“No podemos seguir talando árboles así porque sí”

Por : Arcadio González Ardila*

Esa parece ser la conclusión de la tala indiscriminada del bosque tropical en municipios como San Vicente del Caguán, Cartagena del Chairá y Solano, en el departamento del Caquetá, que en conjunto suman más del 35 por ciento de toda la deforestación a nivel nacional.

Estos tres municipios, según Visión Amazonía, son considerados como “los campeones” de esta crisis ambiental en Colombia.

Sin embargo, ponerle freno a este ecocidio requiere de un plan integral de acción conjunta, pues no se trata solo de medidas represivas o de mayor monitoreo de esa región, sino que demás además se necesita de inversión en zonas en las que hasta hace un par de años el Estado fue cooptado por la guerrilla de las Farc.

comandante de la VI División del Ejército-con Jurisdicción en Caquetá, Putumayo y Amazonas-, Brigadier General César Augusto Parra León

El comandante de la VI División del Ejército-con Jurisdicción en Caquetá, Putumayo y Amazonas-, Brigadier General César Augusto Parra León, señala que parte fundamental de esa estrategia debe apuntar a “llegarle a la comunidad con una comunicación efectiva”.

¿Es muy alta la deforestación en su jurisdicción?

La deforestación tiene un nivel alto de afectación en la Amazonía, en especial en los municipios de San Vicente del Caguán, Cartagena del Chairá, Solano, pero estamos trabajando en la visibilización de esta problemática con las autoridades ambientales. Pero ese esfuerzo resulta insuficiente, se requiere de una ofensiva muy grande que permita la participación de entidades, que haya cultura del medio ambiente, que haya mayor inversión del Estado donde tenemos problemas de comunicaciones con las comunidades.

¿Cómo mejorar esas comunicaciones con la comunidad?

Yo creo que hay que hacer una semaforización de las áreas: dónde está el problema y dónde puede llegar el Gobierno, la entidad que corresponda, a generar una comunicación efectiva para que la gente entienda que no puede deforestar, que es un delito y que es una actividad que genera un impacto muy negativo al planeta.

Estamos (el Ejército) en los rincones de la Amazonía, llegamos hasta sitios donde ni siquiera tiene vías de comunicación, entonces la gente se siente en libertad de deforestar.

¿Hay desconocimiento sobre los delitos penales por deforestación?

Sí, necesitamos en la Amazonía una fiscalía fuerte, peritos especializados en este tema, se requiere de la cultura de lo ambiental para que una persona que sea capturada no quede libre.

¿Cuál es el rol del Ejército Nacional en esta lucha contra la deforestación?

Es una línea estratégica de apoyo a las autoridades ambientales y decontrol institucional del territorio para motivar a la gente y a todas las entidades a que haya una acción unificadaen beneficio de esta Amazonía que requiere mantenersecomo el pulmón del mundo, no podemos seguir talando árboles así porque sí.

¿Hay posibilidad de revertir esta problemática?

Pues en nuestra jurisdicción estamos trabajando en esto con el Ministerio del Medio Ambiente y todas las instituciones del Estado para que haya una nueva cultura en favor de nuestra Amazonía.

* Arcadio González Ardila

Editor de Contenido de la Gran Alianza contra la Deforestación, proyecto del Ministerio de Ambiente y Desarrollo Sostenible y la Embajada de Noruega

Share This Post