Crónica de un asesinato muy anunciado.

Google

Elkin de Ángel Williams (q.e.p.d)

Nacido en la ciudad de Bosconia en el departamento de Cesar, Elkin de Ángel Williams se convierte en el personaje de esta historia, que relataremos enmarcada en su trágica muerte. Dejaremos en el inconsciente colectivo que las conclusiones y opiniones se eleven por los aires y en sus conciencias.

De familia de estrato medio  este músico  y compositor, con una gran capacidad de improvisación, arreglaba canciones de todos los matices. Se cansó quizá de la vida que le había tocado cuando a cada pueblo que visitaba en su vida de nómada y andariego, llegaba a un lugar particular, la parroquia. Fue allí donde también llegó por primera vez a Puerto Asís. El porque? Muy sencillo.  Era donde interpretaba sus canciones y donde confiaba sin bacilar del cura párroco, que como el decía, son buenas personas y me relacionan con personajes y personalidades del pueblo.

Era hombre, vivarachero, descomplicado y con semblante de un buen costeño casi cachaco. También era un intermitente completo, nunca estuvo por largo tiempo en la ciudad. Visitaba otras ciudades y se movía en el ambiente del teatro, el cine, el mercado de las pulgas. En los últimos años se dejó llevar por las amistades y a veces por el vicio, pero eso, siempre caballero.

Publimayo

En la última etapa de su vida, se empieza a enfrentar en una novela con capítulos insospechados y reveladores. Es así como el 25 de enero de 2008, radica una denuncia por narcotráfico en la campaña política a la alcaldía y en contra de quien en su momento era su jefe político inmediato. Pasaba el  mes de agosto de 2007, cuando acompañaba la campaña liberal. Por aspectos que según él fueron incumplimientos del político, decide desertar y acompañar en la recta final al otro contendor de tendencia conservadora y pasados tres  después de la elección del alcalde lo denuncia. Una semana antes a la elección, muere la hermana del candidato conservador y otra mujer tras un “atentado en la sede política”. Esa denuncia se radica en la Dirección Seccional de Fiscalías. Pero es el 2 de julio de 2008, nuevamente ratifica la denuncia y alega  que no ha existido avance en el proceso.

En la queja destaca los nombres de  46 personas, con sus nombres reales y otros por sus alias y argumenta que a esa campaña ingresaron dineros del narcotráfico, de igual manera habla  sobre delitos electorales y configura el concierto para delinquir.

Pasa el tiempo y luego de catorce meses, interpone una denuncia en la fiscalía, en la Sección de Gestión Documental, donde radica su queja por amenaza de muerte el 15 de septiembre de 2009.  El texto que se expone denuncia que fue amenazado por el hoy alcalde de Puerto Asís el 10 de septiembre de 2010, en un avión de Satena, que salía para Bogotá.

Desde allí desapareció por un tiempo de Puerto Asís y regresa para acompañar la campaña política de Amparo Piedrahita a la Cámara de Representantes por el Putumayo. Adquieren un espacio radial, donde aparentemente se hablaría de la campaña por cerca de 40 días. Ese espacio fue utilizado para “denunciar” hechos relacionados contra la administración municipal, el alcalde y la problemática local. Esos señalamientos exigieron que el alcalde de Puerto Asís, contratara espacios radiales tres antes de las elecciones para limpiar su imagen.

Tras la pérdida de la candidata y no alcanzar la curul, nuevamente desaparece de la escena política y semanas antes a la primera vuelta presidencial reaparece apoyando la campaña verde en Puerto Asís. Muestra de eso se subieron sendos videos en Youtube.

Solicitó seguridad para su vida y la policía expide  recomendaciones de seguridad para su integridad personal, desde el doce de julio de 2008. Durante 2009 en hechos que no fueron muy claros,  sufrió un atentado con arma de fuego, de donde resultó ileso.

Hace alrededor de dos meses, fue informado que su vida corría peligro y que lo irían a asesinar, a manos de un “grupo indeterminado de muy alto nivel y por encima de las organizaciones del narcotráfico”. ¿Pero cuál? Poca atención puso a esa advertencia que le fue allegada por amigos.

Su muerte llega a manos de un criminal “aparentemente profesional” según como algunos testigos narrar la acción, a menos de 200 metros de la Estación de Policía y con la mayor confianza del mundo: “Lo aborda su asesino de a pie” y  le dispara dentro del vehículo que hacía perifoneos. La muchedumbre abarrota el lugar, pero nadie se atrevió al menos a llevarlo al hospital, como siempre pasa. Un año exacto después de interponer la denuncia por amenazas de muerte, fallece  el compositor de canciones a Puerto Asís y su feria. Deja una niña de seis años como hija, en una mujer con la cual ya no vivía. El hombre de Bosconia Cesar muere a los 36 años de vida, sabiendo que en cualquier momento lo iban a asesinar…sólo era cuestión de tiempo? Dio como se dice en el argot popular “papaya” a su asesino que logró su cometido? Quien es el verdadero criminal que ordenó su muerte?…pronto se sabrá!

Google

Los comentarios están cerrados.