Lök Foods, la empresa que hizo cambiar coca por cacao

La compañía colombiana exporta a ocho países y tiene entre sus metas crecer más del doble este año.

a etapa de posconflicto por la que atraviesa Colombia se está convirtiendo en una oportunidad de oro para los empresarios, quienes ahora tienen disponibles más recursos y más talento humano para que sus organizaciones crezcan.

Ese es el caso de Lök Foods, una firma que nació hace apenas cuatro años y ya exporta a ocho países y tiene la expectativa de duplicar sus ventas, que este año van llegando a los $4.000 millones, con una producción mensual de 10 toneladas de cacao.

Su secreto ha sido el trabajo con las comunidades afectadas históricamente por el conflicto, que, en algunos casos, decidieron cambiar sus cultivos de coca por el de cacao de alta calidad. Y, en otros casos, mejoraron sus técnicas de siembra para producir materia prima con calidad de exportación.

Alberto Henao, gerente de Lök, habló con Portafolio sobre sus perspectivas para continuar creciendo y seguir siendo un motor de desarrollo que, junto con el apoyo de la Fundación Alcaraván, han impactado a más 1.300 familias.

¿Cómo nació la empresa?

Fundamos la compañía cuando Carolina Angulo (cofundadora) y yo nos dimos cuenta que Colombia produce los mejores cacaos del mundo pero no se le estaba dando un valor agregado. Nuestro objetivo siempre ha sido darle otro significado a nuestro chocolate, para que no sea considerado como una golosina sino como un súper alimento.

¿En qué consiste su iniciativa para cambiar los cultivos ilícitos por cacao en Arauca?

Uno de los grandes problemas que tiene el agro colombiano son los altos costos de producción y la baja rentabilidad de los cultivos, lo que deja un gran espacio para el nacimiento de cultivos ilícitos.

En ese sentido, una de las grandes propuestas que tenemos es generar valor a la hora de trasformar el grano de cacao para que, de esa manera, los pequeños cacaoteros vean una alternativa legal y rentable a la hora de sembrar el fruto.

¿A cuántas personas impacta actualmente el programa?

Con la fundación El Alcaraván estamos beneficiado a más de 1.300 familias cacaoteras de la región de Arauca. El objetivo es seguir creciendo en el número de familias que se unan al programa, con el fin de que reciban asesorías técnicas, tanto de cosecha como en la poscosecha.

Además de Arauca, hay otras zonas anteriormente afectadas por el conflicto que todavía tienen cultivos de coca. ¿Esperan llegar a más territorios? Por el momento, el departamento foco del programa es Arauca pero no descartamos que podamos aplicarlo en otras regiones de Colombia. En la actualidad estamos trabajando en 1.200 hectáreas como nueva siembra. Y en más de 500 hectáreas han mejorado su producción.

¿De donde proviene la mayor parte de la materia prima de Lök Foods? ¿Esperan incrementar su porcentaje de cultivos que antes eran de coca?

El 80% de nuestra materia prima proviene del Arauca y el 20% restante proviene de Tumaco. Podemos garantizar que el 100% de nuestro cacao es cacao fino de aroma. Y eso es importante porque solo el 8% de la producción mundial es de esta variedad.

¿Cómo es el proceso para que la materia prima de los nuevos cultivadores tenga la calidad ‘premium’?

Logramos que toda la genética de los clones que usamos sea del modelo araucano y, con el trabajo de compra con la fundación El Acaraván, logramos siempre mantener la mejor calidad del grano a la hora de procesarlo.

¿Cuántos empleados tienen?

Estamos trabajando con dos empresas, una es la Fundación Alkaraván, que es donde estamos trabajando en Arauca; allí generamos 50 empleos directos y tenemos una segunda planta en Bogotá, donde tenemos otros 50 empleos. Todas son madres cabeza de familia.

¿Cuáles son los planes de crecimiento de Lök Foods en el país?

Nuestro modelo de negocio es enamorar a Colombia y a otros países con el mejor cacao. Queremos que el país sea tan reconocido por el cacao como lo es con el café. Con esta filosofía, nuestro éxito nos ha llevado a que hoy exportemos a más de ocho países. Con eso, la estrategia para este año es expandirnos y posicionar nuestra marca.

¿A qué países exportan? ¿Planean llegar a más países?

El primer país en exportación es Chile, seguido de México, Japón, Australia, Reino Unido, República Dominicana y Canadá. A todos llegamos a través de retail, excepto Canadá, que es food service.

El objetivo de este año es posicionarnos mucho más fuerte en México, Australia y Japón. Y seguir la misma dinámica que tuvimos en Chile, pues en solo un año logró llegar al primer puesto de exportaciones.

¿Cómo cerraron el 2017 y cómo esperan cerrar el 2018?

El 2017 fue un año muy bueno para nosotros, pues tuvimos un crecimiento en ventas del 150%. Con esa tendencia, en el 2018 la idea es poder multiplicar nuestras ventas 2,5 veces las que registramos el año pasado.

CHOCOLATE EN VIVO

Como aliada de Carulla, Lök será parte del segundo FreshMarket en Bogotá, que tiene la cadena de supermercados. La iniciativa, según explica la organización, tiene el objetivo de servir como vitrina de los productos colombianos. 

Una de las estrategias de Carulla es la creación de un centro de experiencia de chocolate, en donde se ofrecerá, por primera vez en un supermercado, barras de chocolates hechas en vivo con los ingredientes deseados por los clientes.

El centro fue creado de la mano con Lök, que actualmente es proveedor del supermercado y que trabaja en cosechas cultivadas en tierras sustituidas, transformando el cacao de origen colombiano en productos de chocolatería de alta calidad, resaltó la marca premium del Grupo Éxito.

María Camila González
marola@eltiempo.com

Fuente : Portafolio

Share This Post