Con Minga de reconciliación y paz, comunidad de El Placer (Putumayo) reconstruye su tejido social

(@URestitucion). Sin reparos, los habitantes de la inspección El Placer se reunieron en el coliseo de la jurisdicción para emprender la construcción de un kiosco que será utilizado como espacio de diálogo y promoción del territorio.

La iniciativa es el resultado de un trabajo que, por dos años, ha liderado la Unidad de Restitución de Tierras (URT), en Putumayo. Mediante la metodología de diálogo constructivo se busca que tanto la comunidad como la institucionalidad cuenten con herramientas que permitan un diálogo con alcances, con reglas, traducido en compromisos y acuerdos.

Para David Narváez, director de la URT en Putumayo, la Minga por la Reconciliación y la Paz es un acto simbólico poderoso. “La minga nos devuelve la oportunidad de reunirnos por el bien común, nos lleva a las raíces de la verdadera construcción de la ciudadanía, de la importancia de lo comunitario y lo colectivo, de la relación entre vecinos y amigos y el compartir de experiencias. Esta minga le dice a la comunidad y a la institucionalidad que se puede reconstruir un territorio si se tiene voluntad”.
La minga contó con varios frentes de trabajo los cuales estaban enfocados, al desyerbe, la siembra de árboles y plantas; a la construcción del kiosco; a la construcción de la parrilla; y a la olla comunitaria: un sancocho que le puso sello al cierre de la actividad.

Los pasos de la reconciliación

La estrategia de reconciliación de la Unidad de Restitución de Tierras fue construida para consolidar la paz y favorecer la sostenibilidad de los procesos en las regiones a donde ha llegado esta política.
La metodología cuenta con un enfoque de acción sin daño que se encuentra implícito en varios procedimientos, liderados por la entidad. Además, han sido promovidos los diálogos constructivos con los cuales se busca la transformación de conflictos, cuyo énfasis es tender puentes que posibiliten la comunicación entre diferentes actores, así como la reconstrucción de relaciones de convivencia y la colaboración.

En este sentido, en 2016 fueron realizados varios acercamientos con la Policía y el Ejército. En 2017, desarrollado el primer taller preparatorio con la Policía, el Ejército y la comunidad. En 2018, la minga de reconciliación y perdón promueve el trabajo conjunto.

Una historia para no repetir

La inspección el Placer está ubicada en el sur de Putumayo, en zona de frontera con Ecuador. Su privilegiada posición geográfica y la riqueza de su suelo se convirtieron en factores atractivos para los actores armados ilegales. La proliferación de cultivos de coca, el tráfico de armas y la presencia de narcotraficantes cercenaron a una población que tenía un enorme potencial productivo. Los frentes 48 de las Farc y el Bloque Sur de las Autodefensas Unidas de Colombia le cambiaron la cara a esta población que ahora, con la resiliencia de su gente y el apoyo del Estado, emprende el camino para consolidar la paz.

Share This Post