Advierten que no se puede aumentar lista de damnificados de Mocoa

El ministro Camilo Sánchez recorrió ayer las obras de construcción de viviendas y del acueducto en el municipio de Mocoa, Putumayo.
Foto: Ministerio de Vivienda

A dieciséis días de cumplirse el primer año de la tragedia de Mocoa, ciudad en el sur de Colombia que fue devastada por el desbordamiento de las quebradas que la cruzan, el Gobierno Nacional destacó el avance de las obras de reconstrucción y les salió al paso a los reclamos de un sector de esa población en el Putumayo.

Precisamente, este viernes, algunos líderes de la región, entre miembros de juntas de acción comunal, concejales y diputados, reclamaron porque aún no se han empezado a entregar viviendas y cuestionaron que en un año a penas existan 100 casas construidas.

Esos reclamos fueron hechos durante la visita que funcionarios del alto gobierno realizaron este viernes a la población. En ese encuentro se conocieron además denuncias sobre la aparición de invasiones en zonas rurales y solicitudes para que se aumentara el censo de damnificados y se levantaran las restricciones a algunas construcciones en zonas de riesgo.

Una de esas voces fue la del concejal Víctor Manuel Espinoza, quien leyó un documento firmado por varios de sus colegas y en el cual expresan la preocupación por los lotes afectados por la avalancha del 31 de marzo del año pasado, porque ahora quedaron en zona de alto riesgo y no pueden venderlos ni construirlos.

Ante los reclamos, el ministro de Vivienda, Camilo Sánchez, dijo que ningún otro proyecto de reconstrucción en el país ha logrado tanto avance como el de Mocoa. Incluso aseguró que lo que se está haciendo en este municipio es “más importante” que lo que se ha hecho en la reconstrucción de Salgar, Antioquia, golpeado en el 2015 por una avalancha.

El Gobierno, según Sánchez, espera entregar las primeras 100 viviendas el próximo primero de abril y otras 200 en mayo, con lo que se estaría cumpliendo con el cronograma, a pesar de las dificultades que se enfrentaron en un principio. “Aquí no estamos buscando votos, aquí no necesitamos aplausos, aquí lo que necesitamos es cumplirle a la gente la palabra que empeñamos”, aseguró el ministro, quien destacó que los recursos destinados para Mocoa ascienden a 1,2 billones de pesos y que estos no dependen de quién esté en el nuevo gobierno.

Junto con el jefe de la cartera de Vivienda estuvieron en Mocoa los ministros del Interior, Guillermo Rivera, y de Educación, Yaneth Giha, y los viceministros de Salud y de las TIC. Hoy se espera que otros grupos de funcionarios visiten la zona y le hagan seguimiento a los proyectos y programas que sus carteras adelantan allí.

En cuanto a las solicitudes de líderes de la región de aumentar el censo de damnificados, el Minvivienda descartó de plano esta posibilidad y aseguró que en el listado inicial hay 1.209 familias y ya no se pueden agregar más personas. “Me están pidiendo meter más personas en el listado, pues no se puede, la ley es clara. Aquí se hizo ese listado y se incorporaron los que se tenían que incorporar y se cumplió lo que se tenía que cumplir”, afirmó.

El funcionario también pidió no hacerles trampa a las licencias de construcción y recordó que no se pueden permitir las construcciones en zonas de alto riesgo ni en áreas rurales, y advirtió que los subsidios que se han entregado (a través de la Unidad Nacional para la Gestión del Riesgo de Desastres) han sido solo para los damnificados que eran propietarios o quienes estaban en arriendo en el momento de la avalancha.

“Yo no puedo hacer trampa. La ley impide que el Ministerio dé licencias de construcción en lugares de alto riesgo o rurales, nuestro subsidios se entregan en los lugares donde se pueden entregar”, señaló Sánchez, que reiteró que el proceso de reconstrucción de Mocoa no ha sido fácil y que durante este el Gobierno ha buscado la participación de las comunidades afectadas por la tragedia.

Tomado de : ElTiempo


Share This Post