Ecopetrol avanza en el retiro de válvulas ilícitas en el OTA

En lo corrido de 2018, un total de 291 válvulas ilícitas han sido desmontadas por parte de personal de Ecopetrol a largo de los 305,6 kilómetros del Oleoducto
Trasandino (OTA), con el fin de evitar afectaciones a las comunidades y al medio ambiente del área de influencia de este sistema de transporte.

Dichos artefactos son instalados de manera artesanal directamente sobre el tubo durante su operación para desviar el fluido hacia instalaciones clandestinas donde
se procesa de forma rudimentaria e ilegal. Allí los grupos al margen de la ley, usan el 30% del hidrocarburo sustraído y el resto es vertido a las fuentes hídricas.

Con corte al pasado 28 de mayo, los delincuentes se han apoderado de 100.442 barriles de crudo mediante la instalación de válvulas ilícitas. En 2017, 259.870
barriles fueron atribuidos a pérdidas como consecuencia de estas conexiones fraudulentas.

Entre 2014 y 2017 fueron retiradas 2.686 válvulas ilícitas (ver tabla). El 2015 fue el año donde se identificaron el mayor número de conexiones ilegales en este
oleoducto, que inicia su recorrido en Orito (Putumayo) y finaliza en la Terminal Marítima en Tumaco (Nariño).

Si bien Ecopetrol tiene definidos robustos Planes de Contingencia que le permiten atender de manera oportuna las eventualidades generadas por la presencia de
estas válvulas, también desarrolla campañas para sensibilizar a las comunidades sobre las consecuencias que tienen para ellas mismas y el medio ambiente, las actividades ilegales en el OTA.

El Oleoducto Trasandino es de propiedad de la filial Cenit y su operación y mantenimiento está a cargo de la Vicepresidencia de Transporte y Logística de
Ecopetrol.

Share This Post