Confirmada la muerte del ciudadano Italo-Venezolano desaparecido en el Valle de Sibundoy

Bruno Ruglio (qepd)

De acuerdo a información suministrada por Carmelo Ruglio, hermano del ciudadano Italo-Venezolano Bruno Ruglio, desaparecido desde el 23 de Febrero en la Vereda Villaflor en Sibundoy Putumayo., el cuerpo descuartizado y en avanzado estado de descomposición que se encontró el pasado 28 de abril en el sector de la Garganta de Balsayaco (Municipio de Santiago),  luego de realizar las respectivas pruebas de ADN, pertenece a Bruno Ruglio.

Los primeros indicios que daban cuenta que el cuerpo encontrado era de Bruno fue las prendas que aun llevaba puestas, pero por el estado de descomposición, en que se encontraba, decidieron los familiares realizar con medicina legal las respectivas pruebas de ADN:

La Fiscalía en el Putumayo, por este caso, arrestó a dos personas a las cuales señalan de tener relación con la desaparición y posterior muerte de Bruno Ruglio.

Según Germán Ordoñez Plata, director seccional de fiscalías de Putumayo, los detenidos, fueron las personas que tuvieron el último contacto con Breuno  el día que desapareció. Los  capturados actualmente permanecen detenidos en la cárcel judicial de Mocoa, mientras avanza el proceso judicial por el cual se les imputa el delito de desaparición forzada.

Estas personas trabajaban con el supuesto Taita Crispín Chindoy, el cual prometió a mi familia, curar a Bruno cuando dirigía una toma de Yagé en Malta (Europa), pero alegó que teníamos que ir a Colombia para realizar el tratamiento., afirma Carmelo Ruglio en su comunicación

Luego, cuando mi hermano desaparece, a los dos meses se presenta Crispín Chindoy en el cabildo indígena de Sibundoy, y delante de las autoridades reconoce que no es Taita, ni Médico Tradicional, cuando el se anuncia en las redes sociales y Facebook como “Taita Crispín Chindoy”, de la etnia Indígena Kamsá, continúa diciendo Carmelo Ruglio.

El señor vive viajando a Europa y cobra 800 euros para tomas de yagé en Sibundoy y así trajo a mi hermano, engañándolo, que lo iba a curar con la esquizofrenia, le retiró sus medicamentos recetados por el psiquiatra y el guía que trabaja con el lo puso a trabajar y el segundo día mi hermano despareció cuando se encontraba en la vereda Villa flor, en un terreno de propiedad del “Taita Crispín”, en compañía de la familia del supuesto guía.

Mi hermano fue asesinado y al parecer descuartizado y tirado en una quebrada de la zona de Santiago; solo espero que nunca más, nadie pase por lo que vivimos nosotros como familia, por la estafas de los supuestos tantas que viajan por Europa, buscando el dinero de los demás sin ningún escrúpulo, concluye Carmelo Ruglio, hermano del ciudadano italo-venezolano Bruno Ruglio.

 

Share This Post