La verdad sobre la construcción de la Variante Mocoa – San Francisco a un año de inicio de la obra

Google
Jorge E. Kuaran – Columnista. CNP Putumayo

INFORME ESPECIAL

Este informe especial periodístico expresa las opiniones de todos y cada uno de los actores que hacen parte de un hecho que hace historia en el Putumayo como es la construcción de la Variante Mocoa – San Francisco, tan anhelada por la comunidad regional que ha sido tristemente golpeada por las consecuencias históricas de la vía denominada Trampolín de la Muerte (Mocoa – Pasto) y ha cobrado la vida de muchos putumayenses, entre ellos mi padre. El informe consta de 3 partes, así:

I PARTE: LA HISTORIA, EL CONTRATO y LAS VEEDURIAS CIUDADANAS DE LA VARIANTE

II PARTE: EL ASENTAMIENTO DE FAMILIAS DESPLAZADAS DENOMINADO LOS GUADUALES, LA ADMINISTRACION MUNICIPAL DE MOCOA y LA ÚLTIMA FAMILIA DEL ASENTAMIENTO LOS GUADUALES QUE RETRASO LA OBRA, PUSO EN DESACUERDO A LAS INSTITUCIONES Y EMPRESAS EJECUTORAS

Publimayo

III PARTE: LA EJECUCION DE LA OBRA y LA UNIDAD DE IMPLEMENTACION DEL PMASIS

——————

LA HISTORIA

La construcción de la Variante Mocoa – San Francisco NO se da por el simple clamor de soluciones de des embotellamiento vial que exigía la comunidad Putumayense, sobre todo respecto del reemplazo vial del Trampolin de la Muerte (vía Mocoa – Pasto), como algunos políticos locales lo han querido mostrar a la comunidad; esta obra obedece a un mega-proyecto vial de la Infraestructura Regional Suramericana (IIRSA), denominado “Corredor multimodal Tumaco – Belém do Pará”, cuyo único objetivo es económico, ya que esta vía permitirá la articulación comercial y la disminución de costos de transporte de carga pesada y sobre todo petrolera entre el Atlántico Brasilero y el Pacifico Colombiano. Es necesario tener en cuenta que este corredor vial Tumaco – Belém do Pará, atraviesa grandes y frágiles riquezas naturales de la Amazonia Suramericana.

El costo total de la variante Mocoa – San Francisco se estima en US$203 millones de dólares. El 3 de mayo de 2010 se firmó el empréstito (No. 2271/OC–CO) entre los Ministerios de Hacienda y Transporte, el Instituto Nacional de Vías (INVIAS) y el BID – Banco Interamericano de Desarrollo – por la suma de US$53 millones de dólares, para ejecutar la primera fase de construcción de esta obra; estos recursos están distribuidos así:

  • .- US$37 millones de dólares para ejecutar parte de las obras civiles,
  • .- US$2,1 millones de dólares para compensación de las familias ubicadas en el derecho de vía,
  • .- US$2,5 millones de dólares corresponde al costo del Plan de Manejo Ambiental de la obra, y
  • .- US$11,4 millones de dólares para la implementación de las estrategias, planes y programas del PMASIS – Plan de Manejo Ambiental, Social Integrado y Sostenible-.

Los US$11,4 millones de dólares asignados para el PMASIS, que representan el 6% del total de la obra, se asignaron debido a la alta vulnerabilidad ambiental de la zona donde está ubicado el proyecto, estamos hablando de la intersección del macizo Colombiano y el piedemonte Amazónico.

Para la construcción de esta obra la máxima autoridad ambiental en Colombia requirió un Estudio de Impacto Ambiental (EIA) y de allí se desprende la elaboración del Estudio Ambiental Regional (EAR); y el Plan Básico de Manejo Ambiental y Social (PBMAS). Que fueron realizados con recursos de cooperación técnica del BID por un valor cercano a US$ 1.7 millones de dólares cuyo contratista ejecutor es la Corporación para el Desarrollo Sostenible del Sur de la Amazonia – CORPOAMAZONÍA, lo que implica que para esta obra CORPOAMAZONIA viene siendo juez y parte, en tanto que como autoridad ambiental le corresponde la vigilancia y control del medio ambiente afectado directamente por la construcción de la obra, pero al mismo tiempo es contratista de la misma obra.

Además se exigió a INVÍAS como entidad ejecutora del proyecto la implementación de un Plan de Manejo Ambiental de la Reserva Forestal Protectora de la Cuenca Alta del Río Mocoa (RFPPRM).

Después de 12 años de solicitud de Licencia Ambiental, solo el 5 de diciembre de 2008 con la Resolución 2170, el Ministerio de Medio Ambiente la otorgó. Manifestando expresamente que el área total de derecho de vía corresponde a 143,9 hectáreas. Aprueba además la sustracción de 94,465 hectáreas de bosque en la Reserva Forestal Protectora de la Cuenca Alta del Río Mocoa- RFPCARM, que implican el aprovechamiento forestal de 15,905 m3 de madera recursos que deben ser entregados a las comunidades, Organizaciones sociales, municipios de incidencia o Corpoamazonía, con destino a obras de interés social, deja claro también que anterior al aprovechamiento debe hacer el rescate de material vegetal en una zona técnica. Fuente: Banco Interamericano de Desarrollo – BID, Informe de Gestión Ambiental y Social (IGAS).

Entre otros compromisos que resalta la Licencia Ambiental están: .- El Plan de trabajo y documentación soporte técnico- jurídico para la ampliación de la RFPCARM – Reserva Forestal Protectora de la Cuenca Alta del Rio Mocoa. .- Traslado de la bocatoma del acueducto del municipio de San Francisco. .- Discriminación de las actividades para la colaboración en el proceso de revisión de los POT´s de los municipios de Mocoa y San Francisco. .- Respecto de la Zona minera indígena, la consultoría debía brindar asesoría a las comunidades indígenas para la conformación de una empresa minera, sobre este último punto no se conocen resultados, ni actividades al respecto.

Sobre la ampliación de la Reserva Forestal Protectora de la Cuenca Alta del Río Mocoa (RFPCARM), se dejo ver diversos reclamos por parte de los pueblos indígenas, que manifiestan que la propuesta de ampliación afecta sus territorios en los resguardos Camentsá en Sibundoy, Inga – Camentsá de San Francisco, Inga Mocoa, Alpa Rumiyaco, Yunguillo, Condagua, San José Descanse, Musuiai, la Florida, Suma Uiai y Chalguayaco; comunidades que exige hacer efectivo el Derecho a la Consulta y Consentimiento Previo; demandaron el reconocimiento como pueblos indígenas asentados que ocupan milenariamente estos territorios.

EL CONTRATO

La etapa precontractual se dio con la apertura de la convocatoria el 4 de mayo de 2010 y finalizó el 26 de julio de ese mismo año con la expedición de la resolución No. 3332 que adjudica la Licitación Pública Internacional al proponente “Consorcio Vial del Sur”.

El “Consorcio Vial del Sur” está conformado por la asociación de cinco (5) empresas que son: Sonacol S.A; Cass Constructores & Cia. S.C.A; Css constructores S.A; Construcciones el Condor S.A y Puentes Torones S.A; las tres primeras empresas hacen parte de la estrategia empresarial del Grupo Solarte Hnos. cuyos propietarios son Carlos Alberto Solarte Solarte y Hector Solarte Solarte. Fuente: Contraloría de Bogotá D.C.

El contrato de obra tiene una orden de inicio del 08 de Agosto de 2011, pero solo hasta el 16 de enero de 2012 el señor Presidente Juan Manuel Santos inauguró la construcción de la misma. Hay que tener en cuenta que el BID – Banco Interamericano de Desarrollo- prestatario del crédito para la construcción de la variante, había objetado el inicio de su construcción desde el frente de trabajo Mocoa, exigiendo el cumplimiento de unos parámetros vitales en defensa sobretodo del medio ambiente; ya que el proyecto de la variante es un modelo a mostrar para el mundo, en infraestructura vs. relación y manejo con el medio ambiente de la zona de influencia. Los puntos de objeción son:

Asentamiento Los Guaduales, ubicado en el Sector de la Variante Mocoa – San Francisco

1.-) Liberación del derecho de vía: donde se encuentra inmerso el asunto del asentamiento Los Guaduales, que lo conforman varias familias desplazadas por la violencia.

2.-) Las fuentes de materiales y las zonas industriales de procesamiento de estos materiales.

3.-) Los ZODMES – Zonas de Deposito de Materiales Estériles.

4.-) Plan para la Preservación y Conservación de los individuos endémicos tanto animales como vegetales, sobretodo de aquellas que están en peligro de extinción como las bromelias y orquídeas, identificando estas especies deben ser reubicadas en una zona técnicamente adecuada en la misma región, de igual manera los animales propios de la zona, como el oso de anteojos.

Hay que anotar que solo hasta el día 25 de Septiembre, mediante oficio No. CCO – 1956/2012, el BID – Banco Inter Americano de Desarrollo – expide la NO objeción y prácticamente autoriza el inicio a la construcción de la obra desde el km 3+462 que corresponde a la vereda Los guaduales hasta el km10+598 terrenos de la vereda Campucana en el frente de trabajo Mocoa. Ω

LAS VEEDURIAS CIUDADANAS DE LA VARIANTE

Existen dos veedurías una para el frente de trabajo Mocoa y otra para el frente de trabajo San Francisco. El 9 de septiembre del 2011, la firma constructora de la obra invitó a la ciudadanía de Mocoa para la socialización de la obra, en esa reunión se conformo la Veeduría Ciudadana de la obra con 12 personas que voluntariamente manifestaron querían hacer parte de la misma; el 15 de septiembre de 2011 se registró en la personería municipal de Mocoa. Entre las personas que conforman la veeduría del frente de trabajo Mocoa están, los que han tomado con seriedad la responsabilidad que asumieron, señora Melca Iglesias, vereda los guaduales; Jorge Gómez, ex – sacerdote de la comunidad de Mocoa; Jesús Zamora, vereda Guaduales y San Antonio; Edgar Ricardo Torres Beltran, ingeniero Agrónomo y Eduardo Pérez, Administrador de Empresas, este último no quiso dar ninguna información en las tres ocasiones que le solicitamos.

La señora María Cecilia Perez Garreta, renunció por que fue elegida como Concejal Municipal de Mocoa, lo que le genera una inhabilidad para participar en las veeduría ciudadanas según la Ley 850 del 2003; otras personas que se inscribieron voluntariamente en la Veeduría Ciudadana y que no volvieron a las reuniones ni a las actividades de la misma son: Rodrigo Dávila Caicedo; Wilmer Huertas, Nelsón Enriquez, Fabián Fajardo Gómez, Dalile Vanesa Cerón. Hay algunas personas que no son miembros registrados pero participan y apoyan las actividades de la veeduría ciudadana, ellos son: Arcesio Gómez presidente de la Junta de Acción Comunal vereda Campucana, y participa esporádicamente el señor Manuel Ramos, líder comunitario de los barrios Sur Occidentales.

La veeduría ciudadana desde su creación y durante los primeros 10 meses insistieron permanentemente en reunirse con los actores directos de la ejecución de la obra, pero no se encontró respuesta alguna, sobre todo con INVIAS que es el primer responsable de la obra, eso sucedió hasta el mes de Junio de este año 2012, fecha en la cual hubo cambios en la dirección de esa entidad; solo en esa fecha la veeduría ciudadana recibió un primer informe del interventor de la obra. Manifiestan que existen muchas quejas de la comunidad de las veredas afectadas que no se les presta mayor atención. La percepción de la veeduría del frente Mocoa es que hay mucho retraso en la ejecución de la obra y los procesos de ajustes preliminares del proyecto son muy lentos.

La firma interventora de la obra a la fecha ha presentado dos informes a la veeduría ciudadana del frente Mocoa, uno en Julio y otro en Agosto de 2012, sobre los cuales tienen unas observaciones que esperan discutirlas con los ejecutores de la obra, la interventoría y todos los entes de control presentes en Mocoa, a la fecha todavía no se han podido reunir con ellos. Respecto de las falencias que se han encontrado en este primer año de inicio de obra están:

  • .- Lentitud en los procesos prediales
  • .- La Licencia Ambiental dice claramente que los sitios donde se deben tomar los materiales de rio para la construcción de la obra son Rio Caquetá, La Cafelina y el Guineo; sin embargo están tomando el material del rio Mocoa aducen que los constructores de la obra deben hacer los trámites pertinentes para hacer los ajustes y cambios a la licencia ambiental. Sobre este tema dicen, en dos ocasiones han solicitado explicación al respecto a las entidades de control y la firma constructora sin que a la fecha hayan obtenido respuesta.
  • .- La ubicación de los ZODME de la zona de Guaduales se está construyendo en un sector de recarga del rio o sea sobre un sector de humedal, eso va a generar unos impactos graves.
  • .- En la vía de acceso al ZODME Los Guaduales se va a invertir más de 2.000 millones de pesos, al cual le están haciendo un relleno en piedra de más de 20 mts de altura, lo que resulta muy costoso. Manifiestan que existe la posibilidad de ingresar por otro lugar donde su construcción resultaría más económica, es una decisión que no se entiende.
  • .- Desde ya se encuentran residuos al borde de la vía, situación que no debe suceder de ninguna manera, para eso están autorizados los sitios para depósito de estos materiales.
  • .- La Licencia Ambiental manifiesta expresamente que a los cuatro meses de aprobada la Licencia Ambiental se debe presentar el Plan de Manejo de la Cuenca Alta del Rio Mocoa y a la fecha la veeduría no lo conoce.

Así hay otras inquietudes de menor afectación de las cuales esperan las respectivas explicaciones.

La veeduría ciudadana del frente de Mocoa sienten que las autoridades regionales e instituciones como la contraloría, procuraduría, personería, no brindan el apoyo necesario y contundente para que estos escenarios de participación se incentiven y se puedan desarrollar con mas efectividad. Por último manifiesta que la falta de apoyo es absoluto, no se tiene un sitio donde reunirse, no hay un escritorio, ni sillas, menos equipos de computo o equipos necesarios para los registros de información, todos los gastos salen del bolsillo de los veedores. Expresan los agradecimientos a la fundación Casa de la Cultura de Mocoa, que les presta un lugar para las reuniones y a la Emisora Comunitaria por la emisión de información que expide la veeduría ciudadana. Edgar Ricardo Torres Beltran manifiesta que han solicitado apoyo al señor Gobernador de Putumayo, les dijo que sí pero a la fecha nada; le solicitaron apoyo al señor Alcalde de Mocoa, también les dijo que si pero a la fecha nada; presentaron al Concejo Municipal de Mocoa un informe de la labor realizada por la veeduría y la conclusión expresa del concejo fue que los ejercicios de veeduría no servían de mucho y que por tanto tampoco apoyaban. Se pidió apoyo a la Cámara de Comercio como representante de los comerciantes de Putumayo y aportaron cuatro mil quinientos ($4.500) pesos para unas fotocopias.

Manifiestan que es mentira que miembros de la veeduría del frente Mocoa hayan solicitado recursos a INVIAS o a los ejecutores de la obra para realizar la función, les parece que perderían autonomía en el ejercicio de control. Respecto a dádivas en empleo o de obras que algunos manifiestan que están solicitando miembros de la veeduría, aseguran que en los casos de control ciudadano algunas veces se valen de comentarios dañinos que solo buscan desprestigiar el trabajo que vienen realizando.

Respecto de la veeduría del frente de trabajo San Francisco, el 28 de Noviembre de 2011 en una gran asamblea con la participación de los cuatro municipios que hacen parte del Alto Putumayo, se conformó este órgano de participación con los siguientes señores: Dario marín, comerciante; Roberto Dominguez, de medios de comunicación; Victor Arciniegas, sacerdote; Francisco Andrade, pensionado docente; Eduardo Ordoñez, sacerdote San Francisco; Graciela Chicunque, líder indígena del mpio. de Colón; Ignacio Revelo, Comerciante; Herminia Arboleda, Lider comunitaria de Santiago; Lucy Ortiz, líder comunitaria de San Francisco; 2 delegados de las comunidades ubicadas sobre el trazado de la vía.

Manifiestan que a la fecha han recibido 3 informes de avance de la obra y 3 informes de los avances del PMASIS, aseguran que la obra por ese frente de trabajo avanza normalmente y sin problemas. Para ejercer su actividad reciben apoyo por parte de la Alcaldía Municipal de San Francisco que aporta la oficina de la veeduría y la Alcaldía Municipal de Colón quien suministro el mobiliario de oficina y equipos mínimos para desarrollar la actividad. Ω

… Espere Parte II

Google