocer el Trapiche que cambió no solo una cultura sino la vida de cientos de miles de personas: “Nuestra panela es elaborada por campesinos que dejaron la coca por los cultivos 100% lícitos y naturales. Sí le podemos apostar a la legalidad. Trabajar con productos lícitos es mejor que con la coca. Mercamos en nuestra finca y allí lo tenemos todo. Vivimos bien y el trabajo es seguro”, concluye Diana con la satisfacción del deber cumplido.

AGRILDS se prepara para vender a nivel departamental, nacional e internacionalmente, con el registro de Invima, se preparan para ampliar el mercado con un producto de excelente calidad que pueda satisfacer las necesidades del consumidor.​

Google

Los comentarios están cerrados.