Psiquiatría – Psicología Salvando vidas, Curando almas

Muro I.E. Pio XII

Por: Jesús Ernesto Anacona Delgado

Te voy hacer una pregunta:

– ¿Si te digo que hay un viaje a un lugar inimaginable donde encontraras muchísimos problemas que deberás resolver uno a uno para dar el siguiente paso,aunado a eso, te digo que el trayecto del viaje serán pocas las veces que sonrías porque el camino está inundado de tristezas, melancolías inmensas…y cuando pienses que todo terminó un nuevo camino te espera…aventurarías hacer ese viaje?

Tal vez tu respuesta sea negativa, para lo cual es necesario decirte que hay quienes se atreven a ese viaje, son personas que reparan, curan, alivian, remedian…siendo éstos algunos sustantivos como las identificamos;a ellas acudimos para solventar nuestras necesidades. Profesionales certificados como idóneos, capaces, competentes, cruzaronmonumentales enjambres de conocimiento para entender las miles de bitácoras que deberán navegar.

Muro I.E. Pio XII

He conocido a esos viajeros, poseen habilidad suficiente para sumergirse en mares llenos de muchísima turbulencia; como galeón llevan conocimiento, su brújula la experiencia. Los he visto batallando con monstruos invisibles que devoran la tranquilidad de hasta el más valiente, las he observado derrotando engendros enigmáticos que atacan desde al pequeño hasta el más grande, al más joven, al más longevo, al rico, al pobre…así mismos.

Me atrevo a pensar que a medida que la humanidad se deshumaniza, el creador supremo, arrojó una nueva oportunidad para lograr que el mundo sea salvo, un mecánico experto en utilizar la mayéutica y otros artificios para vencer la oscuridad malévola, un sanador de lo invisible, un reparador de almas.

Sus palabras son sinfonías que se acoplan al pentagrama confuso de su interlocutor, no se trata de cambiar los acordes de su melodía sino de enseñarle a componerlos, armonizarlos, lograr que sean concordantes en un mundo lineal, inmisericorde, soberbio.

En ocasiones los ojos engañan, los oídos ensordecen,sentimos de más…se puede testificar sobre actos incoherentes, sobre verdades inciertas y bajo la gravedad del juramento escuchamos testimonios inverosímiles de personas que catalogamos inmediatamente de no cuerdas; ¿pero qué pensaríamos, si esa persona es nuestra esposa, hijo, novia, amigo, conocido, compañero o somos nosotros mismos?- ¿Qué decisión o actitud tomaríamos?…he ahí la cuestión.

tomada de https://psicologiayempresa.com/historia-de-la-psicologia.html

Si eres demasiado compasivo terminaras siendo parte de un paisaje que no es tuyo; si eres prevenido,  entonces solo observaras, escucharas, no marcaras diferencia. El punto medio es una quimera, no hay decisiones acertadas, no hay fórmulas mágicas que te permitan  afrontar el camino que decidiste recorrer.Solamente la fe en Dios, cualquiera que sea la idea de Él,y la voluntad de ayudar a curar enfermedades etéreas, lenguajes extraños y lágrimas confundidas en caras sonrientes, que otros ignoran, aíslan, lapidan.

Caminando sobre un laberinto infinito de posibilidades, examinando pliegos en blanco o atiborrados de información inconclusa…escuchar muchísimo,llevandoepístola detallada de todas esas contrariedades, y tomar decisiones más allá de lo posible e improbable, es lo que hoy llamamos Psiquiatría, Psicología.

Para Dr. Carolina Londoño Ossa, Con mucho cariño y aprecio

Imagen 1 y 2 Muro I.E. Pio XII

Imagen 3 tomada de https://psicologiayempresa.com/historia-de-la-psicologia.html

Mocoa Putumayo – 25 de noviembre de 2017.

Share This Post