Antioqueña enseña a la comunidad de Mocoa a vivir con el duelo

La culpa es el sentimiento más frecuente que carcome el alma de quienes viven situaciones dolorosas como la ocurrida en Mocoa.

A sus 25 años, Laura Henao,  lo dejó todo para ser voluntaria en Mocoa-Putumayo luego de la avalancha de tierra que sepultó a centenares de personas la noche del 31 de marzo de 2017.

“Soy psicóloga. Antes de estar en Mocoa, estuve con las personas que perdieron también a sus seres queridos en Salgar- Antioquia. Allí hicimos un plan piloto para ayudarlos a superar el sentimiento de culpa”, cuenta.

La culpa, explica Laura, es el sentimiento más frecuente que carcome el alma de quienes viven situaciones dolorosas como la ocurrida en Mocoa.

“Las personas se culpan por lo que hicieron o no pudieron hacer en el momento de la avalancha. Se reclaman porque no alcanzaron a tomarle la mano a un familiar o no intuyeron lo que iba a ocurrir”, afirma.

Laura es de mediana estatura, su voz es un llamado a la tranquilidad que le ayuda a generar empatía con los relatos de dolor que escucha casi a diario.

“Hay historias muy fuertes, muy trágicas pero la resiliencia del ser humano es hermosa. Tengo casos de personas que aún con todo lo que les pasó, ahora son líderes en sus barrios y ayudan a otros”, dijo.

Laura,  empezó como voluntaria en Mocoa y ahora trabaja para la Cruz Roja Colombiana, dice que no sabe que le deparará el destino, lo que sí tiene claro es que desea seguir ayudando y empoderando a las personas que viven con dolor y culpa.

“La gente dice que el duelo se supera, pero no. Un duelo no se supera, se vive con él. El reto está en vivir con ese dolor y darle un nuevo significado para que aporte de manera positiva a nuestras vidas. Finalmente que nos apalanque la vida”, asegura Laura.

Tomado : RCNRAdio

Comentarios en Facebook

Comentarios

Powered by Facebook Comments

Debe ingresar para enviar un comentario Ingresar