Uno de cada diez diplomas académicos en Colombia es falso

La cifra sorprende: uno de cada diez títulos académicos que se presentan en el país para acceder a un puesto de trabajo resulta ser falso.

Así lo determinó un estudio adelantado por la firma Competencia Humana terminado en marzo de este año.

La empresa revisó 15.000 documentos, entre los cuales se detectaron 2.235 títulos falsos, lo cual equivale al 14,4 por ciento.

En el 2008, esta compañía llevó a cabo el mismo estudio, pero revisó 6.000 documentos presentados por candidatos a ocupar puestos de trabajo en todo el país. En ese momento se detectaron 300 títulos falsos, lo cual corresponde al 5 por ciento. En otras palabras, por cada 20 diplomas presentados por estas personas uno fue falso.

“El comportamiento manifiesto en la falsificación de un documento público, como lo es un título académico o una certificación laboral, habla del alcance que puede tener una persona en escenarios donde tenga la oportunidad de mentir o engañar”, comenta la empresa.

De ahí la importancia de que las compañías presten mayor atención a este fenómeno y encaminen esfuerzos para reducir el riesgo de contratar a una persona con documentación falsa.

Según los análisis de Competencia Humana, el 65 por ciento de títulos falsos corresponde a diplomas de bachillerato, el 21 por ciento a diplomas técnicos y tecnológicos, y el 14 por ciento a títulos profesionales y de especialización.

Este estudio también encontró que el 20 por ciento de los documentos falsos correspondían a entidades académicas ‘fantasma’, que nunca han existido, y en el 15 por ciento de los casos se evidenció complicidad entre el falsificador y empleados de las instituciones educativas de las cuales provenía el título académico.

En esta ocasión se detectaron diferencias significativas según el género, ya que de la población con diploma falso, el 65 por ciento corresponde a hombres y el 35 a mujeres. Hace tres años, el porcentaje era 45 ellas y 55 ellos.

En cuanto a la edad, el 15 por ciento de la población con diploma falso está entre los 18 y 30 años; el 60 por ciento entre 31 y 40 años, y el 25 por ciento de 40 años en adelante.

Estas personas tienen en promedio tres experiencias laborales, lo cual indica que tres diferentes fueron engañadas.

La actitud delata a los candidatos que han alterado los documentos

Sólo el 15 por ciento de los candidatos mostró aceptación del fraude

y ofreció disculpas por la situación.

Durante el proceso de verificación de los documentos se encontró que las personas con documentos falsos tuvieron actitudes comunes en el momento de la entrega de estos documentos.

* Comportamiento afable: excesiva amabilidad, firmeza en la comunicación, aceptación de las condiciones de verificación de títulos académicos, comentarios que presuponen poco éxito a la hora de hacerlo como robo, extravío, mudanza, incendio, inundación, clausura y desconocimiento del paradero de la institución educativa.

* Comportamiento acartonado: en el momento de la entrega de los documentos, los candidatos tenían expresión rígida y limitada, evadían el contacto visual, tendían a tocarse la cara y a manifestar conductas de escape, como alegar que tenían afán u otra cita.

* Comportamiento de soborno: se dieron intentos de soborno y se escucharon solicitudes para pasar por alto la falsedad, volver a iniciar el proceso y entregar otros documentos, borrar de la hoja de vida el dato sobre el nivel académico, entre otros.

Una vez identificados los diplomas falsos, se realizó una confrontación con los candidatos. El 85 por ciento de la población tuvo actitud de negación, evasión del momento y agresividad.

Sólo el 15 por ciento restante mostró aceptación, ofreció disculpas y pidió consejos para modificar su comportamiento.

Tomado de : Portafolio

Share This Post