Consejos prácticos para mantenerse saludable durante un viaje

Seguramente cuando sale de viaje, los hábitos de su rutina para mantenerse saludable comienzan a perderse. Las comidas que elige ya no son tan sanas y la actividad física que realizaba con frecuencia ahora es casi nula. Por eso, es posible que cuando vuelva a casa lo haga con unos kilos de más y una gran sensación de pesadez. Sin embargo, es posible salir de vacaciones y seguir cuidando la salud. A continuación, le damos algunos consejos para que pueda mantenerse saludable.

Ingerir alimentos sanos

Si bien está de vacaciones y puede permitirse probar comidas más sabrosas, no todas deberían ser altas en calorías. Afortunadamente, al elegir un plan de viaje vienen incluidos desayunos o almuerzos buffet que permiten optar por platos más livianos. En los desayunos es recomendable consumir yogurt, cereales o frutas, y en los almuerzos o cenas elegir pescados y verduras.

Practicar su rutina de ejercicios

A la orilla del mar, el atardecer puede ser un momento ideal para trotar, caminar y hacer ejercicios al aire libre. Chequee si su hotel cuenta con gimnasios, canchas de tenis u otros deportes y no tendrá que ir muy lejos a hacer sus rutinas. Además, si no conoce el lugar que visita puede recorrerlo en largas caminatas y de esta manera también estará ejercitándose.

Mantenerse hidratado

El agua es fundamental para llevar adelante una dieta saludable y hacer entrenamiento. Lleve siempre consigo una botella.

Tener cuidado con los restaurantes “todo incluido”

Si concurre a estos sitios probablemente se sirva un plato detrás de otro, ya que podrá hacerlo sin ningún recargo. Si todo el grupo decide asistir a uno de estos restaurantes, está bien aprovecharlos pero moderando las cantidades e intentando elegir las comidas acordes a una dieta saludable.

Buscar un aliado

Si viaja acompañado, lo ideal sería que aquella persona también tenga planeado cuidarse y que puedan hacerlo juntos. Así, no estará solo al momento de realizar los ejercicios y, a la hora de elegir la comida, no se verá tentado con los platos que su compañero elija.

Practicar otros deportes

Al viajar puede encontrar algunos deportes nuevos para practicar: si va a la playa, el buceo, el fútbol o el vóley en la arena son buenas opciones. Esto permitirá no tener que encerrarse en un lugar a realizar un entrenamiento y también puede ser muy divertido y menos trabajoso.

Cuidarse pero sin obsesiones

Si bien es importante realizar ejercicios y comer sano, las vacaciones también son para disfrutarlas. Por ello está muy bien deleitarse con algún plato típico, o simplemente tomarse un rico helado cuando vaya de paseo. Del mismo modo, no es un crimen si algún día no realiza ejercicios y desea quedarse descansando. Es bueno cuidarse, pero también disfrutar del viaje.

Share This Post