Corpocampo del Putumayo, gana el Premio negocios para la paz de Oslo 2018

Edgar Montenegro, gerente y cofundador de Corpocampo

Mocoa/Colprensa

La Business for Peace Foundation anunció en la mañana del pasado 28 de marzo a los líderes que trabajan por la construcción de paz alrededor del mundo, quienes recibirán el Premio negocios para la paz de Oslo 2018.  Edgar Montenegro, gerente y cofundador de Corpocampo es uno de los tres ganadores reconocidos por contribuir de manera excepcional a la construcción de paz a través de la producción sostenible de açaí y palmito en regiones afectadas por los cultivos ilícitos de Colombia.

El reconocimiento premia a los negocios inclusivos que resuelven problemáticas sociales y contribuyen a la construcción de una paz sostenible.

Para ello, un comité independiente, integrado por premios Nobel seleccionó a los empresarios que serán reconocidos junto a Montenegro en Oslo el próximo 16 de mayo durante la Cumbre anual de negocios por la paz.

En la versión 2018, también serán premiados Lori Blaker de Estados Unidos, presidenta de TTi Global y Martin Naughton de Irlanda, fundador de Glen Dimplex Group.

Desde 2003, Corpocampo trabaja de la mano con comunidades campesinas, indígenas y afrocolombianas de Chocó, Guapi-Cauca, Tumaco y Putumayo generando encadenamientos productivos que garantizan una alternativa de empleo digno y precios justos.

A la fecha, la empresa beneficia a cerca de 1.300 familias y 240 mujeres cabezas de hogar.  El 80% de las ganancias de la empresa retorna a las comunidades.

Para mí es importante asegurarles a los campesinos con los que trabajamos que todo el açaí y palmito que producen tiene oportunidades de mercado. En Corpocampo creemos que es a través de alianzas para la producción sostenible que logramos construir paz“, manifestó  el economistaMontenegro.

Su nominación fue presentada a través de la plataforma global BCtA, cuya secretaria es liderada por el PNUD, la cual busca acelerar el progreso frente a los Objetivos de Desarrollo Sostenible, invitando y apoyando a las empresas a desarrollar modelos de negocios inclusivos que sean comercialmente exitosos, y que a su vez generen desarrollo para las comunidades que viven en condiciones de pobreza.

“Estoy orgulloso del trabajo que hemos venido haciendo desde hace varios años en Corpocampo.  Es muy gratificante recibir un reconocimiento por la labor que hacemos en lugares en donde la situación de pobreza e inseguridad es muy distinta a la de la capital y que podríamos llamar la otra Colombia.   A pesar de que muchas veces es difícil hacer negocios en medio de la selva por la falta de infraestructura y la presencia de grupos armados y narcotraficantes, sabemos que lo que hacemos en Corpocampo asegura el bienestar de 1.300 familias y tenemos un compromiso muy grande con ellos”, aseguró Montenegro, que es economista de profesión nacio en Puerto Asís y que junto con su familia le ha apostado a esta empresa con empeño y con la ayuda de la misma comunidad.

Corpocampo es miembro de BCtA desde agosto de 2017. Como parte de su compromiso social, esta empresa que cuenta con negocios en Colombia y el exterior, se comprometió a integrar a 600 nuevas familias en su cadena de valor.

El propósito es que para 2020 haya nuevos productores de palmito de açaí que cuenten con medios de vida sostenibles y que los beneficios de la paz lleguen a todo el país.


Share This Post